¡ANÍMATE Y ELIGE EL GOZO! - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

¡ANÍMATE Y ELIGE EL GOZO!

El gozo que se esparcía a través de La SCOAN en el Servicio Dominical en vivo parecía no tener límites. Mientras los congregantes danzaban dando lo mejor de sí, impulsados por las canciones del coro de La SCOAN.

En su mensaje, ¡ANÍMATE Y ELIGE EL GOZO! Chris ilustró cómo la destrucción puede llegar fácilmente a nuestras vidas cuando permitimos que la tristeza entre en nuestros corazones. «Nuestro gozo es por un momento. Nuestra felicidad es por un segundo. A menudo parece que tenemos felicidad o gozo dependiendo de nuestras circunstancias, dependiendo de nuestra situación». De modo directo, dijo: «Estoy aquí para advertirte sobre los peligros de la tristeza. Cuando estás triste, el diablo está en la labor». Hablando aún más sobre los peligros de la tristeza, dijo: «Un corazón triste es el taller del diablo. Puede maniobrar, puede manipular, puede sembrar sus semillas de caos, destrucción, división y discordia. En tanto estés triste, él tiene libre dominio en tu corazón. Cuando albergas tristeza en tu corazón, lo filtras todo a través de ella». Nos remitió al Evangelio de Juan 15:11: «Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido».

Al enfatizar en esto, dijo que el gozo es algo que sólo los creyentes tienen, porque el gozo es un fruto de la fe. Reveló el secreto de conquistar la tristeza. «Cada vez que satanás quiere que llores, comienza a reír. Esta es la mayor vergüenza que puedes darle a satanás, ignorar su existencia», dijo. Chris alentó a todos a tomar el ejemplo de Pablo y Silas: frente a los desafíos de la vida, frente a los altibajos de la vida comienza a cantar y alabar a Dios. Además, afirmó: «Como Cristiano, de esas cenizas, llegará la belleza. Más allá de esa prueba hay triunfo. Más allá de esa lacra, hay una estrella. Más allá de ese caos está un mensaje». En su declaración final, nos llevó a Juan 16:33 y dijo: «En este mundo, tendrás aflicción, pero anímate. Ten valor. Elige el gozo porque vencerás. No dejes que nada te robe el gozo. El gozo es nuestro poder conquistador. El gozo del Señor es nuestra fortaleza». Un poco más temprano durante el servicio, las personas compartieron sus testimonios y cómo sus vidas han sido transformadas por el poder de Dios después de recibir sus milagros en el nombre de Jesús. En seguida encontrarás unos pocos de los testimonios compartidos:

 

¡TIRÉ MI COLLARÍN!

«La corona ha sido retirada», fueron las palabras proféticas del hombre de Dios al ver a la señora Robinah de Uganda, quien aguardaba oración para recibir una solución al problema de rigidez cervical que padecía debido a una espondilosis cervical y al prolapso de disco intervertebral. El hombre de Dios también profetizó que ella había acudido a un espiritualista que la había sometido a un ritual en el que le había frotado algo en la cabeza. Fue aquel momento el que el espíritu diabólico aprovechó para entrar en ella y su problema de rigidez cervical comenzó. Cuando el profeta extendió su mano en el nombre de Jesús, el espíritu fue expulsado, el collarín pudo ser retirado y la señora Robinah ejercitó su cuello para demostrar que estaba completamente sanada. Un hondo alivio reemplazó a dos años de larga agonía y en sus propias palabras declaró estar sana y haber permanecido libre desde el momento de su sanidad. Llena de gozo aconsejó a la congregación con las siguientes palabras: «Dios es el Sanador, no un sanador cualquiera. Él es el mismo ayer, hoy y siempre. ¡Pongan su fe en Él!».

 

FUERZA PARA EL DÍA Y DESCANSO PARA LA NOCHE

El señor Tapsen, de Alemania, llevaba veinte años soportando el tormento de la apnea del sueño. No podía dormir y si finalmente lograba conciliar el sueño, se despertaba sintiéndose muy débil de modo que, apenas llegado el mediodía, se sentía como si hubiera trabajado ya diez horas. 

Sus compañeros en la oficina le decían que debería retirarse antes de la edad reglamentaria. Había pasado por muchos hospitales en busca de solución, pero lo único que pudieron hacer por él fue proporcionarle una máquina de respiración y le prescribieron medicación para tomar a diario, ya que iba a tener que acostumbrarse a vivir de por vida con ese problema. El señor Tapsen decidió entonces acudir a La SCOAN convencido de que Jesucristo pondría punto final a su problema. Cuando el hombre de Dios se acercó a él para orar, profetizó que había un problema en su matrimonio y que la gente había intentado desanimarlo para que no acudiera a La SCOAN, todo lo cual él confirmó de inmediato y, cuando recibió oración, sintió como si un vacío saliera de su pecho. Para gloria de Dios, quedó inmediatamente liberado del yugo de la apnea del sueño. Ya no necesita utilizar el respirador por las noches, puede respirar libremente y tiene fuerzas suficientes para todo el día.

 

«REGRESO A ALEMANIA CAMINANDO LIBREMENTE»

La señora Gigi Greiff, nacida en Alemania, acudió a La SCOAN aquejada de un problema de poliartritis que afectaba a todo su cuerpo. No podía moverse, ni caminar, ni flexionarse, de modo que se desplazó a Nigeria en silla de ruedas ya que, con las muletas, a duras penas podía mantener el equilibrio. Ni siquiera podía usar el cuarto de baño por sí misma, sin contar con la ayuda de su esposo o de su hija. El dolor y el sufrimiento la devoraban y había sido imposible encontrar un mínimo alivio para ella, a pesar de todo el dinero gastado por la familia. Gigi había pasado por varios hospitales en Alemania buscando una cura, pero según declaró, «Era muy difícil para la medicina encontrar una cura para mi mal». En cuanto supo de los maravillosos hechos que tenían lugar en La SCOAN, se sintió motivada para asistir a uno de sus Servicios Dominicales. Posicionada para recibir un toque, con él llegó su sanidad instantánea. «Me sentí sana de inmediato». No sólo recibió su sanidad, sino que recibió también unas palabras proféticas. «Tu pueblo no cree en Dios». De nuevo capaz de andar, compartió su testimonio en alemán para que su pueblo pueda creer que hay un Dios que sana del que ella, sin duda, ha sido participe.

 

LA BELLEZA DE MI SANIDAD DE LA ESPONDILOSIS

Thelma Nnaji había viajado desde el estado de Imo en Nigeria acuciada por el problema de rigidez cervical. En su testimonio refirió que la pesadilla había comenzado al volver de dar un paseo. Aquel fatídico día comenzó a sentir que se quedaba sin aliento tras dar el paseo y así se lo dijo a su esposo. Transcurrido un rato, comenzó a notar que no podía sostener las piernas y estuvo a punto de perder el conocimiento. En busca de una solución visitó varios hospitales y hubo de someterse a diferentes pruebas diagnósticas, pero los médicos no lograron diagnosticar su problema, de modo que le recomendaron que se tomara radiografías y una resonancia magnética. Fue en la resonancia donde pudieron ver que padecía espondilosis, para lo cual le aconsejaron el uso de un collarín como solución temporal, algo que sólo sirvió para empeorar el dolor en el cuello y en el hombro. Todo ello conllevaba la incapacidad para cumplir con sus responsabilidades como esposa y madre. Decidió entonces buscar el rostro del Sanador Todopoderoso, nuestro Señor Jesucristo, y visitar La SCOAN. El hombre de Dios le ministró oración y de inmediato quedó libre, con lo que su dolor quedó relegado al pasado. Su esposo confirmó también la odisea que había padecido, y se quejó amargamente de que había tenido que ser él quien asumiera toda la responsabilidad del hogar. La señora Nnaji dio las gracias a Dios por haberla restaurado a su posición original en Cristo y aconsejó a los espectadores de todo el mundo que se aferren a Dios y aguarden con paciencia a que llegue el momento adecuado porque, en el tiempo de Dios, todo es hermoso y siempre hay sanidad en el momento señalado por Dios.

 

El hombre de Dios finalizó el servicio con una poderosa Oración para los Espectadores y para todos aquellos que estuvieron conectados a través de la fe, en el nombre de Jesús, ¡ya tendrán un testimonio para compartir!