CONFÍA EN LA AUTORIDAD DE DIOS - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

CONFÍA EN LA AUTORIDAD DE DIOS

La Arena de Libertad relucía con su magnífico colorido mientras el Coro de La SCOAN elevaba canticos, y junto a ellos la congregación aplaudía. Los ángeles de Dios impregnaron el ambiente con su presencia y las cámaras transmitían al mundo en alta definición. Ninguna mente humana podría resistirse a la estética arquitectónica de La SCOAN, embellecida aún más por la encantadora cascada detrás del Altar. Mientras el agua corría por la fuente hacía el estanque inferior, los patos nadaban desbordantes de felicidad exponiendo la idílica imagen de las bendiciones Celestiales.

El hombre de Dios, Racine, dio un paso en el Altar con un poderoso mensaje titulado, Confía en la autoridad de Dios. Inició su mensaje con la observación del Profeta T.B. Joshua acerca del temible año nuevo, 2019. Racine aseguró que los hijos de Dios jamás se enfrentarían a sus problemas fuera del control de Dios. Consecuentemente, deberán entender que necesitan ejercitar su fe sin importar su circunstancia, porque para Dios no hay nada imposible. La lectura Bíblica fue tomada del Libro de Mateo 28:18-20.

Racine, hizo un gran esfuerzo para demostrar con las escrituras cómo los Cristianos necesitan desarrollar un sentido de paternidad que produce una base natural para la oración. Residiendo en la esencia de Jesús en el caminar Cristiano, explicó: «Jesús ha quitado nuestro indigno pasado y nos ha traído a la presencia de Dios sin ningún sentido de indignidad, esto significa que un sentido de justicia trae una consciencia de poder y autoridad. Un sentido de justicia trae una consciencia de auto conocimiento y una capacidad de ver al otro lado». Para que un Cristiano pueda recibir la atención Celestial, dijo que la responsabilidad fundamental deber ser confiar en el Espíritu Santo y pedirle Su dirección en la Palabra.

Racine citó la armoniosa calma de Daniel cuando el edicto en contra de peticiones fue firmado, e instando a los verdaderos Cristianos a jamás operar en estado de pánico, incluso cuando los rugidos del enemigo como un león hambriento estén alrededor. Enfatizó que, en tiempos peligrosos, los Cristianos tienen una responsabilidad de orar en el espíritu continuamente, aquello que el Profeta T.B. Joshua describe como orar en armonía con la Palabra de Dios, lo que en otras palabras significa orar en armonía con la voluntad de Dios.

 

TESTIMONIOS

DIFICULTAD PARA CAMINAR SE VA DESPUÉS DE CUATRO AÑOS

«¡Gracias, Jesús! ¡Gracias, Jesús por sanarme!» fueron las emocionantes palabras de la señora Chola Chisenga al testificar en La SCOAN el domingo pasado

después de la sanidad de su dificultad para caminar debido a una enfermedad degenerativa discal. Después de haber permanecido estancada en esta condición, la zimbabuense de 45 años de edad había estado imposibilitada para ponerse de pie o caminar largas distancias, lo cual afectó la administración de su restaurante y tuvo que cerrarlo. Mientras tanto, solo iba de hospital a otro y de una iglesia a otra en busca de sanidad. Para la gloria de Dios, y después de cuatro años, la señora Chisenga finalmente tuvo un encuentro con el Medico por Excelencia, Jesucristo, cuyo poder maravilloso obró en ella al recibir oración en La SCOAN. Después de la oración, recibió también una profecía acerca de un enfrentamiento con un hombre, confirmando que había ocurrido durante la separación de su primer esposo. Tras demostrar su sanidad caminando y girando su cintura, la señora Chisenda aconsejó a las personas a tener fe y creer en Jesucristo.

 

ABOGADO LIBERADO DE 20 AÑOS DE ADICCIÓN AL ALCOHOL

El enemigo y sus compañeros fueron avergonzados cuando Dios liberó a uno de sus prisioneros que había estado sometido a las cadenas de la adicción por el alcohol. Al abogado, Abiodun Samson Adeyemo le estaba yendo de maravillas en ejercicio de su profesión, pero su historia cambio cuando el espíritu de alcoholismo lo atrapó. Convirtiéndose en una sombra de su pasado, el abogado solía tomar hasta perder su conciencia, y su familia avergonzada solía recogerlo en las alcantarillas de su vecindario. El abogado confesó que por más de 20 años no podía funcionar sin grandes dosis de alcohol en su sistema. Al descubrir su problema, el abogado visitó muchas montañas de oración y hospitales pero su obsesión continuaba oprimiéndolo. Fue en diciembre del año pasado cuando finalmente encontró a Dios a través del Nuevo Agua de la Mañana que le había dado su hermana después de haber sido testigo de su incontrolable adicción por el alcohol. «Empecé a vomitar y vomitar», dijo el abogado. Después de eso, pidió que lo llevaran a La SCOAN. Tras el toque del hombre de Dios, inmediatamente, el abogado sintió que aquella parte de su estómago que solía pedirle alcohol se había cerrado. El hombre de Dios profetizó que sus amigos lo habían iniciado en el alcoholismo con al haber encantado su bebida. Ahora, puede comer bien y ya no tiene deseos por el alcohol. Aconsejando a las personas a mantenerse alejados del alcohol, el abogado les dijo que se acercaran a Dios y a las tareas piadosas para no caer fácilmente en las tácticas del enemigo. Acompañado de sus solidarias esposa y hermana, expresó su asombro por la prontitud de su liberación. «Antes de salir, ahora oro en lugar de tomar. Ahora estoy apasionado por Cristo», concluyó.

 

MEDICO SANADO DE RIGIDEZ CERVICAL

A pesar de su profesión, el zimbabuense Kena Kabuta de 64 años de edad, había sufrido con una incomodidad crónica en su cuello por más de 20 años hasta que el Señor Jesucristo lo visitara en La SCOAN. Su condición más crítica era la rigidez en su cuello debido a espondilosis cervical, acompañado protrusión discal, incontinencia urinaria y enfermedad cutánea. Para la rigidez de cuello, el doctor Kabuta dependía de un collarín cervical para aliviar su condición, sin embargo, él no podía dormir satisfactoriamente y para sobrevivir debía ingerir un coctel de medicamentos. Su rendimiento laboral se vio afectado y sus colegas le recomendaron someterse a cirugía, a lo que él se rehusó. Habiendo agotado todas las posibilidades humanas para obtener su sanidad, el doctor Kabuta visitó la iglesia acompañado de su hermosa esposa. Después de la oración, recibió su sanidad instantáneamente. Durante su testimonio movió su cuello de arriba abajo y de un lado a otro, declarándose libre de todo dolor, le dijo a la congregación que no perdiera la esperanza en medio de la crisis y que viera a Jesús como el Sanador verdadero. La señora Kabuta confirmó la profecía acerca del estado inestable de su matrimonio, explicando que anteriormente las cosas no iban bien, pero ahora, después de la profecía Dios ha tomado el control. ¡Emmanuel!

¡UN PILOTO SE GRADUA CON ÉXITO!

Paul Tebogo Papi había soñado con ser un piloto privado. Para esto, lógicamente, debía matricularse en una academia de pilotaje y pasar las evaluaciones que le otorgarían una licencia. Sabiendo esto, el enemigo con sus travesuras trató de destruir la inteligencia del jovencito. A mediados del 2015, lo atacó con pesadillas dificultándole la concentración en sus estudios con la reprobación de todos sus exámenes. Su cuidadosa madre, preocupada corrió a La SCOAN y obtuvo el Nuevo Agua de la Mañana y la Calcomanía de la Unción; artículos espirituales con los que oraba por su hijo. En el 2017 lo impulsó a un entrenamiento para pilotos. A punto de iniciar su evaluación, Paul se mareó y confundió. En fe, sacó su Agua de la Mañana y la ministró en su cabeza, diciendo: «Señor Jesús, toma más de mí y dame más de Ti», ¿Qué sucedió después? Intuyes correctamente: Paul aprobó sus exámenes con éxito a pesar de todas las maniobras del enemigo. Hoy, Paul Tebogo Papi tiene su licencia como piloto privado. Al corriente de la intervención de Dios en los asuntos del ser humano, Paul animó a los jóvenes a esforzarse para alcanzar sus objetivos con empeño y fe en Dios.

PADRE E HIJO SE REÚNEN DESPUÉS DE 17 AÑOS

Fue hace 17 años cuando el señor Cornelius Ogbu, nigeriano embarazó a Hadiza, una beninesa. En ese entonces, no estando preparado para ser padre, le sugirió a la mujer que abortara, dándole el dinero para tal fin. La mujer quien fracasó en hacerse el aborto incluso después de haber prometido lo contrario, tuvo el bebé. Informó al padre quien vino «echarle un vistazo» al bebé, habiéndose antes mudado a Gana. Cuando el niño cumplió siete años, el señor Ogbu apareció nuevamente pidiendo la custodia del niño. Pero quizás y predecible, la respuesta de la madre fue: «Ni en sueños, ya he sufrido sola lo suficiente para criar a este niño, ¡vete!». El camino a la reconciliación empezó con una profecía del hombre de Dios, Profeta T.B. Joshua, quien había discernido que el señor Ogbu tenía alta presión sanguínea y a un niño que no estaba bajo su custodia. Indudablemente, un defensor del pueblo y de la familia, el Profeta T.B. Joshua no escatimó en ubicar al niño y a su madre, a los que trajo a la iglesia el domingo en la mañana. Fue una escena emocionante ver, en suma inocencia, como la sangre llama a su propia sangre al ver a los hijos del señor Ogbus abrazando a su hermano mayor. Tras concluir su testimonio junto a su comprensiva esposa, el señor Ogbu le pidió perdón a Dios, prometiendo al mismo tiempo hacer lo correcto con su hijo.