AMA A TU VECINO - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

AMA A TU VECINO

El Coro de La SCOAN cantó a toda marcha mientras exploraban en su repertorio de canciones para glorificar a Dios. Después de comenzar, no transcurrió mucho tiempo antes de que las fuerzas celestiales se acoplaran a la congregación mientras las manifestaciones de la presencia del Espíritu tomaban control.

A la luz de su próximo 56º cumpleaños, el 12 de junio, el Profeta T.B. Joshua dijo a la congregación y a los espectadores que nada agradaría más a Dios que mostrar amor hacia los enfermos y necesitados, especialmente aquellos que no conocen. Al declarar que obedecer los mandamientos de Dios es la manera de demostrarle que Lo amamos, el hombre de Dios aconsejó a las personas que busquen por aquellos que languidecen en el lecho de la enfermedad y no sólo les muestren amor a través del dar, sino también cultiven una amistad genuina con ellos. El profeta dijo que hacer el bien a los desamparados sería un digno legado para dejarle a nuestros hijos. «Necesitas algo que te pellizque, que te moleste para la gloria de Dios», habló acerca de la naturaleza del dar con sacrificio, lo cual te hace capaz de «vivir por encima de la destrucción humana». Al leer Juan 14: 14-15, reafirmó la necesidad de demostrar amor por Dios, lo que nos obliga a ayudar a los necesitados en todo momento, ya sea que los conozcamos o no. «Amor es vida; la vida es amor», concluyó.

 

El profeta Racine habló acerca del «Poder de la fe» y le pidió a la iglesia que reconociera la gracia de Dios en sus vidas; en canciones, palabras y propósitos. Con el versículo de referencia en Romanos 10: 6-17, el Profeta Racine declaró que la fe debe verse como un asunto espiritual, una fuerza que crece en el espíritu del hombre, que otorga a los Cristianos la capacidad de activar el poder en el nombre de Jesús a través de las confesiones de fe, como está escrito en Lucas 10: 19. Mencionó que la razón por la cual algunos Cristianos no reciben de Dios se debe a que es posible que alguien sea «un hombre de oración, pero tal vez no un hombre de fe». Añadió, «la oración no es correcta si no nace de la fe». El fracaso en dar amor y perdón a nuestro prójimo, agregó el Profeta Racine, cortará el poder de la fe en nuestras vidas (Gálatas 5: 6). En resumen, la conexión entre el amor y la fe, dijo «damos servicio a nuestra fe amando a los que nos rodean».

 

 

TESTIMONIOS

CÁNCER DE PULMÓN VOMITADO DURANTE LA ORACIÓN MASIVA

Su caso ya era considerado como un caso perdido, desde una perspectiva humana. Sin embargo, el señor Emperor Akpalakpa confió en Dios por su sanidad, a pesar de que sus jefes lo hubieran despedido por causa de su enfermedad. Durante nueve meses, continuó tosiendo sangre mientras las células cancerosas se comían con sus pulmones. Para evitar que sus pulmones colapsaran, los médicos en Costa de Marfil, lo inyectaban dos veces al día y aun así no hubo mejoría para el nigeriano. Al regresar a Nigeria, el señor Akpalakpa recibió el mismo tratamiento, pero los médicos finalmente le diagnosticaron cáncer de pulmón. «Tienes tres años de vida, tal vez cinco», le dijeron fríamente los médicos. Alarmado por la noticia, el joven de 30 años corrió a Dios en La SCOAN dos domingos atrás, confiando en que se sanaría una vez que llegará a la iglesia. Mientras terminaba la Oración Masiva, el Profeta T.B. Joshua declaró la unción sobre todas las personas que aún experimentaba aflicción.

Inmediatamente, el señor Akpalakpa fue impactado por la unción y comenzó a vomitar sustancias viscosas mezcladas con sangre. «Inmediatamente, sentí alivio en mi pecho», testificó. El vómito continuó durante los siguientes dos días, añadió. Para constatar su sanidad, regresó con sus médicos quienes lo declararon libre de toda señal de cáncer de pulmón y le pidieron que regresara a la iglesia para dar gracias a Dios. Mencionando que ya estaba listo para casarse y formar una familia, el nigeriano del estado de Bayelsa aconsejó a las personas que reconocieran que no hay enfermedad que Jesús no pueda sanar y que la distancia no es una barrera. «¡Jesús está vivo y es real en La SCOAN!», gritó.

SIN UN CUELLO RÍGIDO, LA SEÑORA OLOYEDE LLEVA UNA VIDA NORMAL DE NUEVO

Cuando la señora Sandra Oloyede desarrolló lo que más tarde los médicos descubrieron como espondilosis cervical, pensó que era algo que la medicina podía manejar fácilmente. Pero se dio cuenta que estaba equivocada. A pesar de recibir medicamentos y un collarín, sus dolores nunca disminuyeron; de hecho, empeoraron, haciendo su vida miserable y dejándola incapaz de cuidar a sus hijos.
Los médicos le aconsejaron que visitara a un neurólogo. Sin embargo, su madre, que había estado cuidando los hijos de Sandra, le aconsejó que visitara La SCOAN. Tras recibir oración, la mujer de 39 años residente del estado de Delta, Nigeria, recibió su perfecta sanidad. Radiante de emoción durante su testimonio el domingo, ¡la señora Oloyede giró su cuello en todas las direcciones mientras declaraba su sanidad, en el poderoso nombre de Jesús! Y aconsejó a las personas que reconocieran que Jesús es el perfecto Sanador.

 

¡DESPUÉS DE 7 AÑOS DE ESTANCAMIENTO, LAS BENDICIONES DE UN PROFESOR LLEGARON POR TORRENTES!

 A la fecha, Benedict Mbam es un profesor de ciencias de la computación y director de una escuela de educación en el estado de Ebonyi, Nigeria. Antes de que recibiera la gracia de alcanzar esta posición, el académico había sufrido un estancamiento en su carrera por no menos de siete años. Habiendo alcanzado la posición de catedrático en el 2004 en la Universidad Estatal de Ebonyi, se suponía que se hubiera convertido en profesor casi seis años después. Pero en realidad, en el año 2012 continuaba siendo un catedrático, a pesar de que tenía todas las calificaciones necesarias. Él decidió buscar la ayuda de Dios. Después de recibir oraciones, así como el Nuevo Agua de la Mañana y la Calcomanía Ungida, regresó a casa. Tan sólo unos meses después, el entonces Doctor Mbam fue nombrado Director de Planificación Académica, un cargo destinado solo para profesores. El año siguiente, 2013, fue transferido a una universidad federal, donde fue nombrado Director de Departamento y, más adelante ese mismo año, fue nombrado profesor. En el 2014, su antigua universidad también lo nombró profesor titular. En el 2015, fue elegido como Decano de Ciencias Aplicadas y Físicas en la nueva universidad. En el 2017, también fue elegido por el Consejo de Gobierno de la universidad y se convirtió en miembro de dos poderosos comités universitarios. Este año, 2019, el Profesor Mbam fue nombrado por el Gobierno del Estado de Ebonyi como el Rector de la Escuela de Educación del Estado de Ebonyi. Al agradecer a Dios por lo que ha hecho, el profesor Mbam testificó que ahora es más devoto a Dios. Aconsejó a las personas a tener fe en Dios y acudir a Dios para encontrar soluciones a sus problemas.

 

LIBRE DE LOS DOLORES DE LA ARTRITIS DE RODILLA Y UNA HERNIA DISCAL

La señora Catherine Ereyi, una nigeriana residente de los EE. UU, visitó La SCOAN para sanidad divina de una hernia de disco y artritis en su rodilla izquierda. Durante 12 años, había explorado todas las vías médicas sin resultado. Con su trabajo demandándole conducir y subir escaleras constantemente, la señora Ereyi luchó contra sus dolores, muchas veces llorando en su cama mientras veía Emmanuel TV.

El domingo pasado, la unción de Dios la localizó cuando el hombre de Dios la tocó y oró por ella, en el poderoso nombre de Jesús. Después del toque y la oración, dijo: «Me levanté y me sentí muy ligera». Añadió durante su testimonio el domingo: «Ahora pueden ver que mi forma de caminar ya está bien».

 

LIBERADO DE INCONTINENCIA Y ENURESIS DESPUÉS DE UNA PALABRA DE PROFECÍA

 

Seis años atrás, algo le sucedió al señor Abraham Ugbede, un nigeriano residente en Sudáfrica; repentinamente, ya no podía controlar su micción y comenzó a orinar con mucha frecuencia, por lo que tuvo que comenzar a utilizar toallas sanitarias para evitar la vergüenza. Hace dos semanas, visitó La SCOAN y el Espíritu Santo habló acerca de su caso a través del Profeta T.B. Joshua. Tras la palabra de profecía y oración, el señor Ugbede recibió su perfecta sanidad. El domingo, testificó del poder del Señor en su vida. Contó cómo esa condición le había prevenido de casarse, tras esto confirmó que su micción ahora se ha normalizado y que ya no se orinaba más la cama. También dijo que su presión arterial se normalizó. «No permitas que tu enfoque se desvíe y Dios te encontrará en el momento de tu necesidad», aconsejó a la congregación.

 

 

«¡NO LO PUEDEN ENTENDER, PERO DIOS ES MI TESTIGO!»

La señorita Jennifer Kobo solía sangrar y sufrir de dolores hasta hace dos semanas, cuando una palabra de profecía la localizó mientras que el Profeta T.B. Joshua oraba por la congregación en la Arena de Libertad. Durante tres años, la procedente del estado de Benue, había vivido con la incomodidad de su condición, hasta que recibió su sanidad durante la Oración Masiva.

«Oh, Dios, ¡perdona mis pecados!», suplicó cuando comenzó la sesión de oración; sentía dolores en el cuerpo mientras la sangre le brotaba. «No pueden entenderlo, pero Dios es mi testigo», declaró la señorita Kobo cuando se quedó sin palabras para expresar su gratitud a Dios por sanarla. Aconsejó a las personas que busquen el perdón de Dios cuando se acerquen a Él para sanarles, liberarles y bendecirles.

 

 

 

 

PROSTATA ALARGADA SE REDUCE A SU TAMAÑO NORMAL

El señor Clement Mbeh, un nigeriano del estado de Cross River, se había despertado el 2 de julio de 2018 con una fuerte molestia en el estómago. Corrió al baño, pero difícilmente algo salió. Acudió a su médico, quien lo envió a realizarse algunas pruebas. Resultó que su próstata se había engrandecido. ¡La valoración de concentración de APE (antígeno prostático específico), un diámetro de 25.7! Se le recomendó que viajara inmediatamente a la India, para que su caso no convirtiera en cáncer.
Sin embargo, en compañía de sus hijos, el señor Mbeh decidió visitar La SCOAN a finales de julio. Él declaró su sanidad tras el toque del Profeta T.B. Joshua, en el poderoso nombre de Jesús. Al regresar a casa, el señor Mbeh se hizo otra prueba y, para su sorpresa, ¡el APE se había reducido a un diámetro de 4.4! «Ya no tengo más dolores en el abdomen y orino libremente ahora», declaró durante su testimonio el domingo pasado. Aconsejó a la gente que confiara en Dios, con Quien todo es posible.