CREE Y CONFIESA

No eran canciones ordinarias; no eran letras ordinarias. De haberlo sido no habría habido forma de que esos hombres con traje de diseño y esas mujeres ataviadas como modelos hubieran derramado lágrimas en presencia de las cámaras que transmitían en vivo. Y por supuesto, ¡no era fingido! Aquellas letras, aquellas canciones del Coro de La SCOAN durante el Servicio Dominical del 10 de febrero del 2019 no eran algo ordinario sino indicaciones del Espíritu. Ciertamente, el impacto de las canciones predijo las manifestaciones Divinas que prosiguieron después a lo largo del servicio. Con un poderoso mensaje titulado, Cree y confiesa, el Profeta T.B. Joshua comenzó su exhortación con una observación sobre lo novedoso de las verdades de la Biblia. «La Biblia puede ser vieja pero sus verdades son siempre nuevas». Continuando, habló extensamente sobre los requisitos básicos para alcanzar el liderazgo señalando el vínculo entre la vida de un verdadero Cristiano y lo que se requiere para mantener a las organizaciones en una condición de máximo rendimiento.

Se refirió a Mateo 16:13-20 citando el pasaje en el que Jesús le pidió a Pedro que reportara aquello que los demás decían de Él y usó esto para ilustrar el valor de reportar. Argumentó que no es suficiente con ser solamente un Cristiano que ‘haga’ sino un Cristiano que también ‘hable’ y que entienda que el reportar las acciones inapropiadas es una forma de mantener los estándares, de modo que la visión de un ministerio u organización no se vea comprometida.

Según sus propias palabras: «Si verdaderamente posees fidelidad, lo cual es uno de los frutos del Espíritu, la naturaleza misma de Dios, no podrás ver infidelidad y permanecer en silencio». Señaló que dicha acción implicaría compromiso y aquellos que son culpables de comprometerse no son merecedores de posiciones de liderazgo. Por otra parte, agregó que los Cristianos deben ser conscientes de que la Palabra de Dios existe en dos partes: en el corazón para creer y en la boca para confesar. Por tanto, instó a los Cristianos a revelar su verdadero corazón para que puedan ser ubicados

y reconocidos por aquello que realmente son. «Nuestra boca, como dijo Pablo, verdaderamente revela aquello que está en nuestro corazón» continuó diciendo el Profeta T.B. Joshua, «cuando trabajas sin revelar lo que está en tu corazón no puedes ser ubicado, porque nuestra boca es el revelador de la creencia en nuestro corazón», concluyó.

La Evangelista Yinka compartió un mensaje titulado No rechaces a Jesús, iniciando su lectura con el Libro de Hebreos 4:11-16, se enfocó en la conexión entre el estado del corazón de un Cristiano y su habilidad para aceptar o rechazar a Jesús. Después de señalar lo esencial del corazón para el cuerpo humano, invitó a cuatro voluntarios al Altar. La escena reflejaba una situación en la que se acababa de recibir un mensaje desagradable. Mientras el primer personaje respondía con un corazón que todavía confiaba en Dios, en contraste, el segundo personaje respondía con abatimiento, incluso culpando a Dios. El tercer personaje adoptó su postura con satanás mientras el cuarto la adoptó con Jesús. Aparentemente, el enemigo habría hecho un festín en el corazón del segundo personaje y Jesús permaneció alejado de ellos, mientras que el primer personaje atrajo a Jesús y rechazó al enemigo.

La evangelista Yinka exhortó a los Cristianos a cuidar de sus corazones, los cuales son «el punto de contacto, el punto de comunicación, el cuarto de oración y el tesoro de Dios». Según sus propias palabras: «A menudo rechazamos a Jesús cuando nuestra naturaleza humana no está completamente rendida, cuando comenzamos a experimentar una lucha constante, una batalla entre el espíritu y la carne; un conflicto entre la luz y las tinieblas. Queremos hacer lo correcto pero nos encontramos haciendo lo contrario; queremos actuar en fe pero estamos forzados a exteriorizar nuestra incredulidad». Le recordó a los Cristianos que «satanás, el enemigo de nuestra alma, no quiere que el propósito de Dios sea revelado en nuestras vidas», advirtiéndonos que «tenemos que levantar una batalla al apoderarnos de nuestro corazón». En respuesta al poder de Dios por la Palabra hablada, muchas vidas fueron liberadas durante el mensaje mientras diferentes personas en el auditorio empezaban a manifestarse y a vomitar sustancias venenosas. Verdaderamente, Dios envió Su Palabra y fueron sanados, fueron liberados, ¡en el nombre de Jesús!

El poder de Dios continuó moviéndose en escena donde las vidas fueron liberadas de la mano del enemigo. Los testimonios prosiguieron.

TESTIMONIOS

SANGRIENTA HERIDA POR DISPARO ES SANADA TRAS MINISTRAR EL NUEVO AGUA DE LA MAÑANA

Sino hubiese sido por la intervención de Dios, el señor Neer Anande habría

sido un hombre desahuciado que habría traído pena a su familia; su esposa y dos niños inocentes. Fue a tan sólo cuatro días de la navidad del 2018, concretamente a las 4:21 a. m., cuando unos ladrones a mano armada forzaron la entrada a la sala de estar de su casa y al intentar confrontar a los intrusos, este recibió un disparo en su pecho a muy corta distancia; a menos de un metro. Fue un escenario estremecedor. «Ha llegado el fin para el sostén de nuestra familia, ya no tendremos Navidad», se decía la temerosa familia.

El señor Anande fue llevado al hospital rápidamente y los doctores se sorprendieron de que no sólo estuviera con vida, sino que fuera capaz de hablar. Con más de 20 perdigones en su pecho, el nigeriano residente en Benín que trabajaba en la capital estatal en el Centro Médico Federal Makurdi, estaba sentenciado a muerte. Después de haber recibido el tratamiento médico en el hospital, la herida del señor Anande permanecía en un lamentable estado. Sin perder tiempo, visitó La SCOAN y recibió el Nuevo Agua de la Mañana, la cual se ministró cada mañana mientras oraba con su familia, clamándole a Dios que le sanara así como Él había sanado a muchos más a través del medio del Nuevo Agua de la Mañana. Tras 15 días de ministración, compartió que su herida se había cerrado y secado, dejando solamente una cicatriz de aquella tragedia.

 

¡YA NO CAMINO TORPEMENTE PORQUE LA ARTRITIS HA SIDO DERROTADA!

En busca de una intervención Divina, ella tuvo que visitar La SCOAN para ser libre de la artritis reumatoide que le había sido diagnosticada en el 2008 a sus 20 años de edad. La señora Mamanyana Lehana, de Sudáfrica, había experimentado tanto dolor que difícilmente podía mover sus extremidades. En un intento de salvar a su hija del dolor, la madre de Lehana la animó a participar en un ensayo clínico de un nuevo medicamento que debía serle inyectado en el estómago. Los efectos adversos del medicamento incluían sensación de quemazón en el estómago y descamación entre otros, por lo que desistió del ensayo. En el 2016 visitó La SCOAN, donde recibió oración del

 

Profeta T.B. Joshua y el Nuevo Agua de la Mañana. Después de una constante ministración del Nuevo Agua de la Mañana, Lehana, quien tiene ahora 31 años, está completamente libre del yugo de la artritis. Mostrando su certificado de buena salud, aconsejó a las personas a que busquen a Jesucristo como su esperanza, sin importar cuál sea su condición.

 

RESCATADO DEL BORDE DE LA MUERTE MIENTRAS LA APNEA DE SUEÑO SE DESVANECE

Fue en el 2015 cuando el marfileño, Ahouri Jean Luc Bojoussou, descubrió que tenía un problema. En medio de la noche, de repente se despertó sintiéndose exhausto e incapaz de respirar apropiadamente. Después de visitar muchos hospitales, el hombre de 49 años fue diagnosticado con apnea de sueño, una condición que afectó severamente su trabajo como director de recursos humanos y que le llevó a perder su trabajo. Para ayudarle, los doctores le dieron al señor Bohoussou una máquina para que pudiera dormir de la cual dependería el resto de su vida. Su caso no se alejaba al de una sentencia de muerte y como él no quería morir, decidió correr a La SCOAN. Estando en la Línea de Oración, recibió una palabra profética acerca de dos ocasiones en las que estuvo a punto de perder la vida, una profecía que confirmó ya que en más de una ocasión había sido incapaz de despertarse tras horas. Durante la oración, dijo que fue como si su sistema respiratorio hubiese recibido sanidad Divina. Tras haber recibido su sanidad una semana atrás, ahora respira tan libre como un bebé, sin necesidad de utilizar máquinas o aparatos de respiración. Actualmente, ya no utiliza la máquina y aconsejó a las personas a buscar a Jesús como la única solución a los problemas de los seres humanos.

 

SU AUTOMÓVIL TENÍA LA CALCOMANÍA DE BUENOS DÍAS Y LOS LADRONES DISPARARON EN VANO

A inicios de enero del 2019, el señor Ifeanyi Okoro fue uno de aquellos que recibió la Calcomanía de Buenos Días para su hogar y su automóvil. Creyendo que las Calcomanías portaban la unción de Dios, rápidamente las pegó en el parabrisas de su camioneta. El gabonés, residente en Nigeria, planeó su viaje el 26 de enero a su pueblo desde Enugu, (Nigeria del este), con la seguridad de que Dios iría con él. No muy lejos de su destino, el señor Okoro fue testigo de una prueba a su coraje y la demostración de la fidelidad de Dios hacia Su Palabra. Temerarios ladrones a mano armada estaban disparando a los automóviles y despojando a las personas de sus pertenencias.

Mientras el señor Okoro se les acercaba, le hicieron señales con la mano para que se detuviera pero él comenzó a conducir aún más agresivamente. Enfadados, los ladrones armados dispararon una ráfaga de balas en su coche apuntando al sitio del conductor cuya ventana quedó destrozada así como la parte posterior del auto pero ninguna de las 30 balas fueron capaces de alcanzarlo a él o a su hermano menor. Incluso una de las balas fue disparada al contenedor de la gasolina en su automóvil, pero sólo apareció una nube de vapor momentáneamente. De alguna manera, Dios convirtió el producto altamente inflamable en agua. «Es como su hubiese habido un muro, una barrera, entre las balas y yo», testificó el señor Okoro. Le pidió a la congregación que junto a él agradecieran a Dios y animó a los congregantes a ejercitar la fe cuando reciban y usen sus herramientas de fe.

 

Mientras te regocijas con nosotros por lo que Dios ha hecho durante este domingo en La SCOAN y en los hogares de todo el mundo al tiempo que los espectadores se conectaban mediante la fe, recuerda: Dios no sólo desea que Sus hijos crean Su Palabra, sino que también la confiesen. ¡Cree y confiesa, en el nombre de Jesús!