LA ORACIÓN DE FE - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

LA ORACIÓN DE FE

«¡Oluranlowo mi! ¡Mi Ayudador!» Así cantó el Coro de La SCOAN en una de sus interpretaciones  durante el altamente impactante Servicio Dominical. Como un eco de la Palabra de Dios en Jeremías 32:27, «He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?», la letra de la canción enfatizaba en la dependencia total del poder del Todopoderoso mientras las personas se preparaban para recibir salvación, sanidad, liberación y progreso.

El Profeta Racine habló acerca de LA ORACIÓN DE FE al explicar la posición de la oración Bíblica en nuestro intento de contactar nuestro corazón con Dios. Él dijo, «la oración no es decir palabras, sino orar la oración», entendiendo que «hay una unión inseparable entre la Palabra y el Espíritu». Con algunos pasajes de la Escritura como Hechos 3:46, 2 Corintios 4:13 y Hechos 19, mostró la importancia de «usar el nombre de Jesucristo en amor y fe» para que podamos recibir lo que pedimos. Mencionó que el conocer la voluntad de Dios requiere conocer la Palabra de Dios. Concluyendo señaló que «la medida en la que pensamos los pensamientos de Dios, en esa misma medida poseemos el poder de Dios».

El siervo de Dios, T.B. Joshua, se unió a la congregación para ministrar sanidad y liberación, no sin antes reiterar su mensaje de la semana anterior acerca del perdón, el cual no es una opción para los Cristianos, sino una necesidad para su crecimiento espiritual y material. Leyó el pasaje, en Lucas 6:37-38, acerca de no juzgar a los demás para que no seamos juzgados, no condenar a los demás para que no seamos condenados, perdonar a los demás para que seamos perdonados y dar a los demás para que podamos recibir en mayor medida de Dios. Para ponerle el broche final a su exhortación, el hombre de Dios también leyó, en Mateo 25:40, el pasaje en el cual Jesús utiliza una parábola para ilustrar la importancia del obrar caridad sacrificial hacia todo el mundo. Durante la Oración Masiva el Espíritu del Señor se movió poderosamente, derrumbando fortalezas ancestrales en las vidas de las personas a medida que palabras proféticas fluían para liberar a los cautivos.

TESTIMONIOS

¡VALEROSO SOLDADO MARCHA DE NUEVO!

Un accidente. Después, una fractura en su fémur derecho; en el hueso del muslo derecho. Y de ese modo, el valeroso soldado Joseph Ibrahim quedo incapacitado. Reducido a depender de un par de muletas, el combatiente de 32 años de edad tenía que depender de su esposa para realizar la mayoría de sus actividades. Incapaz de regresar a su trabajo a pesar de haber recibido la adecuada atención médica, el señor Ibrahim buscó la opción Divina. De esta manera, el nativo del estado de Benue residiendo en el estado de Enugu;  viajó a La SCOAN, en Lagos, para recibir oración. «Cada parte en tu sistema que haya sido dañada; ¡recibe vida, en el poderoso nombre de Jesús!» , así oró el Profeta Chris por el doliente soldado dos domingos atrás. Mientras el poder de sanidad de Dios emergía de su hueso fracturado, el señor Ibrahim echó a un lado sus muletas, marchando enérgicamente por el corredor de La SCOAN. El domingo, mientras concluía su testimonio dijo a la congregación, «no hay enfermedad que Dios no pueda sanar».

EL FIN DE 10 AÑOS DE SANGRADO TRAS LA PALABRA PROFÉTICA

Cuando vino a testificar en la iglesia la semana pasada, la señora Edith Kofmah era todo sonrisas. Diez años atrás, la ghanesa fue repentinamente afligida por una extraña condición: un flujo espeso, oscuro y maloliente salía de ella. Para protegerse de la vergüenza, tenía que utilizar compresas higiénicas. Pero su liberación llegó dos semanas atrás, cuando el Profeta T.B. Joshua profetizó acerca de su condición durante el Servicio Dominical, declarando que la mano del demonio era removida de su vida en el poderoso nombre de Jesús. Y, ciertamente, esa mano fue permanentemente removida, de ahí el radiante brillo de la señora Kofmah el domingo pasado. Aconsejó a las personas que no tengan temor de sus problemas sino que busquen a Dios para su sanidad.

EL SANGRADO NASAL AHORA ES COSA DEL PASADO PARA LA SEÑORITA HO TSANG KI

«¡Ordeno sanidad en ti, en el nombre de Jesús!». Esta fue la declaración hecha por el Profeta T.B. Joshua, y respaldada por el Espíritu, dos semanas atrás mientras oraba con la congregación de La SCOAN y los espectadores de Emmanuel TV. Durante la oración, por inspiración Divina, el Profeta T.B. Joshua dio una palabra profética acerca de la condición de una visitante de Hong Kong con un problema de sangrado nasal. La profecía era para la señorita Ho Tsang Ki, quien reveló durante su testimonio el domingo pasado que no podía oler ni inhalar apropiadamente debido a dicho problema, el cual sufría desde los seis años. Aconsejó a las personas que no se desmotiven cuando sus oraciones parecen no ser respondidas, la señorita Ho pidió a congregación que entienda que «¡el tiempo de Dios es el mejor!».

LOS 10 AÑOS DE PARALISIS DE UNA ABUELA LLEGAN A UN DRÁSTRICO FINAL

Diez años atrás, después de lo que la familia pensó que era un accidente doméstico menor, la ya abuela, Caronline Onyeneke, eventualmente se encontró incapaz de caminar o sentarse apropiadamente. Su hijo Reginald la llevó a diferentes hospitales y en uno de ellos estuvo al menos cinco meses. Al no lograr que los medicamentos la pusieran de nuevo en pie, los médicos determinaron realizarle una operación, pero ella se mantuvo firme: «Quiero ir a La Sinagoga», insistió. Dos domingos atrás, logró llegar a la Arena de la Libertad, pero por alguna razón no pudo ingresar al auditorio. Mientras el Profeta T.B. Joshua estaba orando con la congregación, Reginald, al igual que el ciego Bartimeo clamó a Jesús en Marcos 10:46-52, comenzó a gritar para llamar la atención del profeta: «¡Hombre de Dios, ten misericordia de mi madre!». Tras tomarse unos momentos para interrogar al angustiado hijo, el profeta retomó la oración con las personas: «Todo órgano dañado en tu cuerpo, ¡comienza a funcionar, en el nombre de Jesús!».

SORDERA EN OÍDO IZQUIERDO SANADA DURANTE LA SESIÓN DE ORACIÓN Y PROFECÍA

Se acercó a la plataforma de La SCOAN y habló por el micrófono frente a las cámaras que trasmitían en vivo al mundo entero. «Quiero testificar para la gloria de Dios y avergonzar al diablo», así comenzó  el domingo su testimonio el señor Joshua Sambo. Dijo que había nacido con sordera en su oído izquierdo y que sus padres hicieron todo lo posible por ayudarlo. Dijo que tan sólo dos semanas atrás, la historia cambió. El hombre de 35 años contó que durante la Oración Masiva con el Profeta T.B. Joshua de repente escuchó un silbido en su oído izquierdo, como si una llanta se desinflara. Por otro lado, el nativo del estado de Kogi estaba en la iglesia para orar acerca de su difícil situación financiera, orar especialmente por recuperar más de medio millón de nairas que le debían. Sin embargo, cuando el hombre de Dios ordenó que todo órgano dañado comenzara a funcionar, el señor Sambo recordó la sordera de su oído izquierdo y aprovechó la unción. El domingo, estaba extremadamente emocionado mientras testificaba junto a su esposa, madre, hijo, hermano mayor y suegro. «Haz de tu corazón el punto de contacto con Dios y algún día serás hecho libre, como yo lo he sido hoy», aconsejó a la iglesia.

¡EXTRAORDINARIO TRIPLE TESTIMONIO EN NUMEROSOS ACTOS!

En Proverbios 18:24, la Biblia dice que un amigo es más que un hermano. En el caso de la señorita Alice Dramani, una ghanesa oficial de salud ambiental en Puerto Tema, esta amiga fue ciertamente una hermana, la señora Stephanie Daniels, quien junto con su esposo, hizo frente a todas las adversidades y juntos se atrevieron a desplazar a la entonces moribunda Alice hasta La SCOAN, en Lagos, Nigeria. Con su estómago distendido e inflamado y sus hinchadas piernas incapaces de sostener su frágil cuerpo, Alice había sido considerada como caso perdido por familiares y amigos; excepto por Stephanie, quien sufría de fibromas, y el desempleado esposo de esta. Fue en este estado que Alice recibió un ungido toque del Profeta T.B. Joshua unos meses atrás, mientras Stephanie y su esposo esperaban en Dios por la respuesta a sus oraciones. «Me sentí ligera cuando me puse de pie después del toque», testificó el domingo. Pero mucho más estaba por venir. Cuando regresó a su hotel aquella noche, Alice comenzó a expulsar pestilentes fluidos por los orificios de su cuerpo, defecando y orinando al mismo tiempo. A pesar de lo fétido, Stephanie estuvo con ella hasta que los fluidos cesaron alrededor de las 4 de la madrugada. Al amanecer, ¡el estómago inflamado desapareció! Y aún mucho más estaba por venir. Alice emprendió su viaje de regreso a casa y permaneció seca durante todo el viaje. En el momento en que llegó a su casa, sin embargo, la llave se abrió de nuevo; todo lo que había sido la causa de dolor e incomodidad en su vida salió de ella.

¡Su sanidad fue completada, en el poderoso nombre de Jesucristo! Regresó a su trabajo y, para comprobar la genuinidad de su milagro, el jefe de Alice le asignó el muy exigente turno nocturno durante dos semanas seguidas. Por supuesto, Dios Se demostró a Sí Mismo y Alice superó a sus colegas. Verdaderamente, el oprobio de dos años había terminado. Mientras tanto, el día de la sanidad de Alice en la Arena de Libertad el esposo de Stephanie recibió un mensaje de texto con la oferta de trabajo de su actual empleo. Por otro lado, Stephanie más tarde iría a los médicos para revisar el asunto de sus fibromas y para la gloria de Dios, ¡ya no estaban! Alice instó a las personas a enfocarse solamente en Dios e ignorar el consejo de los que dudan. Por su parte, el esposo de Stephanie aconsejó a las personas que vean a Dios capaz de hacer todas las cosas.