LA ORACIÓN ES UNA OBRA DE FE

La gloria de Dios irradió en La SCOAN mientras Racine estaba en el altar, compartiendo su experiencia de vida como un caso de estudio y entrando directo en el mensaje: Enfócate en Dios.

Usando Hebreos 12:1-2 como texto de referencia, leyó, «Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios».

Diseminando más luz sobre la necesidad de los Cristianos de depender de Dios y no de sus problemas, hizo la siguiente pregunta sugerente, «¿qué ve Jesús cuando te mira?». Añadió, «eres aquellos a lo que das tu atención. Lo que miras afecta tus pensamientos. La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella. Cuando te enfocas en Dios, ciertamente eres lo que Dios dice que eres y tienes lo que Dios dice que tienes».

Ahora, ¿cúal podría ser nuestro mayor logro en la tierra? ¿Podría ser la riqueza, el poder o la fama? ¡No! Al recordarle a la congregación sobre el último mensaje del Profeta T.B. Joshua, Racine dijo que el mayor logro en la tierra es orar como Dios quiere que oremos. Cuando lo haces, querrás lo que Dios quiere, lo querrás por la razón que Dios lo quiere y cualquier cosa que pidas será provista. Uno es recompensado cuando ora, ama, mira y sonríe a través de la fe. El Espíritu del Padre habitando en tu corazón te habilitará a clamar naturalmente «¡Abba, Padre!».

Racine definitivamente alentó a los congregantes a ignorar el pensamiento de fracaso el cual ha carcomido profundamente en los pensamientos de muchos Cristianos, por ende ha corrompido sus sistemas de creencia. «Lo que crees que es un fracaso no es un fracaso en lo absoluto desde la perspectiva de la eternidad. Necesitas conocer que dice Dios acerca de ti. Está escondido en ti, descúbrelo».

Dirigiéndose directo a aquellos que estaban enfermos y afligidos dentro del auditorio, Racine extendió su mano en el nombre de Jesús y los milagros tomaron lugar. Las almas fueron tocadas, las vidas fueron transformadas, los cojos caminaron, los enfermos fueron sanados y los quebrantados fueron restaurados. Mientras la congregación se regocijaba por la bondad del Señor en la tierra de los vivos, el Profeta T.B. Joshua salió con una poderosa palabra de oración:

«La oración es una obra de fe», dijo el Profeta. «Todas las cosas son posibles; ten fe en Dios. Esto significa, sólo la fe cuenta». Continuando con esta exhortación, dijo, «hoy, muchos de nosotros oramos, pero quizás no la oración de fe. La fe viene cuando le permitimos a la Palabra de Dios dominar nuestro corazón, nuestro espíritu».

Mientras la congregación recibía la Palabra directo desde el Cielo, el hombre de Dios continuó diciendo, «puedo sentir a Dios tocándote ahora mismo. Di al Señor, “¡tócame!”. ¡Que todo espíritu en tu vida, salga, en el nombre de Jesús! ¡Espíritu de estancamiento, fracaso, retroceso, infertilidad, aflicción, salgan, en el nombre de Jesús! Cubro tu vida con la sangre de Jesús».

Mientras la manifestación de la gloria y el poder de Dios se revelaban en el auditorio de La SCOAN, el Profeta T.B. Joshua anunció que Dios le había instruido abrir el altar para aquellos en la congregación. Mientras venían como rebaño al altar de La SCOAN para orar, el poder de Dios continuaba manifestándose con poderosas sanidades y liberaciones. Fue un servicio para recordar.

 

INTENTO DE OPERACIÓN CANCELADO, TUMOR ÓSEO SANADO

 

El señor Okafor y esposa

Por más de un año, el señor Paulinus Okafor luchó con un tumor óseo en el eje femoral derecho el cual lo condujo a una dificultad para caminar. Diferentes pruebas y tratamientos le fueron realizados pero el problema permanecía. Su afán por un cura lo llevó a doctores nativos en una desesperada búsqueda por solución. Uno pensaría que su problema finalmente llegaría a su fin pero tan solo empeoró.

La depresión y la desilusión lo sumergieron cuando descubrió que su hueso se había dislocado y la única solución a su predicamento era llevar a cabo una cirugía. No sólo gastaba todo su dinero en las cuentas de los hospitales y medicamentos, tenía que depender de su esposa prácticamente para todo. Sus negocios estaban al borde del colapso y el dinero se convirtió en todo un asunto.

El señor Okafor demostrando su sanidad

Comenzó a pensar que la vida era injusta con él, pero cuando vino a La SCOAN, todo cambió. A través de un mensaje profético, se dio cuenta de la raíz de su problema. «Pisaste veneno», dijo el hombre de Dios. Después de confirmar la profecía, recibió un toque de Jesús y comenzó a caminar para la gloria de Dios.

Su esposa, la señora Okafor, no se quedó por fuera, también fue liberada de un esposo espiritual que había plagado su matrimonio por 11 años y la había dejado estéril. Al haber atravesado tal incomodidad por largo tiempo, finalmente fue liberada en La SCOAN, en el nombre de Jesús. Ahora libre, el señor Okafor aconsejó a todos buscar el rostro de Dios porque nada es imposible con Dios. Ciertamente, servimos a un Dios milagroso que puede cambiar nuestra historia en gloria y nuestro dolor en alivio.

 

¡YA NO ES UNA ESCLAVA DE LA INCOMODIDAD!

 

La señora Barugahare y esposo

La señora Barugahare recibiendo oración

La señora Esther Barugahare, de Uganda, vivió una vida de vergüenza, incomodidad y agonía. Por 20 años, la señora de 60 años de edad había sido víctima de una severa constipación debido a hemorroides recurrentes. Compartió la dolorosa e incómoda experiencia que tuvo que vivir durante todos los 20 años de su enfermedad. Le realizaron dos importantes cirugías, pero ambas fracasaron en aliviar su problema. Incapaz de defecar naturalmente, se vio forzada a utilizar una mezcla de una solución de irrigación para el colón en un contenedor grande de agua, colgarlo por encima de ella y utilizar un tubo para ingresar manualmente la solución a sus intestinos. El doloroso proceso parecía no tener fin, pero después de 15 minutos, era capaz de liberar las heces. Este terrible padecimiento no sólo afectó su vida sino también su matrimonio, sentía que se había convertido en una carga para su esposo. Su afán por libertad y sanidad la trajo a La SCOAN y por la gracia de Dios, recibió oración. No solo recibió oración sino también profecía mientras el hombre de Dios revelaba la raíz de su dolor. Así, una poderosa sanidad sucedió e instantáneamente, ¡ella fue liberada! Momentos más tarde, corrió al sanitario y comenzó a defecar naturalmente, sin ninguna ayuda externa. Compartiendo el video para la gloria de Dios, la señora Barugahare y su esposo proclamaron el poder libertador de Jesucristo. Ella dijo a la congregación cuán aliviada se sentía por ser capaz de ir al sanitario como una persona normal. Con satisfacción en su corazón, aconsejó a la congregación a tener fe y venir a Dios por su sanidad y liberación.

 

 

¡PUEDO OÍR! PASTOR VIETNAMITA TESTIFICA

 

El pastor Tran Nha Hoa y esposa

El pastor vietnamita Tran Nha Hoa luchó con una situación de sordera que prácticamente puso en riesgo sus labores como pastor. La comunicación con sus miembros parecía una tarea difícil mientras él era incapaz de cumplir en términos de oración y consejería. «Tenía un gran problema en comunicarme con las personas que venían a mí por oración y consejería. Mi esposa tenía que hacerse cargo de todo el trabajo». Para tratar de reducir su problema de sordera, le dieron unos audífonos ya que los médicos no pudieron encontrar una solución permanente a su predicamento.

Viendo que los ciegos recobraban su vista en La SCOAN, el pastor Tran Nha Hoa anhelaba ser partícipe de la sanidad de Dios. Vino a La SCOAN y mientras el hombre de Dios ministraba sanidad y liberación, le localizó en la congregación. Un toque en ambos oídos hizo que el pastor Tran Nha Hoa sintiera una corriente eléctrica atravesarle. Y, oh milagro, inmediatamente después de removerse los audífonos, ¡pudo oír! Sus contundentes palabras, «¡puedo oír!», llenaron el auditorio y un grito de júbilo inundó la atmósfera, dándole la gloria a Dios. El pastor Tran Nha Hoa aconsejó a los espectadores de todo el mundo que, así como Jesús lo sanó, Él puede sanarlos también.

 

El pastor Tran Nha Hoa al momento de su poderosa sanidad

 

¡HOGAR ROTO RESTAURADO, CORAZONES PARTIDOS REMENDADOS!

 

La señora Lebepe y esposo

Justo en La SCOAN, la señora Amanda Lebepe recibió un toque del hombre de Dios que la llevó a la manifestación del espíritu maligno dentro de ella. «Soy el esposo espiritual», fueron las palabras del espíritu que había atormentado su vida por años.

Los esposos Lebepe compartiendo su testimonio

La señora Lebepe era conocida por su agresividad natural y su esposo a menudo era el blanco de su ira. Esto tuvo un efecto adverso en su matrimonio haciendo que su esposo prefiriera la compañía de extraños en vez de la de su esposa. «Tenía que soportar situaciones volátiles por culpa de ella. Cuando se enojaba, era alguien tan autoritaria e incontrolable», dijo el esposo. Mientras el afecto gradualmente se desvanecía, en lo único que pudieron ponerse de acuerdo fue en divorciarse.

Al darse cuenta rápidamente que su matrimonio estaba siendo atormentado por una fuerza espiritual, decidieron buscar el rostro de Dios en La SCOAN donde, para la gloria de Dios, la señora Lebepe recibió oración y el espíritu que atormentaba su vida y matrimonio fue avergonzado y echado fuera.

Como evidencia de su total liberación, ella vomitó las sustancias venenosas que fueron depositadas en su cuerpo por el espíritu maligno. Ahora como una persona cambiada, testificó que su amor por su esposo  más fuerte y la idea del divorcio era ahora una cosa del pasado.

¡Mientras compartes estos testimonios con otros, que tu bendición, sanidad, liberación y libertas sean selladas con la sangre de Jesucristo!