LA NUEVA OLA DE PERSECUCIÓN - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

LA NUEVA OLA DE PERSECUCIÓN

En el memorable 02-02-20, cosas positivamente inusuales ocurrieron en la Sinagoga, Iglesia de Todas Las Naciones. Todo comenzó con la extraordinaria sesión de alabanza y adoración que el Coro de La SCOAN dirigió esa mañana de asombrosa energía y fervor espiritual. Que esto no iba a ser un servicio ordinario ya quedó evidente por la gran intensidad de las manifestaciones que ocurrieron durante la alabanza. Mientras los coristas cantaban con todo el corazón, el Espíritu Santo cubrió La Arena de la Libertad y la voluntad de Dios fue ejecutada en las vidas de sus hijos.

Angela subió al púlpito y comenzó su mensaje con una nota muy personal. Ella contó cómo el poder de Dios la había salvado de una debilitante condición que algunas de las mentes médicas más brillantes del mundo habían sido incapaces de desentrañar y mucho menos reparar. Ya con «una fecha de caducidad» sobre su cabeza, un vídeo de Nigeria apareció milagrosamente en la iglesia de California, en los Estados Unidos de América, donde ella asistía. Después de ver los testimonios de ese vídeo, finalmente se dirigió a La SCOAN y Dios Todopoderoso la sanó completamente a través de la oración del Profeta T.B. Joshua. Tras su sanidad, la gente empezó a hacerle preguntas que entreveían su escepticismo: Los americanos querían saber por qué fue a Nigeria, mientras que los nigerianos preguntaban por qué de todos los pastores del país acudió a T.B. Joshua. No obstante, su sanidad era un hecho y, once años después esa sanidad sigue siendo permanente, ¡en el poderoso nombre de Jesucristo!    

Dicho esto, comenzó su mensaje titulado «LA NUEVA ONDA DE PERSECUCIÓN». Fue un mensaje particularmente impactante que despertó las conciencias y movió a muchos a examinar en más profundidad sus corazones. Angela invitó a los Cristianos a reevaluar sus acciones y palabras con respecto a sus hermanos Cristianos. Aunque trazó sus ilustraciones principalmente basándose en las olas de persecución y campañas de calumnia contra el siervo de Dios, el Profeta T.B. Joshua, sus observaciones en realidad iban al núcleo mismo del Cristianismo tal como se practica hoy en día; donde las denominaciones se levantan unas contra otras y los predicadores de la Palabra se calumnian entre sí. Citó Mateo 18:20, Juan 17:1-23, Romanos 9:1, 1 Corintios 12:3, Hechos 9, Hechos 10 y Hechos 5, y observó la clara ausencia de unidad en la comunidad Cristiana. «El Evangelio de Cristo nos une como uno pero nuestro evangelio de hoy nos divide en pedazos porque los nombres de nuestras iglesias son diferentes», explicó. Señalando que los nombres son sólo simbólicos, instó a los Cristianos a ver a Jesucristo como «la Cabeza de la Iglesia, la Esperanza de Gloria». Explicó que una lesión a una parte de la iglesia es una lesión a todas las partes y, como tal, llamó apasionadamente a la unidad en el Cuerpo de Cristo, diciendo: «No te alegres de tener un título o posición Cristiana, sino alégrate de que tu nombre esté escrito en esta historia donde se destruyen las hostilidades, donde los enemigos se convierten en amigos, donde una cría de víboras se convierte en una semilla de santos y donde el león yace con el cordero».

As iComo si sellara las palabras de Angela, Dios Todopoderoso derramó Su espíritu sobre La SCOAN cuando Yinka, Chris y Anne entraron en medio de la congregación ministrando sanidad, liberación y salvación en el poderoso nombre de Jesucristo. Durante la ministración, toda forma de maldad espiritual en lugares altos fue derribada, al tiempo que las personas vomitaban y expulsaban las raíces de sus problemas.

TESTIMONIOS

«¡FUE COMO SI ME QUITARAN TRES SACOS DE CEMENTO!»

Durante ocho años, Onowu tuvo dificultades para caminar debido a la esclerosis y la espondilosis lumbar. No podía estar de pie, caminar o agacharse sin usar su corsé lumbar y un bastón. Habiendo ingerido toneladas de píldoras sin notar ninguna mejora, Ben decidió buscar sanidad Divina. Hace dos semanas, vino a La SCOAN para orar en el poderoso nombre de Jesucristo. Tras un toque ungido del Profeta Chris, Ben se desprendió de su corsé lumbar y su bastón, y caminó sin ayuda por primera vez en ocho años.

El nativo de Anambra volvió a la iglesia el domingo pasado con su esposa e hijos para testificar. Contó que su esposa, una enfermera profesional, había hecho todo lo posible por devolverle la salud y que lo cuidaba sin cesar. «Sabía que estaría sano una vez que llegara a La Arena de la Libertad», dijo Ben en la iglesia. Después de la oración, Ben dijo que se sentía como si le hubieran quitado tres sacos de cemento de encima. «Desde entonces, no he experimentado ningún dolor en absoluto», declaró mientras caminaba majestuosamente por el pasillo de la iglesia. Ben aconsejó a todos que Le lleven sus problemas a Dios.

«¡JESÚS, ESTOY BIEN!» CLAMÓ UNA MUJER SANADA DE SU DIFICULTAD PARA CAMINAR

Nkenu Ayebe, de 47 años, del estado de Cross River, sufrió de dificultad para caminar durante 17 años. La oficial de policía padecía espondilosis lumbar y se servía de un corsé lumbar para mitigar su dolor, también sufría de visión deficiente. En fe, se presentó para orar en el Servicio Dominical de La SCOAN dos semanas atrás. Mientras la Profetisa Yinka oraba por ella en el poderoso nombre de Jesucristo, el cuerpo de Nkenu comenzó a vibrar incontrolablemente y el espíritu maligno en ella confesó sus atrocidades antes de huir para siempre.

Segundos después, Nkenu gritó, «¡Jesús, estoy bien!» El domingo pasado, Nkenu regresó a La SCOAN para dar testimonio del poder de Dios. Al comenzar su testimonio, estaba claro que su emoción no tenía límites. Dijo que usaba una variedad de medicamentos y que le aliviaba sentir el peso de alguien sobre su cuerpo como forma de masajearlo. Debido a su dolor, no podía usar zapatos normales y tenía que usar calzado de baño para trabajar. Nkenu demostró su perfecta sanidad de diferentes maneras, entre ellas marchando con entusiasmo y saludando profesionalmente. Aconsejó a todos que crean en la capacidad de Dios para sanarles.

«YA NO MÁS ATRACCIÓN HACIA LOS HOMBRES Y NO MÁS ENURESIS»

Las pesadillas, la enuresis y una esposa espiritual: Estas fueron las tres aflicciones que el demonio en Eminus Ajana mencionó antes de huir de su vida para siempre dos domingos atrás durante el Servicio Dominical de La SCOAN. El demonio había atormentado a Eminus, desde que cumplió 19 años, durante 17 largos años. El domingo pasado, regresó a la iglesia para dar su testimonio de cómo fue liberado de la enuresis y del espíritu maligno que le hacía sentir lujuria por los hombres. Dijo que todo comenzó después de un sueño en el que una dama se acostaba con él. Cuando se despertó, descubrió que había mojado la cama. Visitó varios lugares en busca de una solución, pero todo fue en vano.

Eminus también contó que había emigrado a Sudáfrica mientras trataba de huir del espíritu que le atormentaba. En el vuelo a Sudáfrica, se orinó y los funcionarios de inmigración casi lo envian de vuelta a casa. Para empeorar las cosas, el espíritu maligno en Eminus comenzó a hacerle sentir deseos de afecto masculino, y una figura masculina se le aparecería en el sueño y lo besaba. A medida que pasaba el tiempo, la condición de Eminus empeoró y el espíritu maligno comenzó a visitarlo tanto de día como de noche, a veces hasta tres veces durante la noche. Eminus se deprimió y llegó a pensar en el suicidio. Sin embargo, cuando el poder de Dios lo tocó durante la oración del Profeta Racine, el espíritu maligno de Eminus confesó y huyó para siempre. Para concluir su testimonio, Eminus recordó a todos que Cristo es la solución a sus problemas.

HOMBRO RÍGIDO SANADO EN EL SERVICIO DEL AGUA VIVA

Tras un accidente de tráfico, Sarah Achwao, de Uganda, se encontró con la imposibilidad de levantar el brazo izquierdo a pesar de haber sido tratada en diferentes hospitales. Aparentemente, la lesión en su hombro izquierdo se negaba a sanar. En septiembre del 2019, Sarah asistió al Servicio del Agua Viva de La SCOAN, donde oró en el altar antes de tomar y ministrarse el Agua Viva en su dolorido hombro izquierdo. Inmediatamente se sintió mejor y pudo mover el brazo libremente. Durante su testimonio el domingo pasado, recordó, «No podía recostarme sobre mi brazo izquierdo y mi hombro permanecía suspendido». Sin embargo, testificó que después de tomar el Agua Viva, ha podido dormir recostada sobre su previamente rígido hombro y todo el dolor ha desaparecido. «Cree en Dios y Él te dará vida», aconsejó Sarah a los espectadores de Emmanuel TV de todo el mundo.

“MI SORDERA ES AHORA COSA DEL PASADO», DICE UN HOMBRE SANADO EN EL SERVICIO DEL AGUA VIVA

El domingo pasado, testificó junto a su esposa e hija. Contó cómo su vida ha vuelto a la normalidad, y su familia ya no tiene que esforzarse para hablar con él. Dijo que mientras se ministraba el Agua Viva, sintió una sensación en el oído y empezó a oír de nuevo al instante. «Mis hijos ya no se burlan de mí», dijo Eugene a la iglesia. Su esposa, Patience, confirmó el testimonio y agradeció a Dios por sanarlo. Eugene aconsejó a todos que lleven sus problemas a Dios y esperen pacientemente a que Él intervenga en sus casos.

EL FINAL DE SEIS AÑOS DE ASMA Y ALERGIAS ESTACIONALES

Kafata Buhlebenkosi, zimbabuense residiendo en Sudáfrica, solía sufrir de asma y alergias estacionales, aflicciones que habían surgido en su vida en el año 2014. Hace quince días, durante el Servicio del Agua Viva, dijo a la iglesia: «Me afectaba mucho en verano, especialmente durante los días de viento. Mi pecho solía estar muy oprimido y tosía continuamente». Dijo que esa condición siempre la dejaba débil cuando iba a trabajar por las mañanas tras pasar una noche inquieta. Después de orar y ministrarse el Agua Viva, Kafata recibió su sanidad en el nombre de Jesús. Durante su testimonio del domingo, contó que sus ojos solían tener lágrimas y picazón. «Por la noche, mi pecho estaba oprimido, como si hubiera una piedra sobre él».

«No podía leer apropiadamente debido a la alergia, así que esto afectaba a mis estudios», añadió. Después de la muerte de la madre de Kafata, ella se quedó tan destrozada y amargada que perdió el entusiasmo por la vida. Al final, su condición empeoró. Sin embargo, tras la ministración del Agua Viva, Kafata se vio a sí misma comenzar a respirar libremente y dejar ir aquella amargura. «Me convertí en una máquina de orar», dijo. Aconsejó a todas las personas que comprendan que el amor de Dios está disponible para todos.   

LA MIOPÍA DE TRES AÑOS TERMINA TRAS LA MINISTRACIÓN DEL AGUA VIVA

Ijeoma Maduekwe, del estado de Abia, solía dudar del poder de Dios en La SCOAN. Aunque su suegro la había instado repetidamente a visitar La SCOAN para orar por su hijo asmático, ella se mantuvo firme hasta hace dos domingos. Debido a la condición de su vista, Ijeoma se había conformado con usar las gafas recomendadas. Sin embargo, finalmente se dirigió a La SCOAN después de que su suegro la convenciera.

Al día siguiente, también asistió al Servicio del Agua Viva. Tras orar en el Monte de Oración y ministrarse el Agua Viva en sus ojos, Ijeoma recibió total sanidad de su miopía. «Fue como si una luz me iluminara los ojos», dijo sobre su experiencia después de ministrar el agua en sus ojos. «Comencé a ver claramente», añadió. Ijeoma es ahora una ardiente espectadora de Emmanuel TV. Con su fe ya edificada, Ijeoma también llevó a su hijo a la iglesia el domingo pasado para orar y dijo a los que dudaban: «Jesús está aquí; estos milagros son reales».

SORDERA DEL OÍDO IZQUIERDO DE MÁS DE 50 AÑOS SANADA, VISTA DEFICIENTE SUFRIDA POR 33 AÑOS RESTAURADA

Cuando tenía unos seis o siete años, Isabel Xoco desarrolló un forúnculo en su oreja izquierda. Poco después, la oreja empezó a supurar una mezcla de agua y sangre. Más tarde, el oído se volvió completamente sorda y los médicos le diagnosticaron daños en el tímpano. A sus 59 años, Isabel sólo oía desde entonces por el oído derecho, y desde el año 1987 además ha tenido que depender de las gafas que le prescribieron los médicos. Dos lunes atrás, asistió al Servicio del Agua Viva de La SCOAN, donde oró y ministró el agua en sus oídos y en sus ojos. Para la gloria de Dios, Isabel recuperó la audición en su oído izquierdo y su debilitada vista volvió a la normalidad. Durante su testimonio del pasado domingo, contó cómo se había avergonzado de su condición y que la había ocultado a todos menos a sus hijos. «Es sólo ahora que todo el mundo sabe de mi condición», confesó. Después de leer la letra pequeña en su Biblia, Isabel aconsejó a todos que ejerzan la creencia en el poder de Dios.

INSTANTÁNEA DE LA SORDERA EN SU OÍDO DERECHO DURANTE EL SERVICIO DEL AGUA VIVA

Durante más de seis años, Patiwa Mgoli, de Malawi, había experimentado sordera en su oído derecho, además de supurar pus y otras sustancias que inicialmente rezumaban por ambos oídos. La condición había comenzado mientras estaba en la República Democrática del Congo y tuvo que viajar a Sudáfrica para ser operada, después de lo cual su oído derecho quedó sordo. Extrañamente desorientada, Patiwa vió que había perdido su sentido del oído quedando incapaz de determinar la fuente de cualquier sonido. Cuando estaba en casa, tenía que depender de los miembros de su familia para que la asistieran, pero siempre se sentía avergonzada cuando estaba con extraños.

Debido a la perturbación que esto le causaba, Patiwa empezó a evitar las sesiones de alabanza y adoración de los servicios de la iglesia. En el año 2016, empezó a ver Emmanuel TV y se convenció de que recibiría su sanidad en La SCOAN. Hace dos semanas, asistió al Servicio de Agua Viva y se ministró el Agua Viva en su oído derecho. Poco después sintió mucho calor en su oído. Al volver a su asiento, se revisó entablando una conversación con su hija con el oído bueno tapado y su rostro alejado de la niña. ¡Pudo oír perfectamente y supo que había recibido su sanidad, en el poderoso nombre de Jesucristo! Aconsejó a las personas que ejerciten la fe en el poder de Dios para sanarles al instante.

SANADA DE UN SEVERO SANGRADO

Durante dos años, Grace Nogunisa, de Sudáfrica, sufrió un severo sangrado a causa de los fibromas. También tenía fuertes dolores en su espalda, hombros y rodillas, y había un quiste en uno de sus riñones. Debido a la constante pérdida de sangre, Grace siempre se sentía débil a pesar de los muchos medicamentos que estaba tomando. Quince días atrás, tuvo la oportunidad de clamar a Dios en el Monte de Oración de La SCOAN durante el Servicio del Agua Viva. Ministró el Agua Viva en su abdomen, hombros y otras partes de su cuerpo. Tras eso, fue a revisarse en el aseo.

Para la gloria de Dios, la raíz de su problema había sido eliminada y el sangrado había cesado. Durante su testimonio del pasado domingo, Grace narró cómo este sangrado había avergonzado en varias ocasiones. «Algo sucedió en mí; me estremecí», dijo hablando de cómo se sintió mientras oraba en el Monte de Oración. «Sentí una luz en mis hombros», añadió. Aconsejó a todos que crean en Dios para recibir su sanidad.

YA SIN HEMORROIDES, UN SOLDADO DEJA DE SANGRAR Y RECUPERA SU VITALIDAD

Durante ocho años, Efraín Anegyemene, un soldado ghanés, sufrió de unas severas hemorroides que le provocaban una constante deposición de sangre. También experimentaba un fuerte dolor de espalda como resultado de la espondilosis lumbar. Durante dos meses, recibió tratamiento de fisioterapia para su espalda, pero no hubo ninguna mejora. En la búsqueda de una solución, Efraín visitó diferentes lugares, incluyendo a hechiceros. Dos lunes atrás, Efraín decidió llevar su caso a Dios, cuando asistió al Servicio del Agua Viva.

Después de tomar el Agua Viva, Efraín descubrió que la pesadez de sus piernas, así como el sangrado debido a las hemorroides, había desaparecido. Demostró su sanidad sentándose completamente sobre sus nalgas y marchando enérgicamente por el pasillo. Aconsejó a todas las personas que lleven sus problemas sólo a Jesús.