ASIGNACIÓN DIVINA - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

ASIGNACIÓN DIVINA

El Profeta T.B. Joshua ministró la Palabra de Dios con sumo poder durante el Servicio Dominical. En un incisivo mensaje titulado ASIGNACIÓN DIVINA, el hombre de Dios aconsejó a los Cristianos que cultiven el hábito de dar, y que de ese modo puedan ser una fuente de bendiciones para los demás. Y esa generosidad no debe hacerse solo cuando se tiene mucho, sino también cuando es poco lo que se tiene, porque a Jesús le importan las cosas pequeñas y porque lo mucho que esperamos puede no llegar nunca si no le agradecemos a Dios lo poco que tenemos. «Si no apreciamos a Dios con las pocas bendiciones que nos haya concedido, podría ser que no nos llegase ninguna más».

 

«Preguntémosle a una pobre viuda, y ella os dirá que todo el mundo tiene algo que dar, ya sea grande o pequeño». Continuó explicando que nuestro progreso en la vida, nuestra felicidad como Cristianos, depende de que mostremos una voluntad verdadera de ayudar a los demás. En otras palabras: debemos considerar la ayuda que prestamos a los demás como una tarea que nos encomienda Dios. «Si sigues dormido y te niegas a ayudar, alguien esperando ayudarte a ti también podría seguir dormido».

 

Para concluir expuso que el objetivo el Nuevo Agua de la Mañana es que nosotros seamos bendecidos para bendecir a los otros. El hombre de Dios advirtió también que «Si Dios sabe que no vas a estar ahí para los pobres, las viudas o los huérfanos, es posible que no recibas más».

 

En el tiempo de oración de los espectadores, el Espíritu de Dios, al que no pueden inhibir barreras temporales ni geográficas, se encontró con todos aquellos que oraron con el Profeta T.B. Joshua en Emmanuel TV y satisfizo sus necesidades, tal y como quedaría demostrado después en los testimonios.

 

El ministerio del Nuevo Agua de la Mañana hundió aún más la moral de satanás y sus agentes, ya que Jesucristo y la sola mención de Su nombre hizo que todos aquellos que estaban prisioneros quedasen liberados. Los yugos quedaron rotos y las enfermedades recibieron sanidad. La inconmensurable victoria de los soldados de Dios sobre satanás y sus ángeles de la oscuridad reafirmó el hecho de que, en la Arena de la Libertad, no hay lugar para que satanás pueda seguir con sus manipulaciones.

 

Evangelista Evelyn Joshua

 

Precediendo al Profeta T.B. Joshua intervino la evangelista Evelyn Joshua con un mensaje titulado APRENDIENDO OBEDIENCIA. En él urgió a los Cristianos a someterse a la voluntad de Dios, ya que «nuestro crecimiento espiritual es una función de obediencia a Él». Por otro lado advirtió que «el orgullo no puede transitar por este camino. Solo la humildad». En pocas palabras definió que la obediencia es «el camino a la victoria, la felicidad y la armonía con Dios . Cuando te halles inmerso en pensamientos angustiosos, abre tu corazón a Dios, que es capaz de llevarte a Su lado en todo momento».

 

TESTIMONIOS

 

EL MILAGRO DE LA CIRUGÍA DIVINA

 

Señora Rosemary Atsu-Arop y familia

Rosemary Atsu-Arop se despertó una mañana con dolor en la zona de la barbilla. El dolor era bastante intenso, se le extendía hacia el oído izquierdo y a otras partes del cuerpo. Había ido al médico, y le habían prescrito antibióticos y analgésicos, pero aun tomando esa medicación el problema parecía no remitir. Su médico la dirigió entonces al Teaching Hospital en el que él trabajaba, para poder reevaluar su caso.

Tras una serie de pruebas, en la radiografía se pudo ver que tenía una piedra grande en la glándula salival. Según su médico, el único modo de atajar el problema era sometiéndose a una intervención quirúrgica, algo a lo que Rosemary se oponía vehementemente. Estaba decidida: o visitaba La SCOAN para buscar el rostro de Dios, o no haría absolutamente nada, y así se lo dijo a su médico pero él, en su capacidad profesional, insistió en que la cirugía sería la única solución al problema.

Piedra grande en la glándula salival de la señora Rosemary

 

Pero Rosemary estaba decidida y soñaba con acudir a La SCOAN, pero sus hijos en Lagos preferían la cirugía que le había aconsejado el médico en el Estado de Rivers. Incluso habían remitido a espaldas de su madre algunos de los resultados de las pruebas que se le habían practicado a otro médico de Lagos para que fuese preparando la operación que ellos consideraban la mejor elección dadas las circunstancias.

 

Cuando por fin llegó a Lagos, los planes de sus hijos fueron como un mazazo para ella, ya que no se sentía cómoda con su insistencia de que se sometiera a la cirugía. La elección era difícil, ya que no quería ofender a sus hijos, así que clamó a Dios, pidiéndole que Él mismo fuera quien llevase la operación a cabo si era inevitable. Aquella noche, se ministró el Nuevo Agua de la Mañana y se fue a dormir. Hacia media noche se despertó con la sensación de tener un objeto en la garganta y, usando su propia mano, lo sacó de allí: era una piedra, Dios sea loado. La piedra que los médicos querían quitarle quirúrgicamente.

 

Todas las pruebas que se le hicieron a continuación para evaluar el estado de su glándula salival mostraron que la piedra que había aparecido en las radiografías anteriores y en el escáner no estaba, ya que había sido expulsada milagrosamente por la unción presente en el Nuevo Agua de la Mañana. El domingo pasado prestó testimonio acompañada por su hijo y un amigo de la familia, y tras dar las gracias a Dios por demostrar que está más allá de la humana comprensión en la práctica médica, aconsejó a todos los espectadores del mundo que se aferren a su fe.

 

LA VANIDAD DE LAS ATRACCIONES MUNDANAS

 

Joseph Uwoya y su banda eran habituales de la noche. Una de sus proezas más habituales era ir a un club nocturno en el que se empapaban en alcohol y se mezclaban con toda clase de mujeres. Joseph tenía también un apetito voraz de cigarrillos y fumaba una media de tres cajetillas al día. A pesar de todos los esfuerzos que habían hecho sus padres por hacer de él un joven responsable, acabó frecuentando a los amigos equivocados y tomando decisiones desacertadas. Durante una de aquellas juergas propiciadas por el alcohol, resultó herido en una pelea multitudinaria que se armó entre su banda y otro grupo de chicos.

Señor Joseph Uwoya

 

Tratándose de un joven conocido por ser tremendamente temperamental, Joseph y el alcohol eran lo mismo que decir acción y reacción, en el sentido de que siempre que estaba bebido, un espíritu de ira se apoderaba de su alma obligándolo a cometer actos violentos. En el frenesí de la noche, mientras intentaba defender a sus amigos, sintió que una botella se estrellaba en su espalda, y su hombro quedó dislocado. Durante un tiempo este joven tanzano fue incapaz de hacer muchas tareas a causa de la dislocación del hombro, y tuvo que conformarse con llevar el brazo en cabestrillo. Incluso su aseo personal se transformó en una tarea hercúlea.

 

Señor Joseph Uwoya

Incapacitado por tan dolorosa herida, pronto se dio cuenta de que solo Dios puede dar verdadera paz y felicidad. Tras serle administradas un par de inyecciones de calmantes sin que su estado mejorase en absoluto, la visión que Joseph tenía del mundo cambió radicalmente. Su mente de delincuente comenzó a ver la vanidad que se ocultaba detrás de la mayoría de sus inclinaciones de juventud. La pasión por los tatuajes, el alcohol, los cigarrillos y la violencia estaba empezando a verse desplazada por un anhelo interior de Dios al comprender con claridad que nada en el mundo podía garantizarla la verdadera felicidad.

 

Joseph acudió a La SCOAN con la ayuda de sus padres en busca del rostro de Dios, y recibió su sanidad un instante después de que un evangelista le ministrase el Nuevo Agua de la Mañana, y el poder de Dios hizo que su hombro recuperase su posición inicial.

 

Prestó testimonio el domingo pasado y dio las gracias a Dios por su sanidad. No había vuelto a sufrir dolores, y sus adicciones habían quedado completamente borradas por la unción del Nuevo Agua de la Mañana. Aconsejó a los jóvenes que eviten las malas compañías.

 

 

LA RECOMPENSA DE SEGUIR A JESÚS

 

Señor Nkqayi

Creció bajo influencias impías y detestaba cuanto tuviera que ver con el Cristianismo. Incluso podía contar las pocas ocasiones en que había estado en una iglesia. De las pocas veces en que había estado en el templo, el señor Nkqayi decía que todos los sermones que había escuchado se centraban en el dinero, algo que para él era inaceptable, de modo que había decidido evitar cualquier cosa que tuviera que ver con la iglesia. Pero en un momento determinado, tendría un encuentro que le cambiaría la vida para mejor.

 

Había sido Suboficial del Cuerpo de Policía de Sudáfrica, y aguardaba un ascenso que no terminaba de llegar. Un día soñó con un hombre cuya imagen se le quedó grabada en la memoria aun después de días de haber tenido el sueño. Más adelante descubriría a través de Emmanuel TV que el hombre que había visto en sueños era el Profeta T.B. Joshua. A partir de aquel momento, comenzó a sentir interés en las enseñanzas del Profeta, y empezó a orar con él en Emmanuel TV tocando con las manos la pantalla del televisor.

 

Por aquel entonces, el señor Nkqayi había remitido su solicitud de ascenso junto con otros setenta y nueve oficiales, la mayoría de los cuales poseían mejores cualificaciones y experiencia que él. Siguió orando con el hombre de Dios en Emmanuel TV, y no tardó en recibir la noticia: lo ascendían de Suboficial a Capitán en el Cuerpo de Policía de Sudáfrica. Semejante noticia derritió su corazón y le inspiró para visitar La SCOAN, donde recibió oraciones y el Nuevo Agua de la Mañana de manos el hombre de Dios. Poco después, su diabetes desapareció, y era una enfermedad que llevaba con él muchos años.

 

Testificó el pasado domingo, y el ahora Capitán Mziwoxolo Nkqayi se lamentó de no haber conocido a Dios antes, añadiendo que en el corto espacio de tiempo que llevaba conociendo a Dios a través del Profeta T.B. Joshua y Emmanuel TV, su vida había mejorado enormemente en términos de salud y profesión. Su consejo para los espectadores del mundo entero fue directo y sencillo: «Necesitamos seguir a Jesús como los niños siguen a sus padres».

 

 

UN HOMBRE FUERTE ES ABATIDO POR LA GRACIA

 

A juzgar por sus contactos y la cantidad de dinero que había logrado ganar a lo largo de su vida, su familia no debería haber tenido motivo alguno de queja ni para tener deudas, pero ese no era el caso de este nigeriano del Estado de Oyo. Cómo había dilapidado su fortuna era un misterio, hasta que llegó a La SCOAN para ser liberado. Olawole Oladunjoye, ex secretario de la Capilla Presidencial, había conocido a muchos nigerianos influyentes, pero no le quedaba en las manos absolutamente nada después de semejante oportunidad privilegiada, y todo se debía a un ídolo familiar. Durante su infancia había presenciado muchas ceremonias de adoración a ídolos, pero nunca había pensado que aquello podía tener implicaciones en su futuro.

Señor Olawole Oladunjoye y esposa

Aunque tenía el presentimiento de que le aguardaba un brillante futuro, en realidad le había resultado extremadamente difícil progresar en la vida. Cada vez que se le presentaba la oportunidad de lograr algo verdaderamente importante, una fuerza invisible truncaba sus expectativas. Olawole utilizaba su dinero para patrocinar los proyectos de otras personas a expensas de su propia familia. Incluso en una ocasión albergó ambiciones políticas, pero terminó apoyando a otro candidato.

 

Consciente de que algo no iba bien en su vida, visitó a muchos espiritualistas y hombres de Dios que localizaron su problema pero que fueron incapaces de ofrecerle una solución, a pesar de que Olawole se gastó en ello buenas sumas de dinero. Hubo un momento en el que incluso llegó a acusar a su esposa de ser responsable de sus infortunios. Siendo como era un hombre destinado a la grandeza, la gracia de Dios no le había abandonado, pero el ídolo de su familia era lo que no permitía que le ocurriese nada bueno.

 

El señor Oladunjoye era una de las muchas personas que consideran La SCOAN y al Profeta T.B. Joshua como lugares vetados a causa de lo que difunde la  maledicencia, pero fue después de haber concebido un proyecto digno de mérito gracias a una visión, cuando se encontró con Emmanuel TV y decidió después visitar La SCOAN, a pesar de las dudas y reticencias de su esposa.

Desde que visitó La SCOAN y recibió el Nuevo Agua de la Mañana, su vida ha alcanzado una nueva etapa de gracia y gloria, gracias al Espíritu de Dios presente en Nuevo Agua de la Mañana que le fue ministrada por uno de los evangelistas y que propició su liberación en nombre de Jesús.

 

Desde que fue liberado, una marea de cosas buenas ha ido llegando hasta él. Su proyecto está ya sobre la mesa del Gobierno Estatal de Lagos, en estado final pendiente de aprobación. Un acreedor que lo acosaba le ha llamado para decirle que confía en él, y que puede tomarse un tiempo para saldar la deuda. Por otro lado, ha recibido una importante cantidad de dinero como compensación por su participación en la venta de una propiedad.

 

Durante su testimonio, Olawole narró cómo su vida ha dado un giro glorioso desde que fue liberado. Ahora duerme tranquilo, y se siente lleno de fe y de deseos de orar como nunca antes. La luz de Dios brilla ahora con intensidad deslumbradora en su familia, y quiso dejar un consejo revelador para los espectadores de todo el mundo: «Dios está aquí, en La SCOAN. Crean en Él, y no escuchen a las maledicencias que circulan por ahí respecto a este lugar».

 

 

ALIANZA DEMONÍACA DESTRUIDA

 

Cecilia Gabriel había nacido en una familia adoradora de ídolos y había participado en varios festivales de máscaras celebrados en su ciudad natal. Cuando cumplió los diecisiete, fue iniciada en el culto de las máscaras y le dijeron que serviría a un ídolo una vez hubieran llevado a cabo un ritual en el que se usaría la sangre de una cabra y un ave de corral.

Señora Cecilia Gabriel

Después de la ceremonia de iniciación, el brujo que presidía todo aquel proceso le susurró al oído diciéndole que comenzaría a tener noticias del ídolo de vez en cuando y que nunca se casaría. Durante la ceremonia le dieron unas cuentas que servirían como fuentes de poder. El brujo le dijo que podía utilizarlas para hacer lo que quisiera. También podría comunicarse con el ídolo a través de ellas y destruir hombres, en particular hombres casados y políticos. Siguiendo las instrucciones del ídolo, Celia dejó a su familia y alquiló un apartamento en el que comenzó a practicar su doctrina satánica.

 

Cada vez que se ponía las cuentas en la cabeza, no había hombre que pudiera resistirse a ella, independientemente de cuál fuera su estatus social. Muchos hombres casados cayeron víctima de sus perversos caprichos hasta el punto de que algunas de sus esposas la llamaron profiriéndole amenazas, algo que a ella le resultaba totalmente indiferente, ya que las consideraba como meras rabietas de hormigas. Al fin y al cabo, su poder para hacer y deshacer había destrozado ya muchos hogares.

 

No sentía miedo alguno si al final debía enfrentarse a esas esposas. Incluso les daba su dirección y las desafiaba para que fuesen a pelear con ella, peleas que siempre ganaba y en las que su contendiente se iba con heridas sangrantes en la cabeza. Ganó mucho dinero de los hombres casados a los que manipulaba gracias a su poder. Muchas personas, en particular mujeres, habían sido iniciados en aquel culto después de comer en sus fiestas y acababan flirteando y retozando con hombres.

 

 

Cecilia refirió que, en una ocasión, un hombre altísimo, casi un gigante, la llevó en su coche y que luego resultó ser su marido espiritual. Aquel hombre le hizo entrega de un collar de cuentas y no volvió a verlo en persona, aunque sí en sueños, en los que con gran asiduidad mantenían encuentros sexuales. La primera vez que el ídolo de la familia se le apareció le dijo que tenía tres mil años de antigüedad y, como prueba de su longevidad, tanto su pelo como su barba caían por el suelo.

 

La mayor parte del dinero que ganaba se iba en alcohol y otras frivolidades, y la gente que la rodeaba empezó a preguntarse cuál era la fuente de su dinero, ya que no trabajaba. Pero su relación con el ídolo no tardó en estrellarse contra las piedras porque Cecilia se cansó de la clase de vida que estaba llevando. Ya había ido a muchos sitios en busca de ayuda, pero el demonio se negaba a soltar a su presa.

 

Recibió tremendas palizas en sueños mientras oía voces que la amenazaban. Fue estando en casa de su tío cuando entró en contacto con Emmanuel TV y decidió acudir a La SCOAN para pedir ayuda. Fue liberada tras recibir el toque ungido del Profeta T.B. Joshua, con el que el espíritu maligno que la dominaba quedó abrasado por el fuego del Espíritu Santo tras confesar todo el daño que le había hecho. El final, las hordas del Cielo triunfaron sobre el reino de la oscuridad y Cecilia fue separada de su pasado maligno en el poderoso nombre de Jesús.

 

El pasado domingo prestó testimonio y explicó que por fin ha recuperado la paz. Ya no tiene pesadillas, y desde entonces ha hecho de la Palabra de Dios el estándar por el que rige su vida. «Sea cual sea la magnitud de tus problemas, acude a Dios.

 

UN NUEVO RANGO MILITAR

 

Teniente Coronel Onoja Joshua

El Teniente Coronel Onoja Joshua llevaba tiempo esperando ser ascendido, y tiempo atrás había pasado ya por un ascenso en diferido. Para evitar que eso volviera a ocurrirle, buscó la ayuda del Nuevo Agua de la Mañana, ayunó y oró solicitando su ascenso, que debía haberle llegado en 2017 pero que, una vez más, había quedado relegado a 2018. Este soldado nigeriano no estaba dispuesto a aceptar otro revés de esta categoría, de modo que intensificó sus oraciones ministrándose el Agua de La Mañana y colocando Calcomanías de la Unción en lugares estratégicos.

 

Sin previo aviso, la decisión de las autoridades militares de diferir su ascenso quedó revocada y cuando salió la lista de los ascensos en octubre de 2017, su nombre figuraba como ascendido al rango de Teniente Coronel. Su promoción llegó acompañada de unas mejores condiciones de servicio y un salario mejorado. Aparte de este ascenso, sus hábitos de bebedor y fumador desaparecieron a medida que se fue ministrando el Agua de La Mañana.

 

Su esposa estaba embarazada, y la fecha prevista de parto había pasado ya. Además había perdido previamente un bebé. Pues bien: dio a luz a un varón sano después de que Onoja orase y se ministrase el Agua de La Mañana en nombre de su esposa.

 

El domingo prestó testimonio, y dio gracias a Dios por manifestar Su gloria en su vida mediante el Agua de La Mañana. «Muchas cosas han cambiado desde que empecé a utilizar el Nuevo Agua de la Mañana. ¡Jesús ha entrado en acción! Dios está aquí».

 

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

Blessing provenía de un entorno empobrecido y por ello solo podía dedicarse al comercio ambulante en las calles para mantenerse a sí misma y a su familia. Un día, mientras recorría las calles, se encontró con una mujer que le prometió que la retiraría de esa triste vida y pasaría a una nueva existencia de bienestar. Tentada por semejante ofrecimiento la joven, junto con otro grupo de vendedoras ambulantes, decidió olvidarse de lo que había venido haciendo para seguir a la mujer. Pero su sueño colectivo pronto se reveló como el infierno disfrazado. Blessing y sus amigas habían caído en una red que las vendió como prostitutas después de haber sido trasladadas a una localización en Lagos donde les hicieron entrega de su nueva mercadería: unos vestidos mínimos y unas cuantas cajas de preservativos.

Señorita Blessing

El móvil de Blessing le fue retirado con el fin de mantenerla incomunicada con el mundo exterior. En un principio le costó creer lo que estaba pasando, pero pronto su velo de inocencia quedaría desgarrado: tuvo que empezar a hacer todo cuanto le ordenaba la madam, que era acostarse con hombres y entregarle a aquella mujer sin alma los beneficios que obtuviera. La primera noche fue la más dura para ella, pero no tardó demasiado en habituarse a semejante negocio, aunque llevara siempre en el rostro un rastro de repugnancia. Poco después, los hombres comenzaron a rehuirla precisamente porque se veía en su rostro que era profundamente infeliz, signo inequívoco de que estaba siendo obligada a comerciar con su cuerpo, lo que le estaba pasando una tremenda factura en el ámbito psicológico. En la mayoría de ocasiones no obtenía un solo céntimo de lo que hacía. Su madam se las arreglaba para cobrar directamente a sus clientes.

 

Cuando por fin comprendió que había sido vendida y que tendría que triplicar el precio de compra para poder ganarse su libertad, se echó a llorar. No obstante, logró escapar de las garras malvadas de su madam, pero solo consiguió acabar con unas mujeres que la introdujeron en el siguiente nivel de prostitución: en aquella ocasión, la enseñaron a ejercer la prostitución de modo profesional frecuentando clubes en lugar de pasearse delante de los hoteles de calles secundarias, como hacen las prostitutas locales.

Precisamente en uno de esos clubes conoció a un tipo que la animó a cambiar de vida y que le prometió ayuda económica si volvía al colegio. El hombre cumplió su palabra y la ayudó a volver al colegio para presentarse a los exámenes de Secundaria. Después de pasarlos y de devolverle al hombre el dinero que le había prestado, volvió a la casilla de salida. Se había quedado sin dinero y a duras penas lograba sobrevivir, además de padecer problemas de salud y de tener pesadillas.

 

Cuando volvió a su casa y contó a su familia lo que le había ocurrido, su madre la llevó a un herborista que declaró que era una reina que servía a un ídolo en particular. Según él, le habría ido mucho mejor si se hubiera dedicado a servir al ídolo, y por lo tanto la única panacea para su precario estado era una ceremonia fetichista. Tras entregarle un dinero que había pedido prestado, fue iniciada en un río y obligada a beber toda clase de pócimas.

 

Por otro lado, las condiciones de servicio al ídolo eran bastante duras: no podía casarse, no podía comer ninguna clase de animal que viviera en el agua y no podía acostarse con ningún hombre durante las horas de luz. Aparte de aquellas condiciones, estaba el hecho de que ya la habían casado con un esposo espiritual que podía dormir con ella cuando quisiera. Una vez le explicaron las condiciones, fue trasladada a otra estancia en la que le enseñaron cómo se malograban los destinos de personas que no habían satisfecho sus obligaciones para con el ídolo que les había ayudado en momentos de necesidad. También le dijeron que no debía encontrarse con un hombre de Dios bajo amenaza de volverse loca o de morir si incumplía su parte del trato.

Después de esta iniciación, todo empeoró para ella. Incluso la prostitución dejó de ser una posibilidad para ella, ya que su esposo espiritual interceptaba sistemáticamente todos sus intentos de mejorar. Los hombres que intentaban iniciar una relación con ella tras ver su perfil en las redes de citas, perdían de pronto el interés. En su primer encuentro con Emmanuel TV, Blessing vomitó abundantemente. En otra ocasión en la que oró con el Profeta T.B. Joshua en Emmanuel TV, un nauseabundo fibroma salió de su vientre.

 

Aquellas dos milagrosas experiencias la animaron a visitar La SCOAN con la esperanza de ser liberada, como así fue una vez que el Profeta T.B. Joshua oró por ella en nombre de Jesús. Su toque ungido acabó con el ídolo de la familia y con su esposo espiritual mediante la preciosa sangre de Jesucristo, con lo que su sucio pasado quedó limpio y su vida restaurada por el Espíritu de Dios.

 

Testificó muy emocionada sobre la gracia que ha hallado en Jesús, y refirió que los días de pesadillas y malestar habían terminado. Además, aconsejó a los jóvenes que sean cuidadosos a la hora de tomar decisiones, ya que «no es oro todo lo que reluce».