NO SOMOS COMO LOS DEMÁS - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

NO SOMOS COMO LOS DEMÁS

El Profeta T.B. Joshua animó a la congregación reunida en La SCOAN y formada por gentes del mundo entero diciéndoles que Dios les había preparado para su milagro. Hablando directamente al corazón de las personas, el profeta dijo: «Lo que atemos en la tierra, quedará atado en el Cielo, y lo que desatemos en la tierra, quedará desatado en el Cielo, de modo que debemos estar preparados para desatar el cuerpo, el alma y el espíritu y entregarlo a la voluntad y el objetivo que Dios haya fijado para nuestras vidas». Con esta oración resonando en los labios y en los corazones de los presentes, la atmósfera quedó cargada de fe y expectativas, y el hombre de Dios comenzó a ministrar por el poder del Espíritu Santo, lo que trajo sanidad, liberación y libertad a escena.

Evangelista Daniel

Poco antes, el Evangelista Daniel había empezado con un mensaje muy provocador titulado NO SOMOS COMO LOS DEMÁS. Como texto de referencia utilizó el de Lucas 23:34, «Y Jesús decía: Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen». Ahondando en la cualidad única de perdonar que caracteriza a Cristo y a los Cristianos, dijo: «Cuando estés dedicado a tus actividades diarias, ten siempre presente que nuestro Señor y Salvador Jesucristo fue rechazado, torturado, desnudado y deshumanizado antes de ser brutalmente asesinado y, aun así, respondió con el perdón, sabiendo que Su muerte en la Cruz lograría la salvación. Este acto singular de perdón lo hizo único. Y como seguidores suyos, esto nos hace diferentes».

Continuó su prédica hablando de la esclavitud que causa la falta de perdón. «Es importantísimo saber que la persona que más sufre por la falta de perdón eres tú mismo. El problema es que, cuando nos ofendemos, casi nunca nos damos cuenta de que estamos atrapados. La falta de perdón debida a las ofensas es una de las trampas que satanás, el enemigo de nuestras almas, utiliza para retenernos cautivos».

Habló también de la libertad que proviene del perdón: «Cuando perdonas y te olvidas de las ofensas, algo te ocurrirá que no se puede explicar usando la mente humana. Quiero decir que recibirás en un momento lo que llevas años buscando, cuando perdonas y olvidas las ofensas. Jesucristo te otorgará el avance que te hará olvidar el dolor del pasado».

Los testimonios compartidos fueron tan intensos y diferentes como su fuente, Jesucristo, y alimentaron la fe del incontable número de personas que dedicaron su tiempo a escuchar. Que los que reproducimos a continuación les bendigan.

 

 

TESTIMONIOS

 

LA GRACIA HA HABLADO

 

Señor Joseph Ekenechukwu

Joseph Ekenechukwu andaba sumido en el mundo de la oscuridad, muy ocupado seduciendo mujeres, fumando y cometiendo actos de dudosa moral en la red. Estaba dedicado a engañar a las personas que conocía en Internet. Pedía que le enviasen los detalles de sus cuentas bancarias para despojarlos de su dinero, un dinero que ganaba atolondradamente y gastaba del mismo modo: llevaba una vida de despilfarro viviendo en la habitación de un hotel, gastándose el dinero en mujeres y alcohol.

Todo empezó en 2013, mientras bebía en un bar. El espíritu de lujuria que lo atormentaba lo empujó a aproximarse a la que atendía el bar para invitarla a que se fuera con él a su casa después del trabajo. La mujer accedió y se presentó con un regalo para él: una camiseta de tirantes que él se colocó de inmediato. Tras acostarse con ella, después de la media noche, mientras él dormía, la mujer comenzó a manifestarse como una pitón.

Paralizado por el miedo y sin saber qué hacer, Joseph decidió llamar a sus vecinos para que se presentaran en su casa. Empezó a orar, y la mujer se calmó y volvió a dormirse. Aturdido por semejante acontecimiento, a las cinco de la mañana la despertó para que se marchase de su casa. En cuanto se quedó solo, quemó la camiseta, pero desde aquel encuentro diabólico, las cosas empezaron a ir de mal en peor.

El espíritu demoníaco que había entrado en su cuerpo a través de aquella mujer destruyó su matrimonio; juntos, el espíritu de lujuria y la mujer espiritual lo empujaron a echar de su lado a Faith, su hermosa mujer, y a separar de ella y por la fuerza al bebé de ambos, de seis meses de edad, después de dirigirle a ella toda clase de insultos. Faith intentó por todos los medios reconciliarse con su esposo pero no lo logró.

Joseph conoció entonces Emmanuel TV y decidió que necesitaba visitar La SCOAN. Faith acudió también en busca del rostro de Dios a La SCOAN, devastada por la amarga realidad de la vida.

Durante el Servicio Dominical en La SCOAN, el Profeta T.B. Joshua predicó sobre el perdón. Faith decidió grabarse aquellas palabras en el corazón y actuar en consecuencia: escribió un SMS a su esposo en el que decía «Perdóname por todo lo que te he hecho». Confiaba en la Palabra del Profeta T.B. Joshua y se convenció de que necesitaba pasar por un proceso de disciplina.

Cuatro días habían pasado ya de su estancia en La SCOAN cuando decidió llamar a su esposo, y cuál sería su sorpresa cuando él le devolvió la llamada y le pidió que lo acompañase a La SCOAN para ser liberado.

Durante el ministerio, el Profeta T.B. Joshua oró por todos los presentes, incluido Joseph, ya que donde está la luz de Dios, la oscuridad no tiene sitio en el que esconderse. El espíritu oscuro presente en la vida de Joseph comenzó a manifestarse, y al verlo, Faith se dio cuenta de lo acertada que estaba la voz que le decía en el corazón «la Gracia ha hablado».

Una vez hubo tenido lugar la liberación, Faith testificó que su esposo había cambiado. Mostraba remordimientos y había empezado a ser consciente de lo mal que se había portado con su amada esposa en el pasado. «Ahora soy capaz de recordarme que soy un hombre casado y que tengo auto control. Estoy preparado para amar a esta mujer durante el resto de mi vida».

Una reconciliación tan conmovedora como esta no estaría completa sin el bebé, que fue llevado a la iglesia. Con lágrimas de alegría, Faith abrazó a su hijo, al que llevaba tanto tiempo sin ver.

No hay duda: Dios ha dado a todo hombre el ministerio de la reconciliación y el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo lo cambia y lo desafía todo.

 

UNA PAREJA VIAJA DESDE RUSIA A LA REPÚBLICA DOMINICANA PARA RECIBIR SU MILAGRO

 

Inna y su esposo

Inna y su esposo felizmente embarazados

Inna no tenía hijos y aunque llevaba casada siete años, era incapaz de concebir. Por otro lado, había sufrido ya numerosos abortos, y en ninguno de los casos lograba que su embarazo fuese más allá de dos meses. Los médicos no encontraban solución a su problema y la esperanza estaba ya casi perdida.

Un día su marido le habló de Emmanuel TV, e Inna comenzó a ver la emisión. Su fe creció y se convenció de que no toda la esperanza estaba perdida. Ambos se enteraron de que el Profeta T.B. Joshua iba a celebrar una Cruzada en la República Dominicana y decidieron viajar hasta allí en alas de la fe, convencidos de que su caso no escaparía a la bendición de Dios. Una vez el Profeta T.B. Joshua hubo orado por ellos, las sustancias venenosas que se ocultaban tras la aflicción de Inna salieron de ella en forma de materia sanguinolenta. Poco después tuvo un sueño en el que se le aparecía Jesús en forma de «hombre de luz» y oraba por ella, diciéndole que no se preocupase por la sangre que manaba de ella porque formaba parte del proceso de limpieza. «Sentí la sanidad dentro de mí».

Poco después de esa oración, la pareja se unió como esposo y esposa e Inna quedó embarazada. Y en aquella ocasión, todo ocurrió de un modo distinto: la maldición de los abortos había quedado rota y a día de hoy, ¡su embarazo ha avanzado ya más allá de dos meses! «¡Estoy ya de cuatro meses!». «Este es un momento de gran felicidad», declaró su esposo, radiante.

 

EL DESEO DE MATAR ME ABANDONÓ

 

La señora Patricia Oge había sufrido en silencio y durante muchos años las extrañas voces demoníacas que atormentaban su matrimonio y que habían implantado en ella el deseo de hacer daño al hombre con el que había prometido pasar el resto de su vida, Chris Mascolo. Estos ataques malignos la hicieron caer en la depresión y el reproche, y Patricia se pasaba las noches llorando por sentirse incapaz de mostrar afecto por su esposo, y aun más de revelarle los pensamientos tan peligrosos que se habían apoderado de su corazón.

Señora Patricia Oge y su esposo, Chris Magolo

Descubrir Emmanuel TV encendió una luz de esperanza y, mientras oraba junto con el Profeta T.B. Joshua, pedía a Dios que encontrase el modo de poder visitar La SCOAN desde Estados Unidos, el país en el que reside. Dos meses más tarde, sus plegarias habían sido escuchadas y se encontró en un avión rumbo a Lagos.

 

Durante el Servicio Dominical, Dios la encontró mediante una profecía que identificó el problema exacto de aquellas extrañas voces que la acosaban. La liberación siguió a la profecía y se abrió en su vida un nuevo capítulo. Aquellas voces quedaron recluidas en el pasado y el afecto volvió a su matrimonio. Pero aún hubo más: su economía floreció y Patricia y su esposo volvieron a La SCOAN para testificar sobre el gran avance que acompañó a la profecía.

Chris Mascolo, originario de Nueva Jersey, Estados Unidos, se unió a su esposa para dar las gracias a Dios, ya que la liberación de ella le había hecho renunciar al cinismo y aferrarse a la fe. «Haz lo que puedas para visitar La SCOAN y recibir liberación», aconsejó al mundo entero, y les aseguró que Dios es real.

 

SANADO DE RIGIDEZ EN UN HOMBRO

 

Señor Sakouhi Hassouna

Sakouhi Hassouna, originario de Túnez, quedó sanado de la rigidez que bloqueaba el movimiento de su hombro y que había erosionado su vida durante cinco años. Los médicos de todo el país le habían prescrito diferentes soluciones que no habían logrado resultado alguno, resignándose al final a recomendarle el uso de un cabestrillo para aliviar el dolor.

Sakouhi es una persona que trata con mucha gente, y se sentía un poco avergonzado de que le vieran permanentemente con aquel cabestrillo, y era consciente de que lo miraban con preguntas en la mirada. El problema ya estaba afectando a su carrera cuando la fortuna quiso que descubriera Emmanuel TV y su fe recibió un aldabonazo.

Por fin en La SCOAN, Sakouhi recibió oración del Profeta T.B. Joshua en nombre de Jesús y dijo que de inmediato había sentido que la rigidez se evaporaba de su hombro. Desde entonces, puede caminar y vivir en libertad.

El consejo que quiso dejar fue muy sencillo: «Hay sanidad en el nombre de Jesucristo. ¡Cree!».

 

 

LIBERADA DE QUINCE AÑOS DE PROSTITUCIÓN, TABACO Y ALCOHOL

 

Señora Precious

Señora Precious durante su liberaciñon

En 2015, Precious había sido liberada del espíritu de prostitución, alcohol y tabaco que había atormentado su vida y la de su familia durante quince años. Y tres años después, esta ghanesa volvía a testificar sobre la bondad de Dios en su vida.

Durante esos quince años había llevado una existencia espantosa, acostándose con hombres, destruyendo sus hogares, rompiendo matrimonios y entrenando a jovencitas para que desempeñaran ese oficio.

En aquel entonces Precious consideraba la prostitución como un modo de hacer dinero rápido, pero resultó que todo el dinero que ganaba acababa yéndose en un consumo desmedido de alcohol y tabaco. No obstante, siguió así, echando a perder su vida, hasta que un día soñó con un grupo de hombres que la acosaba hasta que, de pronto, aparecía el Profeta T.B. Joshua y los dispersaba.

Tiempo después, se encontró con su tía, que fue quien le habló de la posibilidad de visitar La SCOAN para que pudiera ser liberada. En un principio se negó en redondo, hasta que Dios le recordó el sueño que había tenido y, convencida de que la vida que estaba llevando era horrible, decidió visitar La SCOAN para buscar liberación.

Señora Precious

Aquel día tan señalado, el Profeta T.B. Joshua oró por ella y fue liberada. Precious relató que, en cuanto el hombre de Dios oró por ella, algo salió de su cuerpo y se sintió muy ligera. Desde entonces, la lujuria que la empujaba a ir tras los hombres, a fumar y a beber desapareció, y el demonio que la tenía cautiva quedó en ridículo.

No solo recibió liberación libremente y por la gracia de Dios, sino que se llevó la gran sorpresa de que el Profeta T.B. Joshua había decidido apoyarla también económicamente. Aturdida ante aquella generosidad que no esperaba, decidió invertir aquel dinero bendecido en un negocio que en la actualidad es lo que da de comer a su familia.

Ahora, de pie ante La SCOAN, trabajando como asistente del director de una prestigiosa empresa de su país, Precious se siente desbordada por las bendiciones que ha recibido de Dios en la vida.

«Como hijo de Dios, tu fe será puesta a prueba, pero Dios estará siempre ahí para guiarte».

 

 

PROLAPSO RECTAL RESTAURADO

 

Señor Abusah Dodzi Elvis

Señor Abusah Dodzi Elvis demostrando su sanidad

Abusah Dodzi Elvis se sintió entre la espada y la pared cuando tuvo un prolapso rectal, y durante tres años fue objeto de ridículo porque su padre, herbalista, fue probando en él todos los remedios que conocía sin obtener resultados. Al final hubo de rendirse a la evidencia: «solo los médicos podrán curar este caso».

Cuando los médicos estudiaron su problema le recomendaron sin dudar una intervención quirúrgica, pero a Abusah esa opción no terminaba de convencerlo, así que decidió seguir buscando.

Un amigo le habló entonces de La SCOAN y de Emmanuel TV, y Abusah no tardó en disponerlo todo para visitar La SCOAN.

El Profeta T.B. Joshua oró por él. «Me tocó la espalda, y yo sentí como si estuviese tocando en lugar donde estaba mi problema. Entonces experimenté una extraña sensación y me caí». En la actualidad puede agacharse, sentarse, caminar, correr y hacerlo todo. Ha recibido sanidad y ha recuperado su salud original. «Ven con fe y llévate tu milagro».

 

«HE TIRADO LAS MULETAS»

 

Señor Fanus Engelbreght

La semana pasada, Fanus Engelbreght, Director de Proyecto en una compañía sudafricana, entró cojeando en el auditorio de La SCOAN con la ayuda de dos muletas.

Hoy se ha presentado sosteniéndose en sus propias piernas y sin la ayuda de muletas para testificar sobre la bondad de Dios en su vida, que ha obrado un cambio tan radical que nadie puede explicarse.

Para explicar su milagro, Fanus refirió que apenas podía caminar como resultado de una lesión en la rodilla y una artritis severa por los años que había pasado siendo jugador profesional de rugby. Estaba esperando una intervención quirúrgica en la que iban a implantarle una prótesis de rodilla.

«En cuanto el Profeta T.B. Joshua oró por mí, el dolor desapareció y dejé de necesitar las muletas».

Es fácil imaginarse lo que Fanus, Director de Proyecto en el sector de la construcción debía haber sufrido antes, pero bastó el roce de la mano de Dios a través de la unción para que el dolor y la agonía se desvanecieran.