PERMANECE EN FE - PARTE 1 - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

PERMANECE EN FE – PARTE 1

«Si Dios está contigo, te consolará. Cuando Jesús está contigo, Él te consolará. Tu fe es importante. Sólo la fe agrada a Dios». Esas fueron algunas de las palabras con las que el Profeta T.B Joshua abrió su sermón del domingo 30 de marzo del 2008, titulado «PERMANECE EN FE».

De acuerdo con el título del mensaje, el Profeta T.B Joshua comenzó enfatizando la necesidad de permanecer en fe. Señaló que satanás nunca es capaz de ganar la delantera en la vida de un Cristiano una vez que el creyente ejerce continuamente la fe y la justicia de Dios en Cristo Jesús. Dijo: «satanás no tiene nada sobre ti, mientras te mantengas, mientras permanezcas en la fe; satanás no tiene nada sobre ti, mientras tengas la justicia de Dios en Cristo Jesús; satanás no tiene nada sobre ti, mientras no estés clamando a tu propio nombre; él no tiene nada sobre ti, mientras sepas que tienes el nombre de Jesús; satanás no tiene nada sobre ti, mientras sepas que todo el Cielo está ahí para respaldarte».

El siervo de Dios tomó su texto de referencia de Hebreos 11:1, 6, del que observó que «la fe es la evidencia de las cosas que no se ven». Comparó la fe con una semilla plantada por un agricultor, diciendo que el agricultor «cree que está creciendo antes de verla crecer». Hablando más sobre el tema, afirmó que «en Cristo Jesús tenemos una evidencia perfecta para la fe, es decir, la fe en la obra terminada de nuestro Señor Jesucristo». Como tal, es posible para cualquier hombre o mujer, explicó, deshacerse de su duda «mirando firmemente sólo a la evidencia que Dios tiene para nosotros, que tiene para nuestra fe». Dijo: «viendo sólo lo que Dios dice, producirá y aumentará tu fe». En ese sentido, el Profeta T.B Joshua señaló las ventajas de abrazar el «nuevo orden» de Cristo, que da paz, protección, acción, capacidad de hablar en lenguas y poder para predicar no como el mundo lo da. Habló asimismo de las bendiciones deleitosas que provienen de una mirada de fe a Cristo, que resultan incluir «vida, luz, gozo, paz, salud perfecta, de hecho, ¡todo!».

Enseñando aún más, el siervo de Dios destacó la importancia de la fe en lo que respecta a nuestra relación con Cristo, diciendo: «todo en Él exige nuestra fe». Subrayó la necesidad de que la fe sea constante y no esté controlada por los sentimientos, que son intrínsecamente inestables, ya que tienden a estar influidos en gran medida por nuestras circunstancias presentes. En sus palabras: «la fe en uno mismo exige sentimientos. Para que la fe sea constante, debe estar basada en algo con más estabilidad que tus sentimientos».

En cuanto a la implicación de este conocimiento sobre la fe, el hombre de Dios señaló que la seguridad de la salvación no es una cuestión de percepción sensorial, sino de certeza en la promesa de Dios en Su Palabra. Afirmó así: «no te salvas porque sientes que eres salvo. Eres salvo porque pones tu fe en la Palabra de Dios y actúas en ella». Antes de citar Hebreos 13:8, el Profeta T.B Joshua señaló que la Palabra de Dios es lo único que es «constante» y «regular». Por lo tanto, la clave de una relación estable con Dios, dice, es que se base en algo con más estabilidad, es decir, en la Palabra de Dios.  

Para ilustrar aún más el punto, el hombre de Dios leyó de 2 Corintios 5:7 y 2 Corintios 4:18, acentuando la importancia de vivir por fe, al contrario que por vista, y reconociendo que «vivimos por fe cuando reconocemos nuestra unión con Cristo en el Espíritu». Mencionó que la fe «debe ser controlada por la Palabra de Dios, no por lo que vemos, oímos, leemos o por cómo son nuestras circunstancias», y advirtió que el Cristiano cuya fe está arraigada en sus sentimientos es susceptible de ser controlado por las artimañas de satanás.

Después de leer el Salmo 91:15, el Profeta T.B Joshua aseguró a los congregantes la promesa de la presencia infalible de Dios en tiempos de dificultad. Luego les instó a «dejar de enfocarse en las cosas que se ven», sino a «enfocarse en lo que Dios dice de ellas». Por tanto, los Cristianos no deben enfocarse en su situación presente, sino aceptar que Dios siempre tiene un propósito para todo lo que permite en sus vidas. Con esto en mente, el siervo de Dios continuó así «la situación en la que te encuentras puede ser para preservarte para la redención. La situación en la que te encuentras puede ser para fortalecer tu deseo por Dios, y el deseo de uno no puede ser fortalecido por Cristo hasta que seamos capaces de ver la causa de la pérdida de confianza y esperanza en el hombre». Explicó que sólo cuando perdamos la confianza y la esperanza en el hombre seremos capaces de valorar nuestro milagro y conocer la razón del mismo.

Sobre la consecuencia de no ver más allá de nuestra situación inmediata, el Profeta T.B Joshua dijo que, sin duda, nos veremos «atrapados con miedo y pánico». Aconsejó a los congregantes que no se dejaran abatir por sus circunstancias presentes, diciendo: «el hombre que es pobre no es el hombre pobre, sino el hombre sin un sueño». Para ilustrarlo, leyó a continuación el pasaje de 2 Reyes 6:15-17, en el que el Profeta Eliseo oró para que Dios abriera los ojos espirituales de su siervo, de modo que pudiera estar seguro de la presencia de Dios a su alrededor, a pesar del considerable número de sus adversarios.

Para concluir, el siervo de Dios señaló: «si crees en Dios y tienes una actitud de fe absoluta en Él, puedes decir lo que Él ha dicho, puedes hacer lo que Él ha hecho».

El poder de Dios exhibido en la Línea de Oración

Justo antes de comenzar a imponer las manos ungidas sobre las personas en la Línea de Oración, el Profeta T.B Joshua oró: «Padre, te agradecemos por tu misericordia y gracia. Te agradecemos, Señor, por tu favor. Padre, acepta nuestro agradecimiento, en el nombre de Jesús». Luego dijo a los congregantes: «ahora mismo, comienza a dar gracias a Dios por Su gracia en tu vida». A medida que el Espíritu de Dios fluía hacia ellos a través del siervo de Dios, las personas se apartaron de toda forma de enfermedad y dolencia, ¡incluso se deshicieron de sus andadores y otros artículos médicos después de recibir su sanidad en el nombre de Jesús!

Oración Masiva, una petición para que se haga la voluntad de Dios

En la sesión de Oración Masiva, el Profeta T.B Joshua instó a los congregantes a pedir: «Señor Jesús, abre mi entendimiento para que conozca Tu voluntad respecto a mi situación». A continuación, les pidió que confesaran su poder en Jesucristo: «¡Soy justificado! ¡Ya no soy condenado! ¡La derrota y el fracaso son cosas del pasado! ¡He nacido de nuevo! ¡Estoy unido a Dios!».

Oración para los espectadores, ¡sanidad para todos, en todas partes!

Como la oración efectiva no conoce barreras, el Profeta T.B Joshua también oró así por los espectadores de todo el mundo: «Jesús, sana a todos los que están bajo la influencia de esta transmisión. ¡Llena sus casas y bendícelos! ¡Llena sus casas y libéralos! ¡Abre sus ojos, abre su entendimiento para que conozcan Tu voluntad respecto a su situación! ¡Abre su entendimiento para que conozcan Tu voluntad con respecto a su vida matrimonial! ¡Abre su entendimiento para que conozcan Tu voluntad con respecto a su carrera! ¡Abre su entendimiento para que conozcan Tu voluntad con respecto a su negocio! ¡Abre su entendimiento para que conozcan Tu voluntad con respecto a su futuro! ¡En el nombre de Jesús! Padre, te damos las gracias. Te agradecemos, Señor, por abrir su entendimiento. ¡En el nombre de Jesucristo!».

La oración de arrepentimiento

Sabiendo que la sanidad, la liberación y todas las bendiciones de Dios son, en definitiva, para la salvación de nuestras almas, el Profeta T.B Joshua dijo la oración de arrepentimiento con los congregantes así:

«Señor Jesús, soy un pecador. Te necesito como mi Señor y Salvador, mi Amigo en la vida, mi Compañero. Entra a mi corazón y pon fin a todo lo que obstaculice mi relación contigo. Entra a mi corazón y lávame con Tu preciosa Sangre. Salva mi alma hoy. ¡En el nombre de Jesús!». El hombre de Dios luego les aseguró: «¡Eres bienvenido a la familia de Dios! A partir de hoy, eres un agente de amor, un agente de humildad, un agente de fidelidad, un agente de bondad».

Sesión de profecía, ¡cuando las montañas fueron niveladas!

El Espíritu Santo obró a través del Profeta T.B Joshua durante la ministración de profecías, causando que las montañas en la vida de las personas fueran niveladas. Una de las personas que recibió profecías fue Iyabo, una mujer de mediana edad que estaba siendo perturbada por el espíritu de su esposo recientemente fallecido. «Tu esposo te sigue molestando por el pacto que has hecho», le dijo el Profeta T.B Joshua. Iyabo dijo que, utilizando la Biblia, había hecho un juramento con su esposo y que su espíritu se le había estado apareciendo cada semana desde su fallecimiento. Sin embargo, dio las gracias a Dios por haberla liberado a través de la profecía.

A Cecilia se le dijo que se sentía sola y que el espíritu de muerte la rodeaba, tras el espantoso asesinato de su amado. Confirmó la profecía diciendo que había sido testigo del brutal asesinato de su esposo por parte de ladrones armados. «Ahora que el hombre de Dios me ha ayudado a librarme del espíritu de muerte», dijo Cecilia, «prometo a Dios que no pecaré más».

En el caso de Catherine, una sudafricana, el Profeta T.B Joshua comenzó preguntando: «¿Dónde está tu madre?». Luego él le dijo que había sido criada por una mujer que no era su madre y que había estado alimentando el dolor emocional desde la infancia. También le dijo que había una mujer en su familia a la que se consideraba una especie de «dios» por su habilidad para leer las palmas de las manos de las personas. También le dijo a Catherine que se comportaba como un hombre en el hogar. Por último, instándola a leer el Salmo 61, el hombre de Dios le habló a Catherine sobre la muerte temprana de personas en su familia. Catherine confirmó todas las profecías y prometió hacer la voluntad de Dios a partir de entonces.

«Tu pasaporte internacional es defectuoso», dijo el Profeta T.B Joshua mientras profetizaba a Jonathan sobre sus documentos de viaje falsos. El hombre de Dios le dijo luego: «Quiero que remodeles tu vida». Jonathan confirmó haber viajado con documentos falsos y llevar una vida poco edificante, aunque prometió cambiar de vida en Jesucristo.

«Dios quiere proveer un camino para ti donde no hay camino». Esa fue la conclusión de la profecía para Matthew, a quien se le había emitido una carta de despido en el trabajo. El hombre de Dios dijo que no era la voluntad de Dios que Matthew volviera a su antiguo trabajo. Matthew confirmó la profecía, diciendo que no le había dicho a nadie sobre la carta en su bolsillo.

Alfred recibió un número de profecías. La primera era sobre el sueño que tuvo la noche anterior, la segunda sobre un intento de iniciarle en una secta con una tela blanca, la tercera sobre lo que comió en el sueño, la cuarta sobre una anciana que aparece en sus sueños y la quinta sobre su falta de afecto en su matrimonio. Alfred confirmó las profecías, diciendo que solía experimentar decepción y fracaso después de tener el sueño. Prometió servir a Dios con todo su corazón y no pecar más.

Rachel recibió una profecía sobre el origen de las crisis matrimoniales que experimentaban ella y sus hermanos. El hombre de Dios le dijo que hubo un tiempo en que ella y sus hermanos habían ido al pueblo a pedirle perdón a su madre. Confirmando la profecía, Rachel dijo que habían ido al pueblo a pedir perdón a su abuela, que había prometido ocuparse de ellos porque la hermana de su padre era incapaz de recibir una educación. Sin embargo, Rachel dijo que su abuela había muerto antes de que ellos llegaran al pueblo, y dijo que todos los hermanos habían tenido problemas matrimoniales. Rachel glorificó a Dios por la profecía que la libró a ella y a sus hermanos.