PROFETA T.B. JOSHUA: UNA TRANSICIÓN PREDICHA EN PARÁBOLAS - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

PROFETA T.B. JOSHUA: UNA TRANSICIÓN PREDICHA EN PARÁBOLAS

Mientras explicaba las complejidades en materia de profecía el 5 de octubre del 2014, durante un Servicio Dominical de La SCOAN, el Profeta T.B. Joshua le había dicho a la congregación que la profecía a veces viene en forma de parábolas. Utilizándose a sí mismo como ejemplo, el hombre de Dios preguntó a la iglesia: «Si hoy fuera mi último día, ¿quieres que salga y diga: “Hoy es mi último día en la tierra”? Si Dios me ha mostrado, «T.B. Joshua, hoy es tu último día en la tierra”, ¿debería salir y decir: “Alabado sea el Señor, hoy es mi último día en la tierra”?». El Profeta T.B. Joshua luego dijo: «Te hablaré en parábolas para que cuando me haya ido a mi Padre, ahora puedas tomar esas parábolas».

El sábado 5 de junio del 2021, el Profeta T.B. Joshua verdadaremente habló en parábola sobre su propia transición poco antes de que sucediera. Él había ministrado en la Reunión de Socios de Emmanuel TV de ese día y había comenzado diciendo: «Quiero agradecerles por su tiempo y por el corazón que tienen para Jesús». Luego habló en parábolas: «Tiempo para todo. Un tiempo para venir aquí y un tiempo para regresar a casa después del servicio». Luego dio el siguiente consejo: «Velemos y oremos» (Mateo 26).

A la Reunión de Socios de ese día, asistió el Pastor Ikechukwu, quien más tarde habló de la revelación Divina que tuvo durante la impactante sesión de oración y adoración por parte del Coro de Emmanuel TV y la congregación. A continuación, el pastor Ikechukwu relatando en sus propias palabras: «Ese mismo día, que era el sábado 5 de junio, estábamos en la Reunión de Socios. Estuvimos alabando al Señor. Había mucha adoración. Me puse de pie. Estaba adorando al Señor; estaba profundamente en adoración. Inmediatamente, mis ojos se abrieron. Vi algo: la gente corría atropelladamente. Esta es mi revelación. Mientras corrían, rápidamente abrí los ojos. Pensé que era real. Miré hacia atras. Todo el mundo estaba en adoración profunda. Me di cuenta que era una revelación. Volví a cerrar los ojos. Estaba adorando al Señor».

El pastor Ikechukwu dijo que la visión vino por segunda vez, narrando así: «La revelación vino por segunda vez. Entonces me senté y comencé a orar. Estaba orando. Abrí los ojos porque estaba meditando sobre lo que veía. Vi un ángel desde este punto [señalando], descendiendo. Cuando el ángel descendió, me asombré. Estaba mirando al ángel. El segundo descendió. Fue muy rápido, como la electricidad. Entró al segundo jardín aquí [señalando]. Nadie estaba en el jardín. Entonces descendió el tercer ángel. Luego, nuestro padre en el Señor, el Profeta T.B. Joshua, salió. Nos estaba ministrando. Dijo que hay un tiempo para venir aquí y un tiempo para regresar a casa después del servicio». Entonces comenzó a predicar; le estábamos escuchando. Predicó hasta cierto punto».

Al describir la visión con más detalle, el pastor reveló así: «El cuarto ángel descendió. Yo los estaba mirando. Instantáneamente, la atmósfera cambió; el rostro de nuestro padre en el Señor, el Profeta T.B. Joshua, cambió. Dejó caer el micrófono que tenía en la mano. Caminó alrededor. Fue muy rápido. Dio la vuelta y luego salió por la puerta. Yo lo estaba mirando. Se movía muy rápido. Me sentí extraño porque nunca lo había visto de esa manera. Nos dejó muy rápido. Antes de que se fuera, recuerdo que los antílopes salieron corriendo de ese jardín donde estaban los ángeles. Corrieron hacia esta parte [señalando]. Luego miraba todo mientras transcurría. Después de eso, fuimos llamados a recibir el Agua de Unción y recibimos el Agua de Unción. Recibimos un mensaje de que T.B. Joshua dijo que estábamos bendecidos. Recibimos el Agua de Unción y después de que la recibimos estábamos  muy felices. Luego todos volvimos a nuestras habitaciones. Esto es lo que experimenté».

Sobre el significado de la visión en relación con la transición pacífica del Profeta T.B. Joshua más tarde ese mismo día, el pastor Ikechukwu declaró: «Dios envió a Su ángel y lo llevó a casa como Elías. Quiero asegurarles que Dios es real y nuestro padre, el Profeta T.B. Joshua, de hecho, es un hombre de Dios. Vi al ángel que vino a llevarlo a casa. Y es obra del Señor. También puedo decirles que si todo hombre de Dios pudiera ser llamado a casa de esta manera, sería maravilloso».

De hecho, esta visión es sólo otra confirmación del gran poder de Dios como se ha manifestado en el ministerio del Profeta T.B. Joshua desde los primeros días. ¡Como fue al principio así continuará siendo, en el poderoso nombre de Jesucristo!

¡Emmanuel!