ALIMENTARSE DE LA PALABRA VIVA - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

ALIMENTARSE DE LA PALABRA VIVA

Con una conmovedora canción titulada «Abre mi corazón», el Coro de Emmanuel TV inició la Transmisión Dominical en vivo desde los estudios de Emmanuel TV. La animada sesión de alabanza y adoración continuó con edificantes composiciones del Profeta T.B. Joshua, tales como «Estaré contigo», «Unción», «El tiempo de Dios» y «Mi pasado se ha terminado».

Para su mensaje, el Profeta T.B. Joshua respondió a las preguntas de los espectadores. Primero, alguien preguntó: «¿Cómo comparamos la meditación con la lectura de la Palabra y el aprender de memoria?». Ante esto, el hombre de Dios dijo: «La meditación es una verdad recibida internamente. Es alimentarse de Cristo, que es la Palabra Viva. Cristo Mismo está con nosotros en la Palabra Viva porque Cristo y Su Palabra Viva son uno». Añadió que, si bien la memorización de la Biblia puede ayudar en el digno ministerio de predicar el Evangelio. Es más edificante espiritualmente ser elevado no sólo en la letra sino también en el Espíritu de la Palabra de Dios, lo cual te ayuda a activar el poder de Dios en lo físico. Esta respuesta se relaciona con la segunda pregunta, «¿Cómo puede la Palabra de Dios obrar a través de nosotros?». Para responder a esta pregunta, el Profeta citó Juan 8:3132 y Santiago 1:22, dos fragmentos de las Escrituras que enfatizan la necesidad de interiorizar la Palabra de Dios y ponerla en práctica. Como tal, explicó, «Cuanto más recibimos la Palabra de Dios interiormente, más resistimos al pecado, más resistimos a la tentación». Luego añadió: «Uno puede estudiar la Palabra de Dios durante años. Si no la actúa,  la vive, no es un hacedor dela Palabra».

La tercera pregunta fue: «¿Cómo decimos, «sé sanado» y habrá sanidad?». El Profeta T.B. Joshua reiteró una vez más la necesidad de actuar, vivir u obrar la Palabra de Dios haciendo menos hincapié en el asentimiento mental, que no es más que una forma intelectual de comprometerse con la Biblia, con el fin de absorber el poder del Espíritu Santo a través de la Palabra. «La Palabra Viva en nosotros equivale a Cristo en nosotros», declaró, incluso observó que el intento de invocar el poder de Dios sin la ayuda del Espíritu Santo ha sido causa de considerables malentendidos y malas interpretaciones en la Iglesia (1 Corintios 12:3). En cuanto a la cuarta pregunta, «¿Cómo puedo resistir el pecado, es decir, la tentación?» el hombre de Dios remitió a los espectadores a 1 Corintios 2:4-5 y al Salmo 119:99, 130. Afirmó además que únicamente se puede resistir la tentación a través de la Palabra de Dios y el Espíritu Santo. Según sus palabras, «El Espíritu nos hace saber que creer es poseer. Debido a que crees, recibes. En el instante en que crees, recibes». El siervo de Dios oró entonces para que se hiciera la luz en la vida de los espectadores, después de lo cual les pidió que hicieran su propia declaración en su salud y en sus finanzas, etc.

De nuevo, el debate en el estudio involucró a los ministros de Dios: Chris, Racine, Yinka, Angela y Anne. Utilizando las preguntas de los espectadores dirigidas al Profeta T.B. Joshua como su plataforma para abordar temas relacionados con la enfermedad del coronavirus y su manejo a nivel personal y gubernamental. Respecto a la cuestión de las personas que vuelven a dar positivo después de ser inicialmente sanadas de la enfermedad, ellos declararon que el COVID-19 no se quedaría en el mundo para siempre. Según palabras de Chris: «Todo lo que tiene un principio debe tener un final». Con este fin, aconsejó, a las personas que deberían abstenerse de estigmatizar a los pacientes de COVID-19.

Añadiendo que esto ayudaría a la gente a ser más abierta sobre su estado respecto al coronavirus. En sus palabras. «Deberíamos animar a aquellos que tuvieron COVID-19 a volver a la sociedad una vez que estén curados y recuperados. COVID-19 es una enfermedad como cualquier otra aflicción». Después oró con los espectadores. «De cualquier manera que COVID-19 te afecte, ya sea física, emocional, financiera o espiritualmente, ¡te libero, en nombre de Jesucristo!».

En respuesta a la pregunta sobre el rechazo de algunos pacientes recuperados de COVID-19 por parte de sus familiares y amigos, Angela instó encarecidamente a los espectadores a que consideraran a los enfermos de coronavirus sin hacer diferencias con las personas con hipertensión o diabetes. También aconsejó a las autoridades gubernamentales y médicas a que siempre anunciaran cualquier enfermedad subyacente que pudiera haber causado la muerte de los pacientes, en lugar de declarar el coronavirus como única causa de muerte. Después Angela oró: «Cualquier imagen negativa que el COVID-19 haya creado en tu vida; ¡sea destruida, en el nombre de Jesús!»  

Por su parte, antes de orar por los socios de Emmanuel TV, Racine habló de la necesidad de dar de corazón; a los necesitados y al Reino de Dios. «Dar por amor a Dios es una cosa del Espíritu», señaló mientras instaba a los socios actuales, así como a los socios potenciales a comprender que dar sin ser pedido garantiza bendecir tanto al que da como al que recibe. Le dijo a la iglesia virtual: «Cuando conozcas la voluntad de Dios, darás sin condiciones».

Después de que Yinka leyera el correo electrónico de un espectador preocupado por el uso indebidamente prolongado de las mascarillas por parte de sus familiares ancianos, Angela presentó el consejo del Profeta T. B. Joshua a los espectadores para que desistieran de usar dichas mascarillas que dificultan la respiración y que las usen sólo en lugares donde realmente puedan correr el riesgo de contraer la enfermedad del coronavirus, es decir, en público. Leyó: «Al Respirar el mismo aire que inspiras y exhalas, no logras obtener el suficiente aire mientras respiras y todo esto puede afectar la salud; causar dolores de cabeza, fatiga y empeorar los problemas de salud existentes». También leyó la distinción del hombre de Dios al gobernador del estado de Lagos, el señor Babajide Sanwo-Olu por sus esfuerzos en la contención del virus en el estado. Oró por los espectadores: «¡Empiecen a razonar en línea con Dios, en el nombre de Jesús!».   

TESTIMONIOS SOBRE SANIDAD DEL COVID-19

Numerosos testimonios a través de los correos electrónicos fueron leídos por los comentaristas del estudio. Anne leyó uno de un médico de Sudáfrica que compartió cómo se salvó de la enfermedad del coronavirus gracias a las oraciones del Profeta T. B. Joshua, a pesar de que cientos de personas se vieron afectadas en su área.

Aunque habían trabajado durante toda la pandemia, la médica y su personal dieron negativo al virus el 16 de mayo. Yinka leyó un correo electrónico enviado en nombre de una madre y su hija, ¡ambas sanadas del COVID-19! después de una petición de oración enviada anteriormente por un pariente.

Racine leyó un correo electrónico del Camerún en el que un hombre revelaba que siete miembros de su familia, tanto en Francia como en Camerún, ¡se habían sanado de la enfermedad del coronavirus! Dijo que había usado las fotos de sus familiares como punto de contacto mientras oraba junto con el Profeta T.B. Joshua en Emmanuel TV.

Angela también leyó un correo electrónico de una persona de los Emiratos Árabes Unidos que testificó sobre la sanidad de su amigo, no creyente, después de que él orara durante la transmisión desde La SCOAN del 17 de mayo. Una espectadora escribió desde el estado de Abia, Nigeria, agradeciendo a Dios por haberla sanado a ella y a su amiga que vive en el estado de Osun, Nigeria. Mientras que ella se sanaba de un dolor de garganta y labios hinchados después de orar junto con el profeta y ministrarse el Agua de la Mañana, su amiga dejó el respirador poco después de que su fotografía se utilizara como punto de contacto con el poder de Dios a través de Emmanuel TV. Después dio negativo a la prueba del coronavirus en su cumpleaños, el 15 de mayo. «Estoy tan feliz y doy gracias a Dios. Fue el mejor regalo de cumpleaños que pude recibir», escribió. Mientras la serie de testimonios continuaba, Anne leyó uno de Colombia en el que Bibiana informó que su marido, cuidador de profesión, ¡fue el único que dio negativo en la prueba del COVID-19 entre un grupo de 30! También testificó que Dios la había sanado del fuerte dolor en el pecho cuando ella llegó a pensar que había llegado el momento de morirse.

Finalmente, Yinka leyó un doble testimonio de Beatrice, que vive en Irlanda. Habiendo recurrido a la oración para los trabajadores de la salud, Beatrice agradeció a Dios por mantener a su esposo, ¡un trabajador del sector sanitario, a salvo del COVID-19! También glorificó a Dios por salvar a su hijo de nueve años de una posible lesión de la médula espinal cuando se cayó de espaldas al intentar subir las escaleras. Beatrice dijo que había ministrado el Agua de la Mañana a su hijo apenas consciente, clamando la Sangre de Jesucristo mientras lo hacía. «La oración debe proceder y estar acompañada de una fe viva», concluyó Yinka.