¡CÓMO VENCER EL COVID-19! - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

¡CÓMO VENCER EL COVID-19!

El domingo 17 de mayo del 2020, el Coro de Emmanuel TV marcó el ritmo de una inspiradora alabanza y adoración q con una canción compuesta por el Profeta T.B. Joshua titulada, «Bienvenido a mi corazón». Con esa canción, el coro invitó al Espíritu Santo a los corazones de los espectadores. Siguieron otras composiciones del hombre de Dios, tales como «Uno mi cuerpo», «Lucho para tocarte», «Te amo Señor» y «Danzaré como David danzaba. Mientras la sesión se transmitía en vivo por las ondas, millones de personas en todo el mundo tuvieron otra oportunidad de adorar a Dios en la belleza de Su santidad. 

En una impactante sesión el los estudios, Anne, Racine, Chris, Yinka y Angela discutieron el papel clave que juega la fe al recibir del Señor mientras se ora junto con el Profeta T.B. Joshua en Emmanuel TV. «Tocar la pantalla tiene que ver con el estado de tu corazón», señaló Chris, añadiendo que «tienes que tocarla con todo tu corazón para la salvación de tu alma». Yinka estuvo de acuerdo con él pero además añadió que ese mismo requisito de un corazón enfocado en Dios es necesario para leer la Biblia de manera provechosa. 

«Por lo tanto, espectadores, permitan que su corazón esté en lo mejor de sí para Dios». Del mismo modo, refiriéndose a la promesa de Dios en el Salmo 37:4, Anne dijo: «Si tu acción es genuina, el Espíritu Santo la afectará. Si haces de Dios el deleite de tu corazón, tendrás el deseo de tu corazón». Continuando la discusión, Racine dijo: «Estas oraciones no tienen límite temporal; cada vez que escuchas estas oraciones en Emmanuel TV, la presencia, el poder de Dios se mantiene». 

Durante el segmento de preguntas y respuestas, Angela leyó un correo de Alemania en el que alguien preguntaba: «Profeta T.B. Joshua, ¿qué pasaría si América realmente corta lazos con China?» Tomando el relevo de Angela, Anne leyó en voz alta la respuesta del profeta T.B. Joshua de la siguiente manera:

«La concentración de América está en las grandes cosas mientras que China se concentra en las pequeñas cosas, por ejemplo, la fabricación y los productos agrícolas, que es lo que necesitan las naciones en desarrollo. Recuerda, el 70-80% del mundo son naciones en desarrollo. Lo que necesitan para crecer, vivir y mejorar es en aquello en lo que China se concentra. Creo que Estados Unidos debería aprender esta lección. Esto es a lo que deberían recurrir. 

»China está usando todas estas pequeñas cosas para obtener dinero de las naciones en desarrollo; y eso les está haciendo los más ricos del mundo. Esto es comercio por trueque. Esto ha hecho que las naciones en desarrollo vean a China como su esperanza. Por ejemplo, un producto en Estados Unidos puede costar 500 y durar. El mismo producto en China puede costar 100 pero no durar. Sin embargo, las naciones en desarrollo todavía elegirían los productos de China porque están a su alcance. Eso hace que muchas naciones se conviertan en deudoras de China; incluso Estados Unidos». 

En respuesta a la pregunta, En respuesta a la pregunta «¿Cómo superamos el COVID-19?» Angela se subió al púlpito del estudio para dirigirse a los espectadores. Empezó diciendo que hay dos COVID-19: el virus mismo y los efectos más amplios del virus en las personas y sus familias. Explicó que los efectos incluyen endeudamiento, depresión, suicidio, asesinato, divorcio, pérdida de trabajo, cambio de temperamento, etc. 

Añadió que dicho COVID-19 en particular es más mortal y más difícil de tratar. Sin embargo, aconsejó a los espectadores que se consuelen en la Palabra de Dios, Efesios 6:12 nos ayuda a entender que este segundo COVID-19 es un caso de guerra espiritual. A partir de entonces, oró por la restauración de los espectadores en cada área problemática de sus vidas.

En este punto, Chris intervino y animó a todos a adoptar un enfoque diferente para superar el COVID-19. Continuó diciendo que la gente debería desistir de promover la enfermedad eligiendo no prestarle atención. Hablar menos del coronavirus, por ejemplo, es una forma de silenciarlo, continuó Chris. En esa línea, oró para que la voz, el ruido y el dolor del COVID-19 fueran silenciados, ¡en el nombre de Jesús! 

Declarando que el tiempo de Dios es el mejor para reunirse, Chris llamó a buscar una manera de fortalecer a los miembros débiles del cuerpo de Cristo. De acuerdo a sus palabras, «Aquellos que son fuertes pueden unirse a aquellos que luchan de la manera que sea, con cualquier tipo de apoyo». Terminado su mensaje, Chris ofreció oraciones especiales para la unidad de la iglesia. 

Finalmente, citando Mateo 25:45, Racine animó a los Socios de Emmanuel TV a persistir en sembrar semillas de amor para los necesitados, ya que «el amor tiene un lenguaje que trasciende todo lenguaje, todas barrera y toda distancia». 

TESTIMONIOS: 

Tocó su pantalla… ¡y la enuresis desapareció! 

Stanley Mathotho, de Zambia, había estado mojando la cama desde la infancia. Intentó todo lo que pudo para mantener sus sábanas secas pero cuanto más lo intentaba, más fallaba. Enfrentado una condición tan embarazosa, Stanley comenzó a sufrir de una baja autoestima al entrar en su adolescencia. Apenas podía relacionarse con sus amigos y siempre se aseguraba de no dormir fuera de casa, por miedo a que lo descubrieran mojando la cama. Aunque sus padres y hermanos le apoyaban, Stanley terminó alimentando pensamientos suicidas. En un momento dado, estaba tan decidido a terminar con su problema que durante cuatro noches decidió mantenerse despierto sólo para evitar mojar la cama. Una noche, cuando tenía unos 17 años, Stanley se encontró con el testimonio de un joven liberado de enuresis en Emmanuel TV. Inmediatamente, decidió ejercitar su fe y orar junto con el Profeta T.B. Joshua. Esa noche, mientras oraba junto con el hombre de Dios, sintió algo así como una descarga eléctrica en su cuerpo. «Fue como si algo acabara de entrar en mí», recordó, y explicó que se sintió ligero y sintió paz dentro de él. Pero más estaba por venir, ya que más tarde recibió oraciones del Profeta T.B. Josué en su sueño. Para su asombro, Stanley, noche tras noche, seguía despertando en una cama seca. Desde ese glorioso día hace seis años, Stanley no ha mojado la cama. Por lo tanto, aconsejó a todos que confíen en Jesucristo. 

Una cosecha de testimonios de sanidad del COVID-19  

A diferencia del caso de Stanley Mathotho, que testificó a través de una sesión de vídeo autograbada, los comentaristas del estudio leyeron los correos electrónicos de personas testificando sobre su recuperación del coronavirus. En el primer correo electrónico dando testimonio desde Rusia, un explicó que su hermano se recuperó del virus en 10 días mientras oraba junto con el profeta T.B. Joshua. Con su cuerpo golpeado por la neumonía y el aumento de la temperatura corporal, los médicos no esperaban que su hermano se recuperara tan rápido, y por ende el sanado sólo pudo alegar que aquello verdaderamente era la obra de Dios. En otro testimonio de Nigeria, Ufuoma agradeció a Dios no sólo por haberla sanado  de la enfermedad del coronavirus, sino también por haber protegido a su bebé de cuatro meses y a sus otros dos niños de contraer la enfermedad a través de ella. 

En su caso, Lucy, de Malawi, había enviado anteriormente peticiones de oración a La SCOAN con motivo de infección de su tío por coronavirus y su propia enfermedad ocular. Días después, escribió para anunciar la sanidad de su tío del virus, así como la desaparición de su problema ocular. Lucy informó que ella y su familia habían estado orando junto con el Profeta T.B. Joshua. «Sigan protegiéndonos con sus oraciones», instó a la Iglesia. Verdaderamente, la distancia no es una barrera para el poder de Dios, acordaron los participantes. 

Desde Etiopía, alguien envió un testimonio sobre la terapia del agua con limón prescrita por el Profeta T.B. Joshua. El remitente testificó que se había recuperado de la enfermedad coronavirus después de escuchar el consejo del siervo de Dios, inspirado por el Espíritu Santo. 

Desde el Reino Unido, un trabajador de la salud se alegró de informar que, por la misericordia de Dios, el gobierno ya no necesitaba usar un centro de salud que había sido destinado para el tratamiento de pacientes con coronavirus, después de que el Profeta T.B. Joshua hubiera orado por los trabajadores de la salud de todo el mundo mientras estaba en la Montaña de Oración y durante las emisiones en directo del domingo. 

Escribiendo desde los Estados Unidos de América, otro trabajador de la salud reportó haber recibido sanidad del coronavirus, que contrajo en el trabajo. No sólo recibió su sanidad, sino que su esposa embarazada también se salvó de la enfermedad. Ahora ha vuelto a trabajar. 

También hubo un testimonio de una mujer que había enviado una petición de oración en nombre de la madre enferma de un amigo en los EE.UU. Sharon dijo que le había enviado un video de la oración del Profeta T.B. Joshua a la madre de su amiga y que la mujer fue retirada de cuidados intensivos tres días después, y habiendo recuperado totalmente las fuerzas, ha sido dada de alta del hospital. ¡Emmanuel!