¿QUIÉN NECESITA PERDÓN? - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

¿QUIÉN NECESITA PERDÓN?

La gloria de Dios descendió como una nube en la congregación de La SCOAN mientras el coro entonaba canciones Divinamente inspiradas por el Espíritu de Dios y los espíritus malignos salían de la vida de Sus hijos. En este estado de quebrantamiento, muchos en la congregación estuvieron listos para ser impactados por la Palabra y la unción.

Tomando su mensaje de la canción ungida El poder del pecado sobre mí está roto, el Profeta T.B. Joshua nos llevó de regreso a los pies de la Cruz del Calvario, enfatizando que nuestro pecado no puede ser cubierto por nuestra apariencia o nuestras lágrimas; debe ser llevado a la sangre de Jesús antes de que el Espíritu pueda orar a través de nosotros. En su mensaje titulado ¿Quién necesita perdón?, citó el Libro de Romanos 3 versículo 10: «Como está escrito: No hay justo, ni aun uno» y continuó citando el versículo 23: «… por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios». Exhortó a la congregación y a los espectadores sobre la necesidad de perdonarse primero a sí mismos para así poder perdonar a los demás. Añadió que es crucial para todos entender sus limitaciones y dejar de repetir las historias de fracaso, heridas y dolor del pasado. No hacerlo, significaría vivir «una vida de remanentes», contrariamente a lo que se espera del estándar de vida Cristiana. Verdaderamente, tanto el ofensor como el ofendido, ambos necesitan perdón.

 

Previamente en el servicio hubo un poderoso mensaje de la mujer de Dios, Yinka, titulado Convierte tus cicatrices en estrellas. Tomando su texto de referencia de Romanos 8, aconsejó a los Cristianos que vean sus desafíos como una posibilidad para el crecimiento espiritual, los cuales edifican la fe. Según dijo, «un enfoque roto es la razón por la cual las personas fallan». Explicando que Dios siempre abre un camino para Sus hijos durante sus desafíos, imploró a la congregación: «No permitas que tus malas experiencias te limiten. No permitas que tus malas experiencias te destruyan. ¿Por qué no conviertes tus cicatrices en estrellas? ¿Por qué no conviertes tu caos en un mensaje? ¿Por qué no conviertes tus pruebas en un testimonio?».

A continuación, una recopilación de los transformadores testimonios del servicio de ese día:

 

 

TRAS 11 AÑOS DE DOLOR EN LA PIERNA Y EN LA CINTURA, LA MUJER TANZANESA VUELVE A CAMINAR CON LIBERTAD

 

la señora Lydia Haule recibiendo su sanidad

la señora Lydia Haule demostrando su sanidad

 

A pesar de su juvenil aspecto, la señora Lydia Haule, de cuarenta años, padecía de dificultad para caminar debido a la degeneración de disco en su columna vertebral, por lo que dependía de un corsé lumbar y una rodillera. Durante 11 años, la ingeniera eléctrica de Tanzania había estado enganchada a un cóctel de medicamentos para ayudarla a aliviar su dolor.

Sin embargo, a pesar de todos los medicamentos, difícilmente podía funcionar en el trabajo y tuvo que renunciar a su interés por el atletismo. En un momento determinado pensó que el dolor podía ser resultado de su sobrepeso. Perdió algo de peso, pero el dolor continuó. Alentada a asistir a La SCOAN, la señora Haule llegó y recibió oración en el poderoso nombre de Jesús. Agachándose y trotando por el pasillo, demostró su sanidad y después aconsejó a las personas que mostraran su fe en la oración y que no contristaran al Espíritu Santo.

 

 

EL DOCTOR SE DESPOJÓ DEL MANTO DE REPULSIÓN

 

Doctor Clement Ogbuegbuna recibiendo profecía

«¡Soy su esposa espiritual!», gritó el espíritu maligno cuando la mujer de Dios oró por el Doctor Clement Ogbuegbuna. Ese espíritu había sido responsable de alejar a las personas y el favor de la vida del médico. La profecía también reveló algo sobre el nacimiento del joven. Perturbado y atormentado por los espíritus negativos que lo acosaban desde su nacimiento, el Doctor Ogbuegbuna llevó su caso a Dios. «¡Oh!, ¡fue algo maravilloso estar aquí la semana pasada!», dijo. Explicó que desde su liberación ha estado vomitando los depósitos malignos que se hallaban en su cuerpo. Para la gloria de Dios, los pacientes están deseosos de ser atendidos por el Doctor Ogbuegbuna ahora que el manto de la repulsión le ha sido retirado. «Sólo un necio diría que no hay Dios», declaró mientras aconsejaba a todos que crean en Él.

 

Doctor Clement Ogbuegbuna compartiendo su testimonio

 

MUJER LIBERADA DEL ESPÍRITU DE IRA Y PAZ MARITAL RESTAURADA

 

El señor Nwobu y esposa recibiendo profecía y liberación

«Mi nombre es Onuku. Soy del océano. Ella fue dedicada a mí. Quiero enviarla a prisión. Tomé su cerebro». Esas fueron las palabras del demonio mientras era expulsado del cuerpo de la señora Cynthia Nwobu, una mujer nigeriana de apariencia tranquila que se encontraba bajo el cautiverio de un agresivo espíritu. De hecho, lo había heredado todo de su madre, quien de se alejó de su familia súbitamente hace ya 15 años, tras quejarse inexorablemente de haber sido perseguida por un perro. El hermano de la señora Nwobu también se encontraba fuera de sí, debido a las actividades del mismo demonio. Siempre llena de ira en su interior, la señora Nwobu peleaba ante la mínima provocación.

el señor Nwobu y su esposa compartiendo testimonio

Fue durante uno de esos ataques de ira que hirió a un vecino con un machete, lo cual la condujo a un caso judicial aún pendiente. «Podía pelear con 10 hombres al mismo tiempo y golpeaba a mi esposo sin ningún reparo», testificó en la iglesia.

Desde que recibió su liberación, la señora Nwobu ahora tiene una paz Divina y una calma de espíritu que le hace ganarse el cariño de su esposo. Ya no tiene más pesadillas ni escucha voces extrañas tras haber derrotado a sus antiguos manipuladores espirituales en un sueño que tuvo tras su liberación.

Al testificar junto a su esposa, el señor Nwobu agradeció a Dios por la profecía relativa a su negocio en decadencia, creyendo que verdaderamente ahora ha llegado un nuevo amanecer para sus finanzas. Aconsejó, «no renuncies a Dios». Por su parte, la señora Nwobu aconsejó a las personas que no deben darse por vencidos con aquellos con quienes tengan problemas.

 

 

 

 

DUDÓ DE LA UNCIÓN DE DIOS EN SU PROFETA HASTA UN TRANSFORMADOR ACCIDENTE

 

La señora Chika Boniface cuando sufrió el accidente

La señora Chika Boniface solía desestimar los milagros de La SCOAN catalogándolos de  ‘magia’; le resultaba difícil aceptar que la unción de Dios pudiera estar tan libre y consistentemente disponible para Sus hijos. Cada vez que visitaba a su hermana mayor y la veía viendo Emmanuel TV, la regañaba por no ser lo ‘suficientemente inteligente’. Sin embargo, en el mes de septiembre del 2018, cambió de opinión después de que un vehículo perdiera el control y la arroyara. Tras examinarla, los médicos le dieron un terrible veredicto: «Usted ya no podrá volver a caminar, pero podemos insertarle cuatro tornillos en los huesos alrededor de su cintura para que por lo menos pueda sentarse». Ansiosa por recuperar su vida, la señora Bonifacie pagó por la cirugía. Sin embargo, un espíritu la impulsó a que le solicitara a su hermana el Nuevo Agua de la Mañana. Antes de ministrarse el agua, oró pidiendo perdón a Dios por todas las cosas negativas que había dicho sobre el Profeta T.B. Joshua y el ministerio. A partir de ahí, Le rogó a Dios que la sanara así como Él había sanado a otras personas con casos similares. Y el Dios misericordioso honró Su nombre en su vida, ¡al restaurarle la médula espinal hasta entonces condenada! Con otra radiografía que confirmó su sanidad, la señora Boniface fue dada de alta sin necesidad de ninguna cirugía. Al testificar en la iglesia el domingo, narró sus encuentros con los médicos y cómo venció su incredulidad; quedó claro que la señora Boniface ahora se ha convertido en una firme creyente del poder de Dios. La señora Boniface instó a las personas a dejar de decir cosas negativas sobre los profetas de Dios y a creer en la supremacía del poder de Dios.

 

La señora Chika Boniface caminando despúes de su sanidad

 

PROGRESO ACADÉMICO Y DE CARRERA REGISTRADOS TRAS MINISTRAR EL NUEVO AGUA DE LA MAÑANA

 

La señorita Jane Kasaro

La señorita Jane Kasaro, de Zambia, testificó sobre cómo el Señor la liberó del espíritu de fracaso. Tras inscribirse en un programa de Medicina Clínica en el 2014, la señorita Kasaro descubrió que le era difícil progresar ya que su vida se encontraba acosada por pesadillas y sueños constantes en los cuales veía a personas muertas y comía comidas extrañas. Cuando realizó sus exámenes pre-finales, le dijeron que había fallado en sus resultados. Como consecuencia comenzó a desarrollar pensamientos suicidas. Posteriormente, comenzó a ver Emmanuel TV. Finalmente, contactó a unos amigos que habían estado en La SCOAN, rogándoles que le dieran el Nuevo Agua de la Mañana. Después escribió una carta de apelación referente al examen que supuestamente había fallado, ministrando el agua sobre la carta antes de enviarla. Para su sorpresa, los funcionarios le respondieron que no se había registrado tal fallo. A pesar de que sólo faltaba una semana para el examen final, La señorita Kasaro ministró el agua mientras preparaba sus papeles. Testificó que sus estudios repentinamente se volvieron muy fáciles con lo cual pasó el examen de manera brillante y se le otorgó su licencia como médico practicante. Al mes siguiente, consiguió un trabajo en la presidencia de Zambia y ya no es una perdedora sino una ganadora.

Resultados académicos de la señorita Jane Kasaro