LA BELLEZA DE LA VIDA - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

LA BELLEZA DE LA VIDA

El Servicio Dominical fue una ocasión maravillosa de la que disfrutar presenciando la manifestación de la interminable gracia de Dios en la vida de Sus hijos. Los poderes de profecía, liberación y testimonio se sintieron hondamente cuando la unción se extendió a lo largo y ancho del auditorio. El Profeta T.B. Joshua pidió a la congregación y a los Cristianos del mundo entero que encarnen el espíritu de ayuda a los necesitados. Incluso si Dios los ha bendecido con poco, han de ayudar a los demás porque «El modo en que damos es lo que atrae la atención de Dios, y no lo que damos. Si das a alguien de un modo que complace a Dios, alguien estará esperando para darte a ti también. Tu obra de amor, si cuando das no lo haces con alegría y sinceridad, no puede ayudarte. La belleza de la vida no depende de lo feliz que seas, sino de lo felices que sean los demás gracias a ti».

 

El hombre de Dios recordó a la iglesia su papel en una época en que la pobreza y las carencias se han apoderado del mundo, y reiteró la urgente necesidad de que los verdaderos hijos de Dios tiendan la mano a los necesitados de un modo que complazca a Dios, si no quieren que su gesto sea una pérdida de tiempo. «Todo cuanto has dado, si no lo has hecho de un modo que complazca a Dios, has perdido el tiempo», declaró, e iluminó al mundo sobre cómo dar puede aportar satisfacción. «No lo olvides: tus posesiones no pueden aportarse felicidad en sí mismas, mientras que ayudar a los pobres, sí».

 

Para concluir, animó a los Cristianos a seguir dando amor desde el fondo de su corazón, añadiendo que «No hay otro modo de prepararse para este Año Nuevo; el mejor modo es dejar que el amor nos guíe. Tienes que considerar el modo y la forma en que haces las cosas… eso es amor».

 

Durante la Oración Masiva, el hombre de Dios comunicó la Palabra de Dios a la congregación y oró por vencer toda limitación, obstáculo, servidumbre y aflicción que pueda dificultar el avance de los hijos de Dios. «Derribo todas las puertas que cierran tu corazón. ¡Queda derribada! Sé liberado en nombre de Jesús». La oración continuó, y fue palpable la confusión que se creó con ello en el reino de la oscuridad: los demonios gimieron bajo el intenso bombardeo de la artillería ungida del cielo. Muchos fueron liberados de toda clase de esclavitud demoníaca, vomitaron sustancias venenosas y se desconectaron de lo que fuera que el demonio hubiera utilizado para retenerlos.

 

Evangelista Annette

Poco antes en el Servicio, la evangelista Annette había pedido a los Cristianos que se vieran como verdaderos hijos e hijas de Dios, nacidos para complacer a Dios incluso cuando la realidad pudiera parecer descorazonadora. «Alzaos con fe en tiempos de aflicción, y alabad al Señor», aconsejó. Recordó la historia de Pablo y Silas (buenos ejemplos de héroes bíblicos de la fe que actuaron en contra del sentido común), quienes gracias a los salmos de alabanza que entonaron, lograron una liberación sobrenatural de la prisión. «Quienes son felices entonan salmos de alabanza, pero Pablo y Silas lo hicieron en una situación de gran aflicción», observó. «Lo fundamental en la vida son las elecciones que tomemos y cómo respondamos a cada situación».

 

Resumió su mensaje con un instructivo consejo que inducía a la meditación: «Cuando actúas en contra del sentido común, atraes la atención y el compromiso del Salvador… no te sorprendas que, cuando empieces a alabar a Dios Todopoderoso hallándote en dificultad, las puertas que estaban cerradas acaben abriéndose porque Él conoce tu situación, ¡pero antes quiere oír tu alabanza!»

 

TESTIMONIOS

 

EL DEPREDADOR FALLA CUANDO JESÚS INTERVIENE

 

Señor Fred Chimeka

Sus días habían perdido la paz desde que le diagnosticaron apnea del sueño, para lo cual necesitaba usar una máquina para dormir que mantuviera a raya el insomnio que amenazaba de continuo sus noches. A pesar de los medios terapéuticos que intentaban ayudarle, Fred Chimeka seguía padeciendo dolores de cabeza, hipertensión, insomnio y fatiga. Como un depredador implacable, sus males lo atacaban tanto física como psicológicamente. Este nigeriano residente en Suiza sabía que lo que necesitaba tenía que provenir del poder por encima de todos los poderes.

Señor Fred Chimeka

 

Lo que más desconcertado lo tenía era el hecho de haber utilizado ya tres máquinas diferentes y que su estado siguiera siendo el mismo, aparte del hecho de haber consumido ya una ingente cantidad de medicación que no había sido más que un ejercicio de futilidad. Cuanto más tiempo pasaba, más convencido estaba de que necesitaba la intervención de Dios. «¿Cómo voy a seguir llevando una vida totalmente artificial, con una máquina para dormir pegada a mi nariz todos los días?», pensaba.

 

Fred acudió a La SCOAN en busca de Jesús porque estaba convencido de que solo el Hijo de Dios pondría punto final a los padecimientos que lastraban su salud. Recibió su sanidad cuando los evangelistas ministraron el Nuevo Agua de La Mañana durante el Servicio Dominical. El poder presente en la sangre de Jesús abordó todo su sistema y arrancó de él la apnea del sueño mediante el Nuevo Agua de La Mañana, liberándolo por completo. El domingo pasado prestó testimonio, y se mostró inmensamente feliz y con fuerzas renovadas para dar las gracias a Dios por haber transformado las lágrimas en risa.

 

MI CONTRATO CON LAS MULETAS HA EXPIRADO

 

Señor Duke Efetobor y esposa

Duke Efetobor había sido diagnosticado de osteoartritis y espondilosis lumbar a resultas de una caída acaecida años atrás. Todos los intentos que los médicos habían hecho para devolverle la salud habían fracasado, y le recomendaron el uso de unas muletas y un corsé lumbar que le permitieran desplazarse. Los dolores y la incomodad le resultaban tan insoportables que había llegado a albergar pensamientos suicidas, ya que la posibilidad de encontrar una solución a su problema parecía muy remota.

Señor Duke Efetobor

 

Lágrimas de angustia y pensamientos de indefensión condujeron a este nigeriano a La SCOAN. Cuando el Profeta T.B. Joshua se movía por el auditorio orando por la congregación guiado por el Espíritu Santo, el señor Efetobor clamó pidiendo ayuda y lamentándose de su incapacidad de caminar. Imploró a Dios que interviniese en su estado a través de Su servidor el Profeta T.B. Joshua. Imbuido del poder del Espíritu Santo, el hombre de Dios tendió la mano derecha hacia él y le ordenó que se pusiera de pie.

 

En cuanto lo hizo, las muletas cayeron al suelo y el hombre de Dios de retiró el corsé lumbar. Inmediatamente el señor Efetobor empezó a caminar para gloria de Dios. testificó el pasado domingo acompañado por su esposa, que se había mantenido junto a él en momentos de tanta dificultad. Sonriendo feliz, dio las gracias a Dios por haberlo sanado de un tormento que le había empujado hasta el punto de llegar a plantearse quitarse la vida. Dejó un consejo para los espectadores del mundo entero, en particular para los hombres casados: «Se fiel a Dios, no te alejes de tu mujer y se fiel».

 

JESÚS OBLIGA A LA TORMENTA DE ABORTOS A AMAINAR

 

La señora Agua y su esposo

Esta pareja estaba viviendo en el ojo de la tormenta por su incapacidad de tener hijos. El problema era que la señora Agu tenía un aborto tras otro, lo que había anulado casi por completo cualquier posible esperanza de tener un hijo. Después de batallar con el problema durante un tiempo, decidieron pedirle ayuda a Dios. Su visita a La SCOAN fue el comienzo de su bendición.

La pareja tuvo un encuentro con el Profeta T.B. Joshua en la Línea de Oración quien, tras orar por ellos, el hombre de Dios los bendijo con el Nuevo Agua de La Mañana. Los esposos comenzaron a ministrarse el Nuevo Agua de La Mañana de vuelta en casa y, en cuestión de días, la señora Agu quedó embarazada. Los nueve meses de duración del embarazo, los esposos siguieron orando y ministrándose el Nuevo Agua de La Mañana, y las ecografías mostraron que el bebé estaba desarrollándose perfectamente.

 

Cuando el momento del parto de acercaba, los médicos dieron la voz de alarma: era muy probable que la señora Agu no pudiera dar a luz sin que fuera necesario practicarle una cesárea, lo cual estremeció a la pareja. Pero en lugar de permitir que los desmoralizara, decidieron poner el asunto en manos de Dios.  pudieron su fe a trabajar y rechazaron la idea de una operación, insistiendo en que Dios obraría.

 

Ministrándose el Nuevo Agua de La Mañana entre fervientes oraciones, ¡fue el camino de Dios el que prevaleció! La señora Agu dio a luz a su bebé sin complicaciones, y sin necesidad de someterse al cuchillo del cirujano. Lo que a los médicos les parecía imposible, fue posible gracias a Dios.

 

Testificaron el pasado domingo, y dieron las gracias a Dios por haber olvidado sus reprochesy por haberlos hechos padres orgullosos. Dejaron un consejo para los espectadores de todo el mundo: «Cuando identifiques tu problema, inclúyelo en tus oraciones y la solución quedará a solo un momento de distancia, en nombre de Jesús».

 

FIN DE UNA DANZA MACABRA

 

Aquellos pasos de baila parecían divertidos y cautivadores, pero en realidad eran un medio diabólico con el que lograr un fin destructivo. Ni siquiera Oluwadeji George sabía cuáles podían ser las consecuencias de su posesión de aquel perverso ídolo. Él sentía que vivía como cualquier otra persona, y poco podía sospechar antes del día en que fue liberado, que había sido una herramienta en manos del diablo, una herramienta que manipulada por el demonio destruía el destino de otras personas hasta que Jesús lo detuvo en la Arena de La Libertad.

 

Poseído por un espíritu maligno desde la infancia, Oluwadeji había estado a merced de demonio, que lo había utilizada para toda clase de cosasa impías. Bebía hasta casi perder el sentido y esnifaba tabaco, de modo que siempre tenía los ojos inyectados en sangre. En cuanto se colocaba, el esíritu diabólico lo lanzaba a las calles, donde siempre acababa causando problemas a la comunidad, dando rienda suelta a su temperamento aun sin haber sido provocado. Sus sentidos estaban siendo manipulados por control remoto desde el infierno, en cuyo pozo su alma estaba cautiva. Insultaba y creaba alboroto sin causa justificada. Su esposa era la que siempre pagaba el pato de sus excesos, ya que la tenía aterrorizada. Todo en su casa lo irritaba sobremanera sin explicación aparente. La engañaba, y la consideraba más un enemigo que una esposa. El espíritu maligno se aseguró bien de que su matrimonio quedase destrozado al insuflarle el espíritu de ira.

 

Su encuentro con Dios en La SCOAN cambiaría la historia de su vida para siempre. Oluwadeji fue liberado cuando los evangelistas ministraron el Nuevo Agua de La Mañana. Apenas le fue ministado, el demonio comenzó a hablar en él, antes de que fuera expulsado y devuelto al pozo del infierno en el poderoso nombre de Jesús. «He estado utilizándolo desde que era un niño. He sido yo quien lo ha obligado a pelear y a ser hostil. Llevo en su cuerpo desde que tenía cuatro años»El ídolo también reveló cómo lo había hecho bailar de modos distintos cuando llegaba el momento de la adoración. Cualquier hombre o mujer que lo viese bailar quedaba iniciado en su reino y su destino quedaría destruido. También reveló cómo había sido cosa suya la tensión que se había vivido en su casa.

 

En su testimonio, prestado en compañía de su mujer, lamentó los actos que había cometido empujado por el espíritu diabólico. «El demonio estaba detrás de mis actos y ha sido Jesús quien me ha liberado para siempre. Amo a mi esposa y le doy gracias a Dios por su perseverancia, que es lo que al final me ha acercado a Cristo», declaró ante las cámaras de Emmanuel TV. El Espíritu Santo ha tomado el control de su vida y ahora ve a su esposa a la luz de la Palabra de Dios. ella ha sido para él una compañera leal y un gran apoyo, y se merece todo el amor del mundo. Oluwadeji ha jurado hacer de la Palabra de Dios el estándar de su vida.