LEE LA BIBLIA, LEE AL ESPÍRITU SANTO - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

LEE LA BIBLIA, LEE AL ESPÍRITU SANTO

El del domingo pasado no fue solo un Servicio Dominical más en La SCOAN, sino un encuentro que cambió la vida de muchos y que rompió el silencio pertinaz del enemigo, abrió la puerta de destinos ocultos y desveló misterios. El poder innegable e incontestable de Dios presenciado por la congregación y los espectadores de todo el mundo no conoce límites.

Tras escuchar unos testimonios que hicieron crecer nuestra fe, el mensaje del Profeta T.B. Joshua titulado LEE LA BIBLIA, LEE AL ESPÍRITU SANTO, llegó al fondo del corazón de todos aquellos que estaban dispuestos a recibirlo y, con él, una promesa de Dios: «El mensaje va a acabar con todas las debilidades espirituales que haya en ti». ¿Quién iba a cerrar los oídos para no escuchar lo que el Espíritu de Dios tenía que decirle a la Iglesia?

Al comienzo de este mensaje, el Profeta T.b. Joshua dijo «Estamos desbordados por tantas cosas, por tantas distracciones… Jesús necesita tu corazón. Es un lugar de contacto. Muchos espíritus están encadenados… encadenados por la falta de perdón, por la ira, el odio, la amargura, lo que sea». Animó a todos los corazones que estaban encadenados a orar con él con estas palabras: «Oh, Espíritu Santo, libera mi espíritu para que pueda seguirte», y añadió que es el modo más fácil para invitar a Jesús a tu corazón.

La congregación en La SCOAN

En respuesta a la pregunta que él mismo había planteado, «¿POR QUÉ LA BIBLIA NO COBRA VIDA PARA ALGUNOS DE NOSOTROS?», explicó que la Biblia no puede cobrar vida por los malos sentimientos que albergamos hacia los demás. Cobrar vida significa comprender y saber lo que hay que leer –para salvación, liberación y todas las bendiciones de Dios. Si albergas rencor hacia tu prójimo, no debes sorprenderte si la Biblia no significa nada para ti porque estás leyendo simplemente literatura, un relato.

Hablando de la necesidad de tener un espíritu libre, dijo: «Si tu espíritu no es libre, no puedes seguir a Jesús. Un espíritu libre Lo atrae». Citando a 2 Pedro 1:20-21 como texto de referencia

dijo: «La Biblia en sí misma es la carta inspirada por el Espíritu de Dios. Cuando lees la Biblia, estás leyendo al Espíritu Santo. Cuando el Señor inspiró Su Espíritu en determinados hombres, también inspiró Su Espíritu en determinados Libros. El Espíritu Santo es el más sensible de los seres, y lo herimos fácilmente con la falta de atención y respeto. Cuando oramos, leemos la Biblia sin prestar atención alguna al Espíritu de Dios. No lo ponemos en el lugar que por su condición Le corresponde, sabiendo lo importante que es para nosotros y para Dios». El hombre de Dios continuó diciendo que «antes de leer la Biblia, necesitamos buscar la atención del Espíritu Santo porque la Biblia es la herramienta en manos del Espíritu Santo. No puedes usarla sin el Espíritu Santo».

Aconsejó a todos que lean la Biblia con tanta frecuencia como les sea posible, y que mediten sobre ella hasta que se transforme en una realidad. «Puede que, al principio, no la entiendas, ya que no se parece a ningún otro libro. Léela lentamente, atentamente y repetidamente. Aunque tu razón pueda rechazarla, deja que tu corazón la ansíe».

A continuación algunos de los testimonios compartidos durante el servicio…

DRAGÓN DEMONÍACO EXPULSADO

Señora Ellah Mwamba

El demonio afloró y habló con vehemencia. «Es mi esposa. Soy un dragón – un antiguo dragón. Cuando duerme, la despierto para que vaya a buscarme cigarrillos. Entré en ella a través de su ex marido. Ningún hombre estará con ella. ¡He provocado odio y distracción en su vida!» Aquella no era la primera vez que el dragón presumía del yugo de maldad al que tenía sometida la vida de Ellah Mwamba, nacida en Zambia y residente en el Reino Unido, una mujer que llevaba tiempo luchando por encontrar la liberación del demonio que había detrás de sus aflicciones y por liberarse de un problema que llevaba once años ya padeciendo: dificultades para caminar debido a la protrusión de un disco intervertebral. No era la primera manifestación del dragón, pero iba a ser la última.

Durante el servicio, antes de que el demonio se manifestara, el Profeta T.B. Joshua se manifestara, el Profeta T.B. Joshua había preguntado a Ellah, que llevaba sus problemas escritos en una pancarta, «¿Cómo está tu corazón? ¿Eres libre ahora?» Cuando ella afirmó, él continuó con su profecía: «¿Qué situación con tu marido llevas a cuestas?», le preguntó. «Nos divorciamos», dijo ella. «A eso me refiero. Esta es tu segunda desilusión», contestó el hombre de Dios. Había llegado el momento de que la señora Mwamba dejase de fingir.  «¡Hombre de Dios, ayúdame!», clamó. El profeta profetizó entonces que estaba endeudada y que había estado a punto de unirse a un culto por internet. La amiga que estaba a su lado la interrumpió de pronto «¡Confirmo la Palabra de Dios! Por eso la he traído desde Londres. Ha sido una guerra. Toma medicación cada tres horas. Está sola, y eso la ha llevado a la depresión y a pensamientos suicidas»

Esas fueron algunas de las preguntas que el Profeta T.B. Joshua le hizo cuando se acercó a ella para atender su caso.

Trabajaba como enfermera en urgencias, pero era un verdadero problema para sus compañeras, ya que faltaba constantemente porque estaba enferma. Había descartado la cirugía que le habían indicado como única opción viable, de modo que la única posibilidad era seguir con la medicación. El hombre de Dios le reveló que la causa de su enfermedad era la falta de perdón y la amargura de la que no había conseguido deshacerse, y añadió que en su interior no era feliz.

Ellah le confirmó que era cierto, y dijo «hombre de Dios, he ocultado todo esto para poder ser feliz porque, de otro modo, me derrumbaría. Tengo palpitaciones», confesó entre lágrimas.

Una vez hubo confirmado que las profecías eran ciertas, el demonio que había en su vida quedó expuesto y fue expulsado, junto con la enfermedad que agotaba la vida de Ella. El hombre de Dios oró diciendo «En el nombre de Jesucristo…» y quedó libre de sus aflicciones físicas y espirituales.

La señora Mwamba demostrando su sanidad

«¡Ya no tengo dolores! Gracias, Jesús. ¡Soy libre! Ahora puedo moverme, agacharme. Padre, ¡loado sea Tu nombre!»

La vida de Ellah ha quedado completamente transformada, dejando atrás el dolor de espalda y los problemas de movilidad que había venido sufriendo y de la angustia emocional que se había derivado de dos relaciones fracasadas, para no hablar de su adicción a los cigarrillos y la medicación.

Además de ir a varios médicos en busca de solución a sus problemas, Ellah había acudido a muchas iglesias. El demonio que llevaba dentro se burlaba de los pastores que intentaban liberarla. Después de varios intentos, cuando Ellah se levantaba del suelo, el demonio le decía «¿Es que no sabes que sigo aquí? No voy a irme a ningún lado». Y ella, desesperada, se echaba a llorar. En una ocasión, recordaba una iglesia en particular en la que oraron por ella: cuando el espíritu demoníaco que había en su interior se manifestó violentamente, dos fuertes auxiliares la agarraron para controlarla, pero se deshizo de ellos fácilmente, lanzándolos al suelo.

La señora Mwamba compartiendo su testimonio

«Desde mi liberación, no he vuelto a oír voces demoníacas y mi ansia por fimar ha desaparecido por completo. Ahora puedo arrodillarme y girarme. ¡Me siento ligera y libre!» La amiga que le había hablado de Emmanuel TV y de La SCOAN declaró «He visto muchos cambios en ella y eso me proporciona mucha felicidad. Desde que fue liberada está transformada. ¡Puedo confirmarlo!»

 PASTORA ES ATORMENTADA POR DEMONIO DESPUÉS DE UNA ORACIÓN

La Pastora Park Soon Gyu

La Pastora Park Soon Gyu, de Corea, acudió a La SCOAN porque tenía un espíritu de temor. Todo empezó cuando recibió la noticia de que una amiga suya estaba al borde de la muerte por un cáncer de páncreas. Su familia le pidió que fuese a orar por ella, y la pastora accedió a ir al hospital, no sin antes enviar un mensaje a su equipo de oración de treinta miembros para que empezasen a orar. Entonces ocurrió algo extraño: comenzó a oír una voz que le decía que se iba a llevar el alma de su amiga. Cuando por fin llegó al hospital y vio el estado en que se encontraba, se quedó muy impresionada: era tal que, cuando su amiga abrió la boca, pudo percibir el olor de la carne descomponiéndose.

Muy triste, oró por ella durante más de una hora antes de volverse a casa, pero poco después recibió una llamada diciendo que su amiga había fallecido. Después de recibir la triste noticia, notó que el sensor de movimiento que encendía la luz exterior se mantenía encendida, aunque allí no había nadie. Llamó, por ver aun así si había alguien, pero nadie contestó, y ella no veía a nadie de pie allí fuera.

Aquel fue el momento en que entró en ella un espíritu de temor, un espíritu que ella comenzó a notar como una presencia detrás de sí. Un día, mientras se cepillaba los dientes frente al espejo del baño, no vio su cara reflejada sino la de su amiga, y la imagen comenzó a hablarle diciéndole que iba a matarla del mismo modo que había matado a su amiga y que pondría punto final a su ministerio. Poco después, cuando fue a la iglesia y comenzó a orar por la congregación, vio aquel mismo espíritu acercarse a ella y entrar en su cuerpo. A partir de aquel momento, su vida quedó destrozada. Su esposo se irritaba frecuentemente con ella y peleaban a diario. Tan mal llegó a estar la relación entre ambos que un día deseó verlo muerto.

Su ministerio se vio afectado también, ya que la congregación le dijo que, cada vez que se dirigía a ellos, veían un espíritu junto a ella. Sabía de lo que hablaban porque cada vez que subía al púlpito, no era ella quien predicaba, sino el espíritu diabólico. Ya ni siquiera podía dormir por aquel tormento. Pidió a su equipo de oración que orase por ella, pero el problema persistió.

La pastora Park encontró consuelo al fin al ver Emmanuel TV y comprobar todo lo que Dios estaba haciendo a través del Profeta T.B. Joshua. Con ello comenzó a convencerse de que, si acudía a La SCOAN en Nigeria, encontraría liberación. Estaba todavía en la iglesia cuando el Profeta T.B. Joshua explicó que si oras por alguien antes de liberar primero a esa persona, heredas su problema. El mensaje le estaba hablando directo al corazón.

Cuando el Profeta T.B. Joshua se acercó a ella sintió miedo y quiso escapar, pero no pudo. Había estado en muchas iglesias y había recibido oración, pero nunca antes había experimentado algo así. Cuando el Profeta oró por ella, cayó al suelo, pero volvió a levantarse libre y ligera.

Ahora tiene paz en el corazón y duerme perfectamente. Ya no tiene la sensación de que alguien la sigue. Recordó a todos que satanás vino solo para matar, robar y destruir, pero que Jesucristo vino para dar vida con abundancia, de modo que nosotros debemos darle a nuestra vida a Él.

«NO ME DABA CUENTA QUE LE PEGABA»

«Hay una pareja joven ahí. Tu esposa te pega». La señora Obiora miró a su alrededor para ver quién podía hacer tal cosa. Fue entonces cuando se dio cuenta de que su esposo se había levantado: era ella la persona a la que hacía referencia la profecía.

El señor y la señora Obiora compartiendo su testimonio

«Nunca he podido disfrutar de lo que se conoce por un hogar feliz», explicó el señor Obiora. «Los dos éramos muy jóvenes cuando nos casamos en 2015». Criado como Cristiano, el señor Obiora había hecho cuanto estaba en su mano para vivir del modo en que le habían enseñado a hacerlo y, cuando decidió casarse, buscó durante un año antes de elegir a la señora Obiora.

La primera vez que habló a la joven que acababa de terminar la secundaria, le preguntó si se casaría con él, y ella aceptó.

Señor y señora Obiora

«Una vez nos casamos, comenzaron los problemas», refirió. En su primer año de matrimonio, el señor Obiora descubrió que su esposa estaba más interesado en las redes sociales que en él. Se sentía abandonado, y decidió mostrarle a su esposa que también él podía jugar a ese juego, y se dedicó a participar en todas las redes sociales con las que se ponía en contacto. Consciente de que esa clase de comportamiento causaba una brecha total en la comunicación entre ambos cónyuges, decidió ponerle fin e intentó hablar con ella, pero cuando lo hizo, ¡una bofetada fue la respuesta! La violencia en su comportamiento continuó, lo mismo que la agonía del señor Obiora. Según confesó su esposa, hubo ocasiones en las que ni siquiera fue consciente de que le golpeaba.

Cansado de todo ello, el señor Obiora llegó a La SCOAN consciente de que necesitaba de alguien más fuerte, más inteligente y más listo que él para que le ayudase a salir de aquella situación, y su plegaria fue escuchada y respondida en forma de profecía puesta entregada por el Profeta T.B. Joshua.

Esa profecía trajo consigo liberación y reconciliación, tal y como podía verse a simple vista, ya que los esposos iban de la mano delante de la congregación, una imagen que ofrecía un vivo contraste frente a la pareja molesta y aturdida que habían visto antes. «Gracias a lo que ocurrió el domingo pasado, mi esposa puede darme la mano. ¡Se ha centrado en mí e incluso se apoya en mí! Nuestro matrimonio ha quedado restaurado!»

Ahora, felices el uno en la compañía del otro, la pareja testificó que la gracia de Dios lo ha cambiado todo, devolviéndoles paz, amor y respeto mutuo.

UNA PROFECÍA REVELA LA REDENCIÓN

El joven Fajorin Damilola testificando de su redención

Fajorin Damilola acudió a La SCOAN para prestar testimonio sobre su liberación del yugo de la enuresis que lo había retenido durante dos años. Como programador informático, pasaba más de quince horas al día en Internet, y esto le condujo a ver pornografía. Uno de esos días, mientras se recreaba en ello, una fuerza entró en él y tomó el control de su cuerpo. Aquel encuentro marcó el comienzo de sus problemas ya que cada noche mojaba la cama entre las dos y las cuatro de la madrugada. Sus padres notaron que todas las noches se sacudía violentamente mientras dormía y cualquier intento cpor calmarlo era en vano, hasta que acababa mojando la cama,

Este extraño comportamiento robó la felicidad de su familia, ya que veían a su querido hijo sufrir tormento a manos de satanás, un mal que afectwaba también a su vida social, ya que no podía pasar la noche fuera de casa por temor a mojar la cama. Sus padres comenzaron a buscar ayuda médica. Tras un examen exhaustivo, concluyeron que no había ningún problema médico en Fajorin.

Un amigo les habló de La SCOAN y tomaron la decisión de visitarla el domingo pasado. Durante la Oración Masiva, estaba ministrando el Profeta T.B. Joshua cuando oyó una voz fuerte que le decía que su problema había llegado a su fin. Sintió que el poder de Dios lo tocaba y cayó al suelo. Poco después, oyó al hombre de Dios profetizar sobre su caso, salió y recibió liberación.

Ha testificado que, desde aquel glorioso día, la incontinencia lo ha abandonado y no ha vuelto a tener aquellas pesadillas. Ahora duerme como un bebé.

El joven Fajorin Damilola y padre

El padre del ingeniero Fajorin Damilola no sabía cómo expresar la gratitud que sentía al narrar la experiencia. Dijo que el problema de su hijo comenzó antes de su último curso en la universidad, pero que después de visitar La SCOAN y recibir liberación, ha dejado de tenerlo.

Damilola ha aconsejado a los espectadores de todo el mundo que no se dejen arrastrar por el mundo acelerado de la tecnología, sino que siempre reserven un tiempo para el estudio de la Palabra, que es parte esencial de su ser.

«¡AHORA PUEDO IR A LAS OLIMPIADAS!»

Prince Chukwu Emeka Ogoloma, del estado de Rivers, dirigía con éxito una escuela privada antes de que la debilitante aflicción de la espondilosis lumbar añadida a la osteoartritis lo dejaran prácticamente incapaz de caminar. La articulación de la cadera llevaba diez años afectada por esta dolencia, por lo que dependía de la ayuda de los miembros de su familia para casi todo. También dependía de la medicación, y había tenido que llegar a tomar quince pastillas diarias.

El señor Emeka Ogoloma demostrando su sanidad

Su dolencia le obligó a tener que dejar su colegio en manos de otros, mientras él batallaba con la enfermedad que lo había llenado de dolor y de angustia. Hospitales, médicos, diferentes profesionales de la salud intentaron ayudarle a mejorar, ofreciéndole varias clases de ayudas ortopédicas y la medicación para arreglárselas con su dolencia, pero no la cura definitiva Prince buscaba.

Pero no toda la esperanza estaba perdida porque su hermana Patience lo trajo a La SCOAN, donde el Profeta T.B. Joshua oró por él en el nombre de Jesucristo, una oración que llegó acompañada de un cambio total en la salud de Prince. Nada más concluir la oración, se levantó y echó a andar fuera del auto que lo había llevado hasta allí.

Dos semanas después de recibir su sanidad, Prince testificó diciendo que ya no necesita tomar medicación y aconsejó a todos que «corran a Dios en cualquier situación» Y añadió, feliz: «¡Ahora puedo ir a las olimpiadas!»

«EXPERIMENTÉ UNA SENSACIÓN DE FRESCOR»

La señora Ivie Ebegbaje y familia

Ivie Ebegbaje padecía una grave espondilosis cervical debido a un accidente que había sufrido tiempo atrás y, a resultas del cual, el cuello se le había quedado rígido. Cuatro años de dolor constante que se intensificaba por las noches y que le hacía sentir como si el cuello fuese a separársele del cuerpo era la parte física de su problema, pero también su vida emocional se había visto grandemente afectada, ya que la alegría le era esquiva y estaba siempre enfadada.

Había acudido a varios hospitales en busca de una solución a su problema, pero todo había resultado inútil: le prescribieron un cóctel de analgésicos que no la ayudaron en absoluto. Más bien lo contrario, ya que tanta pastilla la debilitaba enormemente.

Cansada de su situación, decidió acudir a La SCOAN en busca de sanidad divina. Una vez allí, recibió oración y encontró el poder sanador de Dios a través del Profeta T.B. Joshua. Ivie refirió que, cuando el hombre de Dios la tocó, experimentó una sensación de frío recorrerle el cuerpo y que de inmediato se sintió liberada de aquel insoportable dolor que llevaba años atormentándola. Acto seguido, logró mover el cuello. Ahora duerme profundamente, cuando antes aquel dolor tan agudo no le permitía conciliar el sueño.

Y aun después de esta sanidad ha continuado experimentando victoria, incluso en su vida espiritual. Gracias al crecimiento que ha experimentado en su fe, la noche pasada soñó con que mataba a un pájaro gigante.

Ivie está muy agradecida a Dios por Su continua intervención en su vida y aconsejó a los espectadores de todo el mundo que se aferren a Dios, autor y finalizador de nuestra fe.