CONSUELO EN LA AFLICCIÓN - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

CONSUELO EN LA AFLICCIÓN

«Dios Todopoderoso a menudo saca el bien del mal y promueve Su propósito, incluso mediante el pecado de los hombres», así comenzó el Profeta T.B. Joshua cuando predicó el mensaje «CONSUELO EN LA AFLICCIÓN» a los congregantes durante el Servicio Dominical de La SCOAN en vivo del 9 de marzo del 2008.

Antes de hacer esa afirmación, el siervo de Dios había citado Génesis 37: 23-24 y 26-27, donde la Biblia relata la historia de traición de los hermanos mayores de José a la confianza de su padre Jacob, en su intento de frustrar el destino Divino de José.

Al final, resultó que la traición de los hermanos más bien llevó finalmente a que José cumpliera la agenda de Dios en su vida. Por lo tanto, con una lección tan alentadora de la Biblia, el hombre de Dios pudo hablar palabras de consuelo tanto a los adoradores presentes en la «Arena de la Libertad» como a los espectadores de Emmanuel TV de todo el mundo. «Si Dios está contigo, serás consolado en cualquier situación en la que te encuentres», alentó.

El Profeta T.B. Joshua recordó a la Iglesia que Dios siempre cumple Su promesa de ayudar a los creyentes a superar los problemas y ayudarlos a cumplir Su propósito en sus vidas. En sus palabras: «Si dices que el Señor está contigo, Él te mostrará una imagen profética del futuro que deseas, no del futuro que temes. Y si Él te muestra una imagen profética del futuro que deseas, tus palabras reflejarán esa imagen. Hablarás como un vencedor. Pensarás como un vencedor; te reirás como un vencedor, no como una víctima».

Por tanto, dado que la promesa infalible de Dios es un hecho, el hombre de Dios instó a los congregantes a sacar siempre fuerza de la expectativa Divina, independientemente de las circunstancias presentes. Les dijo: «Tú puedes estar feliz cuando no hay nada de qué estar feliz, ya que tu imagen del mañana te impartirá la fuerza para soportar tu tribulación actual». En consecuencia, alentó a los fieles a no aceptar la condenación de los hombres, sino a confiar en la promesa de la presencia continua de Cristo, incluso señalando que Dios a veces permite que los Cristianos enfrenten la adversidad a fin de prepararlos para desafíos futuros o fortalecer su fe y su amor por Él, como fue el caso de José. El hombre de Dios dijo: «Si el Señor está contigo, cada problema está destinado a promover tu causa. Nuestro Dios a veces usa cosas necias para prepararnos en el área del manejo de la mente, en el área de la gestión de materiales, en el área de la gestión humana y el dominio propio».

Destacando además la importancia de la reacción de José durante sus tribulaciones en la casa de Potifar y en la prisión, el hombre de Dios aconsejó a los congregantes que se concentren en su sueño y su meta en la vida. Proporcionó alivio a las preocupaciones de ellos con las siguientes palabras: «Cuando recuerdes tu meta y tu sueño, no importa la situación que estés enfrentando, no mirarás fuera de tu situación. Cuando José estaba en el pozo seco, se preguntó a sí mismo como un hombre de visión: «¿Dónde está mi sueño? ¿Dónde está mi meta? ¡Aquí no es donde pertenezco!” La situación para él parecía maligna, pero no había un mal real en ella».

El Profeta T.B. Joshua también les dijo a los congregantes que depositaran su fe sólo en Jesucristo, no en sus semejantes. En sus palabras: «Antes que el deseo de uno pueda fortalecerse por Cristo Jesús, debes ver la causa para perder la confianza en el hombre. Cuando pierdes la confianza en el hombre, y finalmente llega el milagro, lo apreciarás y verás el motivo de ello». Finalmente, después de leer Lucas 5:5, declaró enfáticamente: «Debes hablar como un vencedor. Debes pensar como un vencedor. Debes reír como un vencedor».

¡Cuando Patrick volvió a caminar!

Seguidamente hubo un testimonio de Patrick, quien regresó a La SCOAN con su esposa e hijos para testificar sobre la sanidad milagrosa y el progreso obtenido desde la visita anterior. Debido a que se había fracturado los huesos en la parte inferior de la pierna derecha, Patrick no había podido pararse ni caminar durante mucho tiempo, y mucho menos trabajar por el pan de cada día. Llevado a la iglesia en un automóvil, se había sentado impotente en el asiento trasero con las piernas estiradas.

Acompañado por su esposa, vino a orar con la certeza de que Jesucristo lo sanaría. Una vez que el Profeta T.B. Joshua llegó al auto, le pidió a la esposa de Patrick que orara e inmediatamente Patrick comenzó a sentir el toque sanador de Dios. Tomando el relevo de la esposa, el hombre de Dios declaró la sanidad completa sobre Patrick y le pidió que saliera del auto y caminara solo. Ahora de vuelta al trabajo, demostró con entusiasmo su sanidad caminando frente a la multitud que lo escuchaba, sin esfuerzo y sin dolor. ¡Gloria a Jesucristo!

¡La oración es la clave!

El gran poder de Dios se manifestó en la Línea de Oración cuando personas de todo el mundo recibieron sanidad, liberación y bendición para la salvación de sus almas. En fe, recibieron abundantemente de Dios a través de un toque de Su siervo ungido, el Profeta T.B. Joshua.

Esto llevó a la expulsión de una amplia gama de dolencias y afecciones de sus cuerpos, así como a la expulsión de todos los espíritus contrarios que los molestaban.

Palabras de profecía para los hijos de Dios

Durante el servicio, muchos recibieron palabras de profecía revelando el origen de sus problemas y liberándolos de la esclavitud en el nombre conquistador de Jesucristo.

Para Fanny, de Malawi, fue la liberación de la maldición del divorcio en tres generaciones de su familia: su abuela, su madre y suegra, y la propia Fanny. «Hay una maldición en tu familia», había dicho el Profeta T.B. Joshua. Después de su liberación, Fanny prometió «continuar sirviendo a Dios».

En el caso de Marlene, de Namibia, la confianza que recibió del Profeta T.B. Joshua vino de las siguientes palabras: «¡Dios va a resolver el problema ahora!». Profetizó sobre el mal estado de las relaciones entre Marlene y su hija, que había sido una fuente de agonía para Marlene.

Marlene confirmó que su hija se había mudado de la casa y ya no estaba atendiendo sus llamadas. Con el espíritu levantado por la profecía, Marlene prometió amar a Dios siempre y permanecer cerca de Él.

Festo, un hechicero, recibió una profecía sobre sus actividades en el mundo de las tinieblas. A Festo se le dijo que enfrentaría una muerte inminente si no entregaba su vida a Dios. Festo salió rápidamente para confirmar la profecía, revelando que le habían disparado en el sueño desde que se comprometió a donar su cuerpo a una fraternidad malvada.

Debido a que había estado preocupado por los implacables ataques, así como por su propia conciencia, Festus dijo que también se había vuelto adicto a fumar y beber. Dijo que no quería morir y que había venido a la iglesia en busca de un rescate Divino. «Ahora viviré mi vida por Jesús; iré y no pecaré más», prometió.

La profecía también localizó a Dorcas con respecto a una carta y especificó que las palabras en el segundo párrafo eran aterradoras. Al escuchar su caso mencionado, Dorcas salió corriendo gritando en el idioma yoruba y agitando una carta:

«¡Ten misericordia de mi! ¡No tengo madre; no tengo padre! ¡Este es el problema que enfrento!» Dorcas había venido a la iglesia desde el estado de Kogi después de recibir un informe médico aterrador que decía en el segundo párrafo que tendría que someterse a otra operación por un quiste ovárico recurrente y múltiples fibromas uterinos, lo que posiblemente podría resultar en la extirpación de su matriz. Por lo tanto, se alegró de que el Espíritu de Dios le hubiera revelado sus problemas al Profeta T.B. Joshua. Reclamando su sanidad por fe, prometió dedicarse a Dios.

Josephine, del estado de Edo, recibió una profecía sobre su participación en la prostitución organizada. Ella confirmó la profecía, revelando que había estado participando en el comercio ilegal en Italia, y también había reclutado a otras mujeres jóvenes para el comercio allí. Se llamaba a sí misma una rompecorazones en serie, una mentirosa perpetua y una traficante de drogas.

También dijo que en sus sueños solía acostarse con hombres y verse rodeada de niños. Josephine le pidió perdón a Dios y prometió comenzar de nuevo en el nombre de Jesús.

Fue también una palabra de profecía la que puso fin a años de vergüenza y miseria en la vida de Agustina. Cuando se mencionó su aflicción de enuresis, salió rápidamente para confirmarlo.

Ella dijo que se había estado orinando no sólo en la cama por la noche, sino también en los autobuses públicos, tal como había dicho el profeta.

Ella agradeció a Dios por la profecía que la liberó y prometió irse y no pecar más.

ORACIÓN MASIVA
Durante la sesión de Oración Masiva, el Profeta T.B. Joshua leyó Romanos 8: 35-36 y aseguró a los congregantes: «Cuando Jesús está apoyando tu posición, serás consolado en tu situación».

Además aseguró: «¡Cuando Jesús manifiesta Su fortaleza en tu debilidad, habrá fortaleza en tu debilidad! Cuando Jesús manifiesta Su fortaleza en tu debilidad, habrá consuelo en tu dificultad». También los instó a orar con«un corazón que no guarde rencor, un corazón sencillo, humilde, sincero, no un corazón rebelde».

La distancia no es una barrera:

Para los espectadores de todo el mundo, el Profeta T.B. Joshua oró: «Con humildad, Señor Jesús, oramos por aquellos que están bajo la influencia de esta transmisión. ¿Estás en el lecho de enfermedad? Si el Señor está contigo, recibirás consuelo. Señor Jesús, ¡ven y apoya su posición! ¡Ven y apoya su posición! Señor Jesús, son débiles, ¡ven y apoya su posición! Cuando el Señor apoya nuestra posición, hay salud en nuestra enfermedad. Cuando el Señor apoya nuestra posición, hay consuelo en nuestra dificultad. Cuando el Señor apoya nuestra posición, hay fortaleza en nuestra debilidad. Señor Jesús, somos débiles, ¡ven y apoya nuestra posición! ¡Gracias Señor! ¡En el nombre de Jesus!».

Oración para Espectadores

Después de la oración, el Profeta T.B. Joshua aseguró a los congregantes: «Recuerda; si has de conocer el amor, debes saber lo que supone ser odiado. Si has de conocer el honor, debes saber lo que supone ser humillado. Si has de conocer la bendición, la prosperidad de Dios, debes saber lo que supone ser pobre. Si has de conocer el progreso, debes saber lo que supone sentirse decepcionado. Cualquiera que sea la situación por la que estés atravesando, quiero decirte que puede ser para fortalecer tu deseo. No hay un mal real en ello. Recuerda tu lenguaje, “¿Dónde está mi sueño? Yo sé dónde pertenezco”».