LO QUE DIOS REQUIERE - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

LO QUE DIOS REQUIERE

El domingo 2 de marzo del 2008 fue verdaderamente un día magnífico para los congregantes de La SCOAN, ya que el Espíritu de Dios obró maravillas en sus vidas, entregándoles abundante sanidad, liberación y bendiciones. Desde el sermón y la sesión de caridad hasta las sesiones de profecía y liberación, el Profeta T.B. Joshua fue usado poderosamente como instrumento de la viña de Dios.

El hombre de Dios inició el servicio con el mensaje «LO QUE DIOS REQUIERE», señalando que «Lo que Dios valora en el hombre está más allá del discernimiento humano». Tomó su primera lectura de Colosenses 3:10 y les dijo a los congregantes que «en nuestro corazón, fuimos hechos para ser como Jesús» y que «cuando las mentes están de acuerdo en una relación, lo que se ve, cómo se ven las circunstancias, lo que la gente dice o haga con respecto a la relación no puede afectarla».

Refiriéndose a 1 Samuel 15:22, el Profeta T.B. Joshua declaró que lo que Dios requiere de nosotros no consiste en la grosura de carneros, holocaustos, sacrificios costosos, orar y ayunar o levantar las manos en adoración sin una reforma completa de corazón y de la vida. Luego señaló que lo que Jesús requiere está plantado en nuestro corazón.

El hombre de Dios dijo además que muchos que se desprenden fácilmente de su sacrificio no serán persuadidos de desprenderse de su pecado. En sus palabras: «Es fácil deshacerse de nuestras pertenencias, pero es muy difícil deshacerse del pecado; deshacerse de tu billón de dólares, tus bienes, dinero, propiedades; pero es muy difícil deshacerse del pecado».

Citando el Salmo 51:17, el hombre de Dios arrojó luz en relación a todo lo que se requiere de nosotros: un corazón contrito y humillado, es decir, un espíritu arrepentido y penitente. Esto significa estar muy apenado por las malas acciones. Luego distinguió entre personas «necias» y «buenas», explicando así: «A las personas necias no le importa si pecan; las buenas personas quieren ser perdonadas. Cada vez que las personas buenas cometen un pecado, su mente se atribula, se preocupan porque no es su voluntad pecar». Luego, el hombre de Dios pidió a los congregantes que leyeran el Salmo 40:12, Salmo 38: 4, Romanos 7:15 y Proverbios 14:9 para comprender mejor el sermón y también reiteró la necesidad de buscar a Dios con humildad y sinceridad..

Continuando con su mensaje, el Profeta T.B. Joshua dijo: «El hombre puede hacer mucho mediante restricciones externas, pero sólo Dios puede ayudarlo a dejar de pecar. El pecado es algo espiritual. Nadie puede decir no al pecado o sí a la justicia a menos que Dios esté involucrado». El hombre de Dios luego observó que todos somos débiles. Añadió: «No se trata de unir fortalezas, combinando nuestra propia fortaleza con la fortaleza de Dios. Se trata de intercambiar nuestra fortaleza por la fortaleza de Dios; olvídate de la tuya».

Al concluir su mensaje, el Profeta T.B. Joshua dijo que lo que Dios requiere de nosotros es: «¡Un corazón puro, un corazón que no guarde rencor, un corazón humilde y sincero, no rebelde!».

LÁGRIMAS DE GOZO DE UN CORAZÓN AGRADECIDO

Una ecografía había mostrado que Bolanle, madre de dos hijos, esperaba cuatrillizos. Cuando su esposo se enteró de la noticia, entró en pánico y se escapó, mintiéndole a su esposa: «Necesito hacer un viaje corto; volveré en tres días». Aproximadamente dos años después, aún no había regresado a casa. Mientras tanto, Bolanle había estado pasando por un infierno, ya que su marido la había dejado con solo mil nairas. Ni comida para ella ni para los niños, ni educación para ellos tampoco. Además, sin dinero para el cuidado de su embarazo. Al final, los médicos dijeron que necesitaría una cesárea. Terminó pidiendo caridad, que finalmente vino del monarca tribal, quien cubrió los gastos en la clínica a la que ella había ido para su parto. Y tuvo que firmar ella misma los formularios de autorización de la cirugía. Incapaz de hacer frente a la miseria, Bolanle, ahora madre de seis hijos, decidió vender a sus hijos. Sin embargo, alguien le aconsejó que visitara La SCOAN y pidiera ver al Profeta T.B. Joshua. Bolanle hizo así y el favor la encontró, para la gloria de Dios, ya que le dieron la suma de trescientas mil nairas, junto con cuatro bolsas de arroz y un ejemplar de la Santa Biblia. El siervo de Dios también prometió: «Me aseguraré de que estos niños vayan a la escuela». Abrumada por este gesto, Bolanle rompió a llorar de gozo, prometiendo al Señor que educaría a sus hijos de la manera correcta.

EL PODER INAGOTABLE DE DIOS EN LA LÍNEA DE ORACIÓN

En la línea de oración, el Profeta T.B. Joshua le recordó a la iglesia: «Más allá de los milagros está la salvación». Para la gloria de Dios, hubo un mover interminable de sanidades de diversos problemas en la vida de las personas tales como dificultad para caminar, complicaciones del embarazo, visión defectuosa, artritis reumatoide, trastorno mental, cáncer, pérdida de la voz, problemas del habla, úlcera, asma, varices, fatiga, etc. Aquellos bajo aflicción demoníaca también fueron liberados de la depresión y de diversas formas de adicción. ¡Alabado sea Jesucristo!

¡EL ESPÍRITU DE DIOS LO SABE TODO!

Muchos de los congregantes recibieron profecías sobre las causas de los problemas en sus vidas. Patricia, de Sudáfrica, recibió una profecía sobre el espíritu contrario en su vida. La profecía reveló que esto había resultado en que ella tuviera pensamientos negativos que la llevaron a intimidar a su marido. Ella y su esposo confirmaron la profecía, después de lo cual recibieron oración liberadora en el poderoso nombre de Jesús.

Un jugador de rugby sudafricano recibió una profecía sobre los problemas en su carrera. La profecía reveló que tales problemas se debían a la forma en que se relacionaba con las mujeres. El hombre agradeció a Dios por localizarlo a través de la profecía, mientras prometía acercarse más a Dios.

También hubo una profecía para una mujer sobre cuya cabeza se había posado un águila en el sueño y luego se manifestó en la vida real. Después que la mujer saliera a confirmar la profecía, el Profeta T.B. Joshua explicó que había sido afligida por el espíritu de brujería para poder destruir a sus propios hijos. El hombre de Dios luego oró por ella en el poderoso nombre de Jesucristo y fue liberada.

«Hay una hermana entre los recién llegados; el esposo de su amiga ahora es su propio esposo». Esa palabra de profecía fue para Regina, una mujer de Ghana, a quien el Profeta T.B. Joshua aconsejó evitar permanecer en el camino de la destrucción. «Sólo quiero aconsejarte, debes restaurar el matrimonio y alejarte de ese matrimonio. Tu amiga todavía quiere volver a casa. Ella todavía ama a su esposo».

.Confirmando la profecía, Regina dijo que se había mudado con el esposo de su amiga después de que su amiga abandonara la casa debido a una pelea entre ella y su esposo. Con humildad, Regina pidió la misericordia de Dios.

ORACIÓN PARA ESPECTADORES

El Profeta T.B. Joshua también oró por los espectadores: «Aquellos que están bajo la influencia de este programa, ¡hoy es tu día de sanidad! ¡Empieza a recibir tu sanidad! Donde sea que estés, ¿estás en el lecho de enfermedad? Yo te digo: “¡Levántate y anda!” Dondequiera que estés, no hay enfermedad que Jesús no pueda sanar, no hay dolencia que Jesús no pueda curar, no hay carga que Jesús no pueda llevar. Te estoy diciendo: “¡Jesús es la respuesta!” Recibe la respuesta; ¡respuesta a tu dificultad, a tu problema! ¡Recibe la respuesta, en el nombre de Jesucristo! ¡Gracias Señor!».

El hombre de Dios luego declaró: «¡Puedo oír progreso! ¡Levántate y anda! ¡Gracias Señor! Puedo oír testimonios, testimonios de: “¡Estoy sano! ¡Soy bendecido!” ¡Aleluya! Recuerda siempre: ¡Lo mejor está por venir!».