LO QUE DIOS QUIERE QUE SEAMOS

Había un ánimo festivo en la Arena de la Libertad el domingo, durante el servicio celebrado en la semana del aniversario de Emmanuel TV. En gratitud a Dios, el Profeta T.B. Joshua se unió en el escenario a los coristas de La SCOAN mientras guiaba a la congregación en canciones de alabanza al Padre Todopoderoso.

El Profeta T.B. Joshua comenzó su sermón oportunamente titulado Lo que Dios quiere que seamos, haciendo una pregunta que invitaba a la reflexión: «¿Eres realmente la persona que Dios quiere que seas?». Explicó a la congregación y a los espectadores que «alguien puede ser la persona más rica del mundo y aun así no ser lo que Dios quiere que sea» y que «el primer paso para conocer nuestro destino, lo que Dios quiere que seamos, es conocer mejor a Dios».

El mensaje amonestaba a los Cristianos a no ser creyentes de conocimiento sensorial sino a seguir la guía del Espíritu en todo momento. El hombre de Dios citó Lucas 10:20 y exhortó a los congregantes y a los espectadores de todo el mundo a desarrollar un espíritu vacío de malicia, envidia, celos, amargura, falta de perdón, etc.

El mensaje de Yinka El secreto de la abundancia, también se refirió a un aspecto esencial del Cristianismo práctico. Citando como textos de referencia Juan 17:18, Mateo 25:35-39, Marcos 12:38-44, Génesis 41, 2 Corintios 9:6-7, Salmos 37:25 y Gálatas 6:6-10, Yinka ilustró la importancia del dar con sacrificio, porque «Dios es más honrado en nuestro dar con sacrificio, pero es deshonrado por nuestra ofrenda de conveniencia». Explicó que como hijos de Dios, cuando liberamos la semilla en nuestras manos, la semilla del perdón, del amor y de la compasión, el Señor promete derramar Sus bendiciones sobre nuestras vidas. Los Cristianos que aprenden a compartir cualquier cosa que tengan, explicó, pondrán una sonrisa en el rostro de los demás, tal y como Jesucristo ordena, y también ayudarán a activar su propio destino Divino. Para concluir dijo: «Quiero dejarte con este pensamiento en mente: segarás la cosecha completa de todo lo que siembres únicamente si perseveras».

TESTIMONIOS

«¡PUEDO OÍRTE!»

Dos años atrás, el señor Baltus Bejanga repentinamente perdió su capacidad de audición. Al principio pensó que era un problema leve, pero estaba equivocado, finalmente los médicos le diagnosticaron tinnitus crónico progresivo, una condición que lo incapacitó y lo confinó al uso permanente de un audífono. El señor Bejanga, camerunés residiendo en Qatar, visitó los mejores médicos pero ellos no lograron darle una solución a su caso. El señor Bejanga continuó viviendo con una sensación de insatisfacción por dos años. «Estaba muy perturbado», dijo. El añadió que la mayoría de las veces, esto le llevó a perder oportunidades de trabajo. «Afectó la comunicación en mi hogar, con mi esposa y mis hijos», continuó.
Como firme creyente del poder de Jesucristo, el señor Bejanga decidió correr a Dios en La SCOAN. En la línea de oración el señor Bejanga fue localizado por el hombre de Dios, quien oró por él en el nombre de Jesús. Instantáneamente, el Poder infalible de Dios corrió a través del señor Bejanga y entró en una especie de trance mientras su cuerpo comenzaba a vibrar; finalmente, el alto voltaje espiritual lo arrojó al suelo. Mientras se ponía de pie, comenzó a exclamar el nombre de Dios con gran emoción agradeciendo al gran Sanador por la grandeza de Su poder. Finalmente, aconsejó a los congregantes mientras testificaba durante el Servicio Dominical en vivo: «El mundo puede abandonarte, pero si te acercas a Jesús, Él te dará vida, sanidad y bendiciones». La esposa del señor Bejanga corroboró el testimonio de su esposo, aconsejando a todos a ejercitar su fe en el poder de nuestro Señor Jesucristo. ¡Emmanuel!

 

PIERNA CON ÚLCERA SALVADA DE LA AMPUTACIÓN

A pesar de los severos dolores que experimentaba, el señor Fredrick Kayode, de 77 años de edad, emprendió un largo viaje desde el estado de Ondo hasta Lagos convencido de que el Señor Jesucristo era el Único que podía sanarlo de una úlcera que había abatido su pierna derecha. La herida era dolorosa, maloliente y bochornosa, lo que le hacía sentirse un hombre miserable. Negándose a que le fuera amputada una pierna, el señor Kayode corrió a Dios. «Tengo un televisor con el cual veo Emmanuel TV y los maravillosos milagros recibidos por personas de todo el mundo, así que decidí venir a La SCOAN», dijo.

En La SCOAN, el Profeta T.B. Joshua oró por el señor Kayode en el poder del Espíritu Santo, declarándolo sano. «Recibí alivio inmediatamente», dijo el señor Kayode. «En dos o tres semanas la llaga prácticamente se había secado» agregó. Poco después, el señor Kayode regresó a La SCOAN para mostrar su pierna completamente sana y restaurada. Podía llevar un zapato en su pie derecho y pisar fuerte en el suelo. Ahora, a sus 79 años de edad, el señor Kayode regresó nuevamente el domingo a La SCOAN para testificar aún más ante la congregación que cuando Jesús te sana, lo hace eficaz y completamente. Perfectamente libre del dolor y de vuelta a su yo vivaz, el señor Kayode aconsejó a todos que deberían tener fe en Dios.

 

 

PREDICADOR LIBERADO DEL ESPÍRITU DE LUJURIA

En cuanto ella lo vio, el Espíritu Santo habló a través de la mujer de Dios: «¡Sé liberado de ese espíritu de lujuria, en el poderoso nombre de Jesús!» Según dijo la mujer de Dios, el problema del Pastor Beni Lukuto comenzó después de que él orara por cierta mujer. Desde entonces no lograba dejar de codiciar a las mujeres, lo cual le llevó a serios problemas en su vida y en su ministerio. Al confirmar la profecía, él dijo que inicialmente se avergonzaba de haber revelado su problema y que ayunaba y oraba fervientemente para que este espíritu malvado lo dejara, pero todo era en vano. Al ver que sus problemas seguían agravándose, tiró el manto de la vergüenza y llegó a La SCOAN, donde recibió su liberación. «Cuando la mujer de Dios me tocó, sentí como si un espíritu saltara de mi cuerpo, como si 10 canastas de piedras cayeran de mi», dijo el pastor Lukuto sobre su experiencia durante la liberación. Ya no codicia a las mujeres. Añadió que el espíritu de enojo también se ha apartado de él. Para coronar todo esto, ahora el pastor Lukuto puede meditar genuinamente en la Palabra de Dios.
Él aconsejó a todos que no vivan una vida pretenciosa sino que busquen la verdadera liberación para servir a Jesucristo en verdad y en fe. ¡Aleluya!

 

FIBROMAS EXPULSADOS DURANTE LA ORACIÓN MASIVA

Ella comenzó su testimonio de esta manera: «Ayúdame a decirle a tu vecino: “Es mi hora de testificar”». La señora Joy Benjamin había sido oficial de prisión hasta que un constante aumento de su abdomen le impidió continuar trabajando de manera efectiva. Durante ocho años tuvo fibromas así como también extraños movimientos en su cuerpo y dolor en la parte inferior del abdomen. Sin importar lo poco que comiera, encontraba su cuerpo hinchado hasta el punto en que no podía cerrar los brazos. Ya no era la activa instructora de deportes que solía ser y finalmente fue despedida de su trabajo.

Cansada de su condición, la señora Benjamin decidió venir a La SCOAN en busca de intervención Divina. Durante la Oración Masiva en La SCOAN la semana pasada, la señora Benjamin puso sus manos en su estómago mientras oraba. Pronto comenzó a notar que algo estaba sucediendo dentro de ella. Corrió al baño y allí descubrió que el fibroma había reventado; todo cayó en el inodoro. Ahora, la señora Benjamin puede comer sus comidas completas y también puede agacharse normalmente, así como estirar sus manos en alto sin ninguna molestia ya que el dolor y la incomodidad desaparecieron. Ella aconsejó a aquellos que confían en Dios por sanidad que permanezcan pacientes y esperen su hora de ser sanados, bendecidos o liberados.

 

HOMBRO DISLOCADO SANADO A TRAVÉS DEL NUEVO AGUA DE LA MAÑANA

El señor Fabian Halala, de Tanzania, estaba durmiendo una noche cuando de repente sintió un dolor terrible. Se despertó para descubrir que su hombro se había dislocado. Su esposa lo apuró a ir al hospital donde los doctores diagnosticaron que su brazo se hallaba dislocado y le dieron un cabestrillo. Al mismo tiempo, un amigo suyo que había visitado La SCOAN recibió el Nuevo Agua de la Mañana, de modo que le dio un poco de dicho Nuevo Agua de la Mañana y en el momento en que que se la ministró, el señor Halala sintió que su hombro volvía a su posición original. Regresó nuevamente al doctor para confirmar lo que había ocurrido. «Sin duda estás sano» declararon los médicos tras de realizarle una radiografía en el brazo. El señor Halala aconsejó a los espectadores de Emmanuel TV que tengan fe en Dios. Antes de terminar su testimonio, el señor Halala giró su brazo para demostrar su perfecta sanidad.

 

DEJAR IR LA OFENSA LIBERA UN PODEROSO PROGRESO

Una lesión en el tobillo derecho sufrida en el 2016: ese fue el problema que trajo al oficial de prisiones de Zambia, el señor Robert Katawa Mwale, a La SCOAN. Sin embargo, el Espíritu de Dios estaba más preocupado por la necesidad de que él dejara de lado el dolor del pasado; necesitaba perdonar a su hija. Para un hombre que también estaba buscando su progreso profesional, esta fue verdaderamente una profecía importante. Tras recibir oración en el poderoso nombre de Jesús, el dolor del señor Mwale se desvaneció. Confirmando la profecía, explicó que había repudiado a su hija por negarse a asistir a la escuela. Por consejo del hombre de Dios, el señor Mwale decidió perdonar a su hija. Tres días después cuando todavía estaba en La SCOAN, recibió una llamada telefónica en la que se le informaba de su ascenso a Comisionado Adjunto del Servicio de Prisiones y Director de la Unidad de Desarrollo de Infraestructura del Servicio de Prisiones de Zambia. Su doble ascenso fue una sorpresa inesperada que lo impulsó a conocer el valor de dejar ir la ofensa.

Aconsejó: «No es bueno albergar un espíritu de falta de perdón en tu corazón contra nadie, debemos tener un espíritu libre».

 

CUELLO RÍGIDO SANADO AL TOQUE DEL SEÑOR

El 8 de diciembre del 2018 la señora Comfort Fiati, de Gana, sufrió un accidente automovilístico que la dejó en coma durante nueve horas. Fue un momento sumamente difícil y delicado para la familia. Tras recuperarse del estado de coma, la señora Fiati descubrió que no podía girar el cuello por lo que se le dio un collarín para que pudiera sostener su cuello. Infeliz de verla sufrir, el pastor de la señora Fiati la trajo a La SCOAN, donde ella recibió oración en el poderoso nombre de Jesús. Inmediatamente tras la oración fue liberada de la aflicción provocada por la rigidez cervical. Al testificar en la iglesia, la señora Fiati irradiaba calma y paz interior mientras demostraba cómo ahora podía mover su cuello libremente. Aconsejó a la congregación y a los espectadores de todo el mundo que tengan fe en Dios. ¡Alabado sea el Señor!