LA MANERA EN QUE PERDONAMOS A LOS DEMÁS - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

LA MANERA EN QUE PERDONAMOS A LOS DEMÁS

Anticipando las impresionantes señales que proseguirían durante el Servicio Dominical, la alabanza y la adoración del Coro de La SCOAN causaron un derramamiento del Espíritu de Dios sobre los congregantes, quienes abandonaron sus inhibiciones mientras danzaban en santo frenesí, agradecidos de ver acercarse el fin de este año bajo la guía de Dios.

En un mensaje orientado para esta temporada Navideña, aunque atemporal, el Profeta T.B. Joshua exhortó a los congregantes sobre la virtud de hacer a los demás lo que quieran que Dios haga por ellos. Leyó Lucas 11:4 y Mateo 25:45. Mientras que el primer pasaje habla de buscar el perdón de Dios tras perdonar a los demás, el segundo pasaje insta a los Cristianos a tratar de satisfacer las necesidades de sus prójimos con la seguridad de que lo que sea que hagan a su prójimo, se lo hacen a Dios. Como tal, insta a los fieles a adoptar el amor incondicional como forma de vida: «De la manera que te amo, de la misma manera seré amado. De la manera que te libero, de la misma manera seré liberado. De la manera que te restauro, de la misma manera seré restaurado. De la manera que te cuido, de la misma manera seré cuidado».

En otro práctico mensaje, el Profeta Chris enseñó a la iglesia cómo DEJAR QUE TU CONCIENCIA SEA TU GUÍA. El mensaje se centró en la necesidad de que los Cristianos comprendan de que nadie es perfecto, ya que todos han pecado y están destituidos de la gloria de Dios. Tomando su texto de referencia de Proverbios 28:13, «El que encubre sus pecados no prosperará, mas el que los confiesa y se aparta encontraré misericordia», el Profeta Chris mostró que tratar de encubrir un pecado o una imperfección sólo conduce a más pecado e imperfección, como fue el caso de David en 2 Samuel 11. Según las palabras del Profeta Chris: «No es que los hijos de Dios no cometan errores ni hagan lo malo, pero cuando lo hacen su corazón se turba porque no es su voluntad cometer pecado». Por tanto, aconsejó a los files que no ignoren su conciencia.

Verdaderamente, el Señor se movió poderosamente en La SCOAN  y muchos recibieron sanidad, liberación y salvación al tiempo que los siervos de Dios oraban con las personas en el poderoso nombre de Jesucristo.

TESTIMONIOS

UNA ABUELA ESCAPA DEL DOLOR

Durante 18 años, una abuela de 64 años, la señora Bernadette Kato, experimentó dificultad para caminar debido a una severa osteoartritis en ambas rodillas. Los médicos le recomendaron unas rodilleras así como unos calcetines de compresión en un intento de atenuar sus dolores. También le sugirieron que se sometiera a una cirugía de reemplazo de rodilla, ya que su cartílago se había desgastado por completo. Sin embargo, le advirtieron que podría terminar en una silla de ruedas ya que la cirugía podría incluso empeorar su situación. Mientras tanto, el hogar de Bernadette sufría a causa de la situación ya que ella no podía desempeñarse por sí misma en la residencia familiar, en Australia. Y debido a que además no podía trabajar ni mantener el hogar, su marido finalmente la abandonó. Sin dejarse intimidar por el informe del médico, la congolesa decidió llevar su caso a Dios. Dos domingos atrás, visitó La SCOAN para orar en el poderoso nombre de Jesús. Después de un toque del siervo de Dios, el Profeta Racine, ella recibió su perfecta sanidad y caminó elegantemente mientras glorificaba el nombre de Dios. Al final de su testimonio del domingo pasado, Bernadette exhortó a todos a aceptar que nada es imposible para Dios.

«NINGÚN PROBLEMA ESTÁ POR ENCIMA DE DIOS», DICE UNA MUJER LIBERADA DEL DOLOR LUMBAR

Henrietta Malm, ghaniana de 37 años de edad, visitó La SCOAN dos domingos atrás para orar por su problema de dificultad para caminar debido a la enfermedad degenerativa discal y la estenosis del canal espinal de grado uno. Durante dos años, la estudiante a tiempo parcial además de trabajadora, tuvo que usar fuertes medicamentos a diario para aliviar sus insufribles dolores en la zona lumbar de la espalda, además de llevar un corsé lumbar. Para empeorar las cosas, también le resultaba difícil retener la orina. Decidida a no sufrir más, buscó la ayuda de Dios. «Jesús es el Reparador y Restaurador», aseguró el profeta Racine a Henrietta justo antes de orar por ella en el poderoso nombre de Jesús. Momentos después, Henrietta se puso en pie y caminó sin ningún dolor por primera vez en dos años. «Ningún problema está por encima de Dios», alentó Henrietta a la iglesia durante su testimonio el domingo pasado.

ASMA CONGÉNITA DESAPARECE EN UN INSTANTE

Asmática desde el nacimiento, Marvelous Chukwuma, de 14 años de edad y  residente en Sudáfrica, asistió al Servicio Dominical de La SCOAN dos semanas atrás con su madre. Equipada con un nebulizador (una máquina de respiración para personas con ese tipo de condición) Maravelous se sentó ante el Profeta Racine mientras él ministraba la sanidad en el poderoso nombre de Jesucristo. Después de orar por ella le pidió que respirara libremente mientras la declaraba sana de dicha condición. El domingo, durante la sesión de testimonios, la madre de Maravelous recordó lo preocupada que había estado ante la incapacidad de su hija de no poder oler nada, así como por su alergia al polvo y las flores, y compartió lo agradecida que estaba con Dios por sanar a su hija, quien según dijo «corrió de puesto en puesto» cuando regresaron a su alojamiento. «Puede respirar muy bien, su pecho ya no está dolorido y ahora puede oler», dijo la madre de Maravelous antes de aconsejar a las personas que crean únicamente en Jesucristo. Maravelous explicó cómo se sintió durante la oración: «Sentí ese calor dentro de mí, como si mi pecho estuviera en llamas. Desde entonces, puedo respirar bien». Finalmente, aconsejó a las personas que tengan fe en Dios.

LIBERADA DE LA ADICCIÓN A COMER POLVOS DE BELLEZA

Hasta hace sólo dos semanas, Jane Ola Precious, nigeriana residiendo en Grecia, solía ser tener adicción a comer polvos de belleza, un antojo que había desarrollado una tarde de verano mientras empolvaba su cuerpo. Diez años atrás, un espíritu la empujó a probar dichos polvos y ella así lo hizo. Al día siguiente, Jane corrió al supermercado para comprar más polvos de belleza para ingerirlos. Finalmente, al darse cuenta de que se estaba dañando a sí misma, Jane intentó repetidamente dejar ese hábito, pero siempre se encontraba volviendo a él. Durante el transcurso de este problema, desarrolló quistes ováricos, su menstruación cesó, y comenzó a sufrir dolor de rodilla y dolores de cabeza. Harta de la mano opresiva de satanás sobre su vida, Jane decidió visitar La SCOAN por oración. Mirándola directamente, el Profeta Chris oró por ella: «¡Todo espíritu extraño detrás de esta adicción; ¡sal ahora mismo!». Desde ese día, Jane ha perdido ansiedad de comer polvos de belleza. Aconsejó a las personas que corran a Dios por liberación de cualquier deseo extraño.

FERVIENTE CONVERTIDO LIBERADO DE LOS ÍDOLOS FAMILIARES

Kwami Lembae provenía de una familia ghanesa en la que sus padres adoraban ídolos. Durante generaciones, aparentemente, dichos ídolos han sido las figuras prominentes en las viviendas de su pueblo. Sin embargo, en el 2014, Kwami se acercó a Dios y comenzó a predicar el Evangelio a su familia, amigos y desconocidos. Como ferviente convertido al Cristianismo, creyó que tenía la libertad de destruir los ídolos de la casa de su padre, empezando por el más pequeño; eso supuso él. En la noche del día que destruyó el ídolo alojado en la calabaza, Kwami tuvo un sueño en el que un anciano de aspecto cansado y mugriento le daba una palmada en el hombro y le acusaba de echarlo de su casa. El hombre llevaba bolsas llenas de todo tipo de cosas. En el sueño, Kwami había sido incapaz de hablar y una vez que se hubo despertado tras la palmada en el hombro, el espíritu del temor se apoderó de él.  Desde ese momento, Kwami refirió: «Sentí como si otro ser hubiera entrado en mí y comenzara a dictarme las cosas que hacía». Dejó de leer la Biblia, ya que el temor se apoderó de su mente. Y aunque había dejado el alcohol tras su conversión, Kwami no sólo regresó a la botella sino que comenzó a consumir mucho más que nunca antes. Más aún, el maestro perdió el interés en su familia y se dedicó a pasar el tiempo con otras mujeres. Se pre4sentaba en su trabajo con dolores de cabeza debido a la resaca y no era capaz de trabajar eficazmente. También tenía pesadillas constantes y creía que se estaba muriendo. «Me di cuenta de que tenía un problema pero no había nada que pudiera hacer. Necesitaba que alguien me ayudara». dijo Kwami a la iglesia el domingo durante su testimonio. A medida que el alcohol inundaba su sistema, el corazón de Kwami comenzó a sufrir y sentía un dolor agudo y punzante. Irónicamente, fue un doctor quien lo dirigió de vuelta a Cristo. Mientras tanto, antes de visitar La SCOAN para orar, Kwami tuvo un sueño en el que se veía a sí mismo yaciendo de cuerpo presente, aunque supuestamente era su cumpleaños. A su lado derecho apareció una mano con un Brazalete de la Fe, que levantó la mano sin vida de Kwami y le puso el brazalete. «Sígueme», ordenó el dueño de la mano mientras se iba, Kwami trató de correr tras él y entonces, se despertó del sueño. En lo físico, se encontró con que su mano derecha estaba rígida y no fue capaz de moverla hasta que tiró de ella con su otra mano. «Si no me hubiera encontrado con esa persona en mi sueño, creo que habría muerto mientras dormía», dijo Kwami. Tras despertarse, Le pidió a Dios que lo guiara al lugar de salvació; lugar que resultó ser La SCOAN. Para abreviar la historia, el espíritu en Kwami se manifestó en La SCOAN y él fue libre del espíritu de temor. «Ahora tengo una paz maravillosa en mi corazón», reveló. La esposa de Kwami dijo que en un intento por sobrellevar la frustración provocada por el estilo de vida de su esposo, ella misma comenzó a tomar alcohol. Sin embargo, añadió que ya ha dejado de hacerlo después de que su esposo ministrara el Agua de la Mañana a la familia. «He visto grandes cambios en él», concluyó. Ella aconsejó a las personas que corran a Dios para buscar soluciones a sus problemas, mientras que Kwami aconsejó a todos que hagan de Cristo el fundamento de sus familias y que busquen a Dios allí donde su Espíritu florece.

EL ESPÍRITU DE IRA SE DESVANECE Y JOHNNY COMIENZA UNA NUEVA VIDA CON CAROLINE

Cuando cumplió 14 años, Johnny Makhubu comenzó a tener sueños en los que se acostaba con una mujer. A medida que crecía, el espíritu responsable de dichos sueños le llevó a cometer actos criminales, como asaltos e irrumpir en las casas, debido a lo cual solían detenerlo de vez en cuando. El problema era que el espíritu de ira estaba dentro de él. En los años 80, Johnny pagó el “lobola” (dote) por una mujer llamada Caroline Malete y pronto tuvo su primer hijo, una niña. Después Caroline quedó embarazada de su segundo hijo, aunque aún no estaban oficialmente casados. Tras una acalorada sesión de empujones con Johnny, Caroline se puso de parto de emergencia y tuvo otra hija. Siempre que Johnny estaba lejos de su pareja, anhelaba hablar con ella, pero una vez que regresaba a casa la encontraba irritante y se las ingeniaba para encontrar una razón para golpearla. Un día, la recogió del trabajo y la llevó a un sendero aislado repleto de arbustos tras una pequeña discusión. Allí la golpeó brutalmente, con la intención de matarla. Sin embargo, frenó su mano cuando descubrió que alguien lo estaba observando desde un automóvil sigilosamente aparcado. Una vez en casa, le rogó a su esposa que mintiera sobre cómo se había hecho sus heridas. La siempre perdonadora y cariñosa esposa, Caroline, accedió a no decírselo a nadie.  Sin embargo, al día siguiente, Johnny encerró a su esposa. Muchos años después, una de las hijas de Johnny le presentó Emmanuel TV. Su padre había estado tratando de desprenderse del espíritu maligno que controlaba su vida. Seis años atrás, incluso había comprado los anillos con los que esperaba desposarse con Caroline, pero el espíritu maligno que había en él se había interpuesto. Quince días atrás en La SCOAN, la sierva de Dios, Profetisa Yinka, impuso su mano ungida sobre Johnny y el espíritu maligno que había en él se manifestó. Tras su liberación, Johnny se ha convertido en un hombre distinto, ahora no siente nada más que ternura por su pareja y disfruta al leer su Biblia. «Todo en mí ahora está en calma y trabajaré para Dios por el resto de mi vida», declaró Johnny. Caroline aconsejó a las personas que oren por sus parejas, mientras que Johnny aconsejó a los hombres abusivos que busquen la ayuda de Dios. Y al terminar su testimonio el domingo pasado, Johnny sacó los anillos y él y Caroline los intercambiaron para al fin, ¡vivir felices para siempre, en el nombre de Jesús!

LA PROFECÍA LIBERA A UNA MUJER DE LA ESCLAVITUD DE MOJAR LA CAMA

«Hay una mujer aquí… mojas la cama… Sal. Esto destruirá tu matrimonio». Dos domingos atrás, esas fueron las palabras de profecía para Joy Okoh, autóctona del Estado del Delta y recién casada. Cuando las palabras proféticas salieron de los labios del Profeta T.B. Joshua, Joy comenzó a caminar cautelosamente para confirmarlas. El domingo pasado, ella regresó a la iglesia para agradecer a Dios por quitar una gran vergüenza de su vida. Dijo que la enuresis había comenzado desde la niñez y que le había causado incluso depresión. También dijo que había rechazado la ayuda de los médicos nativos, a pesar de estar descontenta con el aislamiento que dicha  condición le provocaba. «Sentí que mi marido me odiaba», añadió. Dijo que incluso culpó a Dios en un momento dado al pensar que aparentemente la había abandonado. Como espectadora de Emmanuel TV, Joy decidió enérgicamente visitar La SCOAN hace dos semanas y para la gloria de Dios, recibió su liberación. «Alabado sea el Señor; ahora soy libre», dijo a la iglesia al tiempo que aconsejaba a todos que no pierdan la esperanza en Dios. 

SANGRADO Y HEMORROIDES DEAPARECEN TRAS LA PROFECÍA

«Hay una mujer allí.. ¡estás sangrando!». Aunque dos mujeres salieron por esta profecía dos domingos atrás, el siervo de Dios, T.B. Joshua, insistió en que dicha profecía era para la mujer del sangrado que también tenía hemorroides. «No son conjeturas», afirmó el Profeta T.B. Joshua. Y la mujer en cuestión era la nigeriana Chinwe Eheli, residente en Sudáfrica, quien regresó a la iglesia el domingo pasado para compartir su testimonio. Ella explicó que el problema había comenzado hacía dos años y medio y que esto le había provocado una grave deficiencia de hierro, lo que a su vez la llevó a empezar a comer tierra y como consecuencia desarrolló hemorroides. Chinwe dijo que había recurrido a comer tierra porque los suplementos de hierro prescritos le resultaban ineficaces. Motivada por la sanidad del cáncer de próstata de su marido tras visitar La SCOAN el año pasado, Chinwe llegó a la iglesia con la seguridad que Dios la localizaría. Hasta entonces, en casa, este problema había causado fricción marital entre esposos ya que Chinwe carecía de la energía para realizar sus deberes. Chinwe dijo que había estado sangrando por ambos orificios, en sus partes privadas. Sin embargo, después de la profecía, entró en al sanitario para revisarse y para gloria de Dios, ¡la sangre se había secado! «El problema ha terminado y he vuelto a la normalidad», declaró mientras aconsejaba a las personas que pongan a Dios en primer lugar.

EN EL SERVICIO DEL AGUA VIVA, LA MUJER TIENE UNA VISIÓN DEL MESÍAS

Hace dos lunes, en La SCOAN durante el Servicio del Agua Viva, la señora Lucy Tembo, zambiana residiendo en Sudáfrica, tuvo la gracia de ver una visión del Mesías, Jesucristo, mientras ascendía el Monte de Oración. Curiosamente, ella no estaba ansiosa por visitar La SCOAN o participar en actividades espirituales. Fue una amiga suya quien la presionó para que viniera. Mientras Lucy subía al Monte de Oración, sintió una fuerza tratando de contenerla, pero los ujieres la impulsaron. Una vez allí, un espíritu comenzó a hablar a través de Lucy: «Estoy viendo a Alguien ahí de pie; Está vestido de blanco; un Hombre alto, el Hombre de pie allí vestido de blanco, es Jesús. Está limpiando a todos». Y la voz continuó y continuó, pidiendo finalmente a las personas que creyeran en el Dios del Profeta T.B. Joshua. Una vez que la voz dejó de hablar, Lucy cayó de espaldas y durante unos segundos parecía no darse cuenta de lo sucedido. En el momento en que recobró la conciencia, se levantó y salió corriendo. Por supuesto, los ujieres hicieron su trabajo. En su testimonio del domingo pasado, Lucy dijo que la Figura tocaba a todos rápidamente y que a pesar de ser una persona que había estado recibiendo «visitas» de esposo espiritual, nunca se tomó en serio la lectura de la Biblia. «Ahora sé que hay un Dios», dijo Lucy, añadiendo que también es tranquila y disfruta leyendo su Biblia. Aconsejó a todos que comprendan que la presencia de Dios está en La SCOAN.

«AHORA ESTOY EMPEZANDO MI VIDA DE NUEVO», DICE EL HOMBRE LIBERADO DE LA INFLUENCIA DE ANILLOS DIABÓLICOS

El señor Ibrahim Bangura no era un yerno corriente. ¡En absoluto! ¿Por qué? Era un consumidor imprudente de cocaína, fumador de marihuana y borracho que nunca sintió ningún reparo por su mala conducta en casa de los suegros. Sorprendidos al descubrir que habían entregado a su hija a un inútil, pidieron revocar el contrato matrimonial pero no hubo manera. «Déjenme en paz; quiero ayudar a este hombre», reivindicó ella. La dejaron y ella estuvo atravesando un infierno hasta hace dos lunes. Ese fue el día en que el Espíritu de Dios arrestó al exfutbolista del equipo nacional de Sierra Leona, apodado ‘Obreh’. Y el arresto ocurrió en La Arena de la Libertad, La SCOAN. Durante más de 15 años, la vida de Ibrahim fue un desbarajuste, después de que una esposa espiritual le obligara a aceptar dos misteriosos anillos de su morada en el bosque. En el momento en que Ibrahim recibió esos anillos aquel miércoles del 2003, perdió toda su capacidad para jugar al fútbol, así como todo el interés por el juego. Su vista y oído también disminuyeron y su primera esposa desapareció junto con su primer hijo. Al darse cuenta de que algo andaba mal espiritualmente, la hermana de Ibrahim, quien vive en los Estados Unidos, lo llevó a ver a clérigos musulmanes en tres países de África, pero nunca él pasó página. Su madre desarrolló hipertensión al ver a su hijo perder el control de su propia vida, hasta finalmente terminar en prisión en la capital gambiana, Banjul. Con el tiempo, Ibrahim llegó a Nigeria y se casó con Tina, cuya familia pronto descubrió su «error». Nunca habían visto a un nuero que fumara marihuana tan abiertamente, consumiera cocaína y bebiera hasta el estupor. Y en cuanto a quienes que le alquilaron la casa, había enfrentamientos a menudo. Hasta llegar al punto en que Ibrahim persiguió a su casera por toda la casa, con el propósito de hacerle daño. De los tres diferentes propietarios, Ibrahim recibió avisos de desahucio . Siempre hirviendo de rabia, Ibrahim golpeaba constantemente a su esposa y le hacía pasar hambre. Y cuando los niños empezaron a llegar, Ibrahim no tenía tiempo para ellos ni para su esposa, quien pacientemente buscó una solución al problema de su marido. Desde el Estado de Adamawa, lo trajo hasta Lagos y se las arregló para llevarlo a La SCOAN. ¡Y el resto es historia! Hoy, Ibrahim ni siquiera soporta el humo de los cigarrillos y siempre quiere estar con su familia. Los vecinos de Ibrahim ahora están con ganas de celebrar, tras haber visto su liberación en Emmanuel TV; ¡ahora pueden vivir en paz! Tina aconsejó a las personas que acudan a una iglesia viva para encontrar soluciones a sus problemas. Ibrahim aconsejó a todos que no se rindan ante familiares descarriados. Y advirtió; «Eviten las drogas».

22 AÑOS DESPUÉS, OLUWAGBENGA MANTIENE SU SANIDAD EN EL NOMBRE DE JESÚS

Fue hace 22 años atrás cuando el señor Oluwagbenga Oni llegó por primera vez a La SCOAN, traído allí por su amorosa familia, la cual se negó a abandonarlo a pesar del hecho de que su cuerpo había sido devastado por un veneno que lo había convertido en un cadáver andante. Era una horrible y aterradora visión además de maloliente y cualquiera podría haber concluido que sus días estaban contados. Pero no el siervo de Dios, T.B. Joshua, quien declaró: «Quiero bañarlo en la Sangre de Jesús». Irradiando confianza Divina, el hombre de Dios oró: «En el nombre de Jesús, en la Sangre de Jesús; yo lavo esa enfermedad en tu sangre, en los fluidos, en los tendones, en la piel, en todo tu cuerpo, en el nombre de Jesucristo». La congregación entonó un «¡Amén!», y el Profeta respondió, ¡Ese fue el final!, instantáneamente, el camino a la recuperación comenzó para Gbenga. Su piel dejó de corroerse y cuatro días después regresó a La SCOAN para mostrar su cuerpo completamente sanado. El domingo pasado, para glorificar aún más el nombre de Dios, Gbenga se le dio la oportunidad de mostrar al mundo que su sanidad era ciertamente permanente. «Cuando tuve ese problema, no podía comer, dormir ni hacer nada; era como si tuviera agua hirviendo en el estómago. No podía soportar estar de pie al sol. Mi cuerpo estaba caliente todo el tiempo», comenzó diciendo.  Luego añadió  que el casero quería que se lo llevaran de la casa, puesto que ya que era como un cadáver. Sobra decir que su negocio de ingeniería mecánica se quedó anclado. Incluso los médicos aconsejaron a la familia de Gbenga que buscaran una solución espiritual. Al oír eso, Gbenga perdió toda esperanza y pidió a su familia que le diera veneno para poder acabar con todo. Tras llevarlo de un lugar a otro sin hallar solución, finalmente terminaron en La SCOAN y ¡el Espíritu Santo hizo el resto! Gbenga no sólo obtuvo su sanidad sino que también fue testigo de un cambio en todos los aspectos de su vida. Hoy en día, tiene tres hijos, el mayor de ellos con 20 años de edad. Aconsejó a todos que aprendan a mantener su sanidad obedeciendo a Dios. «No hay problema para el que Dios no tenga solución», alentó la hermana mayor de Gbenga, quien estuvo con él 22 años atrás.

MUJER CAMINA DE NUEVO DESPUÉS DE TRES AÑOS EN SILLA DE RUEDAS

Para la señora Blessing Keje, del Estado de Rivers, su sanidad llegó el 15 de diciembre durante el Servicio Dominical en vivo en La SCOAN. Su angustiado esposo, Promise, se atrevió a interrumpir la ministración de oración del hombre de Dios con gritos de socorro. Después de unas pocas palabras de amonestación al hombre, el Profeta T.B. Joshua le pidió que fuera a orar por su esposa, quien estaba en silla de ruedas fuera de la iglesia. Más tarde, siguiendo el impulso del Espíritu Santo, el hombre de Dios pidió que Blessing fuera llevada al interior de la iglesia. Él le instruyó que orara y pidiera la misericordia de Dios. Mientras Blessing oraba junto con el Profeta T.B. Joshua en el poderoso nombre de Jesús, comenzó a derramar lágrimas y a temblar al tiempo que el poder del Espíritu Santo fluía a través de ella. Posteriormente, el siervo de Dios le pidió que se levantara de su silla de ruedas. En su primer intento, volvió a caer en la silla, ya que todavía se estaba manifestando. Una vez estabilizada, sin embargo, Blessing se puso de pie de nuevo y caminó unos metros antes de sentarse en otra silla. Al instante, recuperó el apetito por la comida. «Quiero comer pollo y arroz», pidió, y el hombre de Dios le concedió su deseo. Durante su testimonio tras el servicio, ella dijo que había estado sufriendo de una artropatía de las articulaciones facetarias que provocó su parálisis corporal y le impidió desempeñar su trabajo en la compañía petrolera durante los últimos tres años. Dijo que los médicos no habían podido ayudarla, de ahí que recurriera a buscar la ayuda Divina.