MIRA MÁS ALLÁ DE TU SITUACIÓN

El Servicio Dominical de La SCOAN fue escenario de cómo el Espíritu de Dios se derramaba sobre la congregación y sobre los espectadores de Emmanuel TV repartidos por todo el mundo. Los testimonios se hicieron eco de la victoria perpetua de las fuerzas del Cielo sobre el reino de la oscuridad.

La Oración Masiva y el ministerio del Nuevo Agua de La Mañana revelaron lo imperioso que es para los Cristianos estar dispuestos a orar en cualquier momento, ya que satanás se encuentra siempre acechando, yendo de un lado para otro buscando almas que devorar. En La SCOAN la unción no deja de fluir, ya que el poder de Dios está siempre presente y sirve como escudo para aquellos que buscan con el corazón Su rostro y Su protección a través de Cristo nuestro Señor.

LA EVANGELISTA DUPE

El mensaje de la Evangelista Dupe recordó a los Cristianos lo necesario que es mantenerse firmes en la búsqueda de la gloria de Dios y ser capaces de ver la imagen en su conjunto, sin permitir que los contratiempos temporales les hagan perder el rumbo hacia las grandes buenas nuevas que les aguardan. «Desde el momento mismo que salimos del vientre de nuestra madre, nos encontramos con problemas. La vida comienza con una palmada en las nalgas. Cuando un bebé sale del vientre de su madre, lo primero que se hace es obligarlo a llorar. Esto significa que todo el mundo ha de enfrentase casi a diario a desilusiones, aunque se camuflan de modo diferente. Nos sentimos infelices con nosotros mismos porque normalmente no podemos vivir del modo en que nos gustaría hacerlo. Esa es la realidad de la vida.»

Titulado MIRA MÁS ALLÁ DE TU SITUACIÓN, el mensaje animaba a los hijos de Dios a aceptar de buena fe las situaciones en las que puedan verse inmersos, ya que no hay cantidad de auto compasión que pueda ayudarlos si la situación es fruto de la voluntad de Dios: «Si por lo que estás pasando es algo inasequible a los cambios, si responde a la voluntad del Señor, no hay cantidad de compasión humana que pueda cambiar el curso de Dios. Del mismo modo, no hay cantidad de auto compasión que pueda cambiar tu situación».

Refiriéndose a la historia de la sunamita, la Evangelista Dupe alentó a los Cristianos a ejercitar su fe incluso frente a las situaciones más desalentadoras, ya que haciéndolo, pueden mover a Dios a pasar a la acción. «Como mujer de fe fue capaz de ver más allá de la situación que la agobiaba en aquel momento. Más allá de la situación de aquel momento estaba la recuperación, la renovación y la redención… Recorrió una larga distancia para encontrarse con Eliseo, el Profeta de Dios, porque tenía fe en que bastaría con que pudiese ver al hombre de Dios para que todo estuviera bien…»

Para concluir tuvo palabras de consejo para todos los espectadores: «Quítate el caparazón de auto compasión que tú mismo te has impuesto y enfréntate a la realidad de las pruebas, las tentaciones, las tribulaciones, etc. Enfréntate a ellas mirándolas frente a frente. Deja de ocultarte, y enfréntate a los problemas hoy para poder tener paz mañana… Cuando aceptamos las adversidades y soportamos los dolores, aprenderemos lo que debemos saber y todo nuestro dolor se transformará en ganancia. Sin sufrimiento no hay triunfo».

TESTIMONIOS

DESTINADO A DESTRUIR

EL SEÑOR AWUZIE

El señor Awuzie buscaba desesperadamente el modo de ganar dinero cuando conoció a un grupo de amigos que lo convencieron de que se iniciara en un culto maligno. Como suele ocurrir con tales asociaciones, no le dijeron cuáles podían ser las consecuencias directas de unirse a semejante grupo clandestino. Su iniciación fue consumada por un doctor nativo de la India que le pidió que aportase algunos materiales a tal efecto, entre los que debían figurar dos gallos blancos sin imperfecciones. La ceremonia tuvo lugar en un bosque.

El doctor nativo recitó unos encantamientos teniendo a los gallos asidos en su mano e, inesperadamente, los golpeó contra el tronco de un enorme árbol, ordenándole que se abriera. Como si tuviera una puerta, el árbol se abrió y les franqueó el paso a sus entrañas. La vida en el vientre del árbol estaba llena de horrores: serpientes de diferentes colores y tamaños, pitones muchas de ellas. En cuanto se había acomodado en aquel mundo nuevo, una serpiente se enroscó en torno a él cubriéndolo de pies a cabeza, y lo alimentó con lo que salía de su boca durante siete días.

Mientras lo alimentaba la serpiente, notó que se le clavaban cuatro agujas. La finalidad de esas aguas era bien simple: destruir a cualquier mujer que mantuviese contacto sexual con él, provocándole todo caso de enfermedades como fibromas, infertilidad y desprendimiento vaginal. Y si mantenía alguna relación sexual sin usar protección, esas agujas se transformaban en larvas para causar verdaderos estragos en ella.

Por otro lado, le fue concedido un poder especial en la mirada por el que cualquier mujer que lo mirase a los ojos se enamoraría de él. «Tenía el poder de seducir a cualquier mujer con tan solo mirarla». Y esas desafortunadas mujeres quedaban bajo su influjo demoníaco hasta que obtenía lo que deseaba de ellas. Había causado verdaderos estragos en muchos hogares a través de las mujeres a las que había enfermado o vuelto estériles, sabiendo que la infertilidad siempre despertaría la ira de la familia del marido.

Uno de sus cotos de caza para semejantes actividades malignas era el transporte público, donde seducía a cualquier mujer desprevenida que viajara en él. Y cualquier hombre que se acostase con una de las mujeres con las que él hubiera mantenido contacto sexual empezaba gradualmente a perder peso. «El número de mujeres a las que he destruido utilizando el poder demoníaco que me fue entregado es incontable»,  confesó a Emmanuel TV, añadiendo que había entrado sellando un pacto por el que podría casarse, pero a cambio su esposa daría a luz a todos sus hijos por cesárea. Esta maldición funcionó durante cuatro partos.

EL SEÑOR AWUZIE Y SU FAMILIA

Mientras duró todo lo del culto demoníaco, su vida padeció también los rigores de un destino aciago, ya que nada le salía bien. «Soy cantante, y al mismo tiempo que destruía a la gente, mi vida iba quedando destruida también. Mis instrumentos quedaron destruidos. No tenía paz. Produje un álbum de gospel, pero no tuvo ningún éxito».

Acudió a muchos sitios en busca de liberación, pero no logró ser liberado hasta que llegó a La SCOAN dos domingos atrás.

LAS CUATRO AGUJAS VOMITADAS POR EL SEÑOR AWUZIE

Cuando se ministró el Nuevo Agua de La Mañana el penúltimo domingo, el señor Awuzie manifestó el espíritu maligno que habitaba en él y vomitó cuatro agujas. Más tarde aquel mismo día, el Profeta T.B. Joshua le impuso las manos para perfeccionar su liberación en el poderoso nombre de Jesús. Tras este gesto, vomitó profusamente y orinó, signos de que los depósito demoníacos que quedaban en él se estaban vaciando gracias a la unción.

El domingo pasado testificó acompañado por su familia, y este nigeriano del estado de Imo dio las gracias a Dios por su liberación: «Me encuentro perfectamente ahora, y las pesadillas han cesado», declaró. «No permitas que la ira haga presa en ti. Haz siempre las paces con quien te haya ofendido».

UNA VISITA DIVINA A UNA MADRE Y SU HIJO

LA SEÑORA ADAMS Y SU HIJO

La señora Adams no había terminado de acomodarse a su vuelta de Ruanda cuando comenzó a experimentar dolores en distintas partes del cuerpo. Enfermera de profesión enviada por el gobierno a Ruanda, había creído que aquel problema le duraría solo unos días, pero su optimismo se vio apagado cuando se dio cuenta de que cada vez le era más difícil caminar. Le diagnosticaron artritis en ambas rodillas. Siendo personal médico, los médicos esperaban que aceptase el diagnóstico, pero no fue así.

Los doctores le sugirieron cirugía, una opción que ella rechazó vehementemente, convencida de que lo que debía hacer era buscar el rostro de Dios después de haber pasado ya por varios hospitales y que ninguno pudiera darle una solución, así que decidió no perder más tiempo y buscar una solución que proviniera del Señor. Pidió permiso en su puesto de trabajo y acudió a La SCOAN, cojeando y con los ojos llenos de lágrimas. Solo llevaba una cosa en la cabeza: que aquellos dolores y la consiguiente incapacidad para caminar quedasen regaladas al pasado por la intervención de Jesucristo.

Recibió una maravillosa sanidad en La SCOAN, estando en la Línea de Oración, en enero de 2016, una vez el hombre de Dios le impuso su mano ungida y desmanteló el yugo que venía aplastando su vida en el poderoso nombre de Jesús. Después describiría su sanidad a la congregación, y contó haber sentido como una especie de big bang cuando el Profeta T.B. Joshua le impuso las manos, y que después echó a correr cuando el hombre de Dios se lo ordenó. Fue entonces cuando todos los dolores que tan difícil le habían hecho la vida, desaparecieron. «Después de orar con el hombre de Dios, mi salud quedó completamente restaurada», declaró.

Esta nativa del estado de Edo, Nigeria, ha podido presenciar otros milagros después de su sanidad. Su vehículo había sido robado y posteriormente recuperado, pero se llevó una tremenda sorpresa cuando le pidieron que abonase una elevada cantidad de dinero para poder recuperarlo, algo que ella se negó a hacer. Decidió que dejaría que Dios lo solventara. El Señor la ha bendecido con tres autos más y cuando testificaba ante la congregación de La SCOAN, dijo a las cámaras de Emmanuel TV que había sido bendecida con otros tres vehículos por haber dejado el otro en manos de Dios. También quiso recordar a la congregación la importancia espiritual de ministrarse el Nuevo Agua de La Mañana, ya que de vuelta en Ruanda, ella lo ha utilizado para lograr progreso y sanidad para muchos.

LA SEÑORA ADAMS Y SU HIJO

La señora Adams es una mujer de carrera, y ha sido ascendida al puesto de Jefa de Enfermería, además de recibir un Diploma de Honor concedido por la República de Ruanda por su contribución al ámbito de la salud de su país, bendiciones todas ellas que atribuye al poder de Dios presente en el Nuevo Agua de La Mañana. Su hijo también testificó sobre su sanidad y liberación del yugo de la incontinencia y la adicción a la pornografía, respectivamente. Este joven, que venía mojando la cama al menos tres veces por semana, desde que recibió las oraciones del Profeta T.B. Joshua en 2015, no ha vuelto a tener ese problema, como tampoco siente la necesidad de ver pornografía.

Para concluir su testimonio, su madre aconsejó a los espectadores del mundo entero que «busquen el rostro de Dios».

UN PEQUEÑO TESORO LOS LLENA DE ALEGRÍA DESPUÉS DE SEIS AÑOS

La señora Agbor estaba al borde de caer en una depresión cuando una amiga le habló de Emmanuel TV, ya que no dejaba de preguntarse por qué la vida era tan cruel con ella y con su esposo. A pesar de que los médicos le habían confirmado que tenía un desequilibrio hormonal y que el recuento de esperma de su marido hubiera arrojado un resultado bajo, ella no lograba asumir la realidad que la miraba a la cara. Llevaba seis años intentando quedarse embarazada, cuando la mayoría de sus amigas iban ya por el segundo hijo.

LA SEÑORA AGBOR Y SU ESPOSO

Conocer Emmanuel TV aportó un rayo de esperanza a su vida y, después de presenciar los extraordinarios milagros que tenían lugar en La SCOAN, en particular el caso de una mujer que dio a luz a su bebé dentro de la iglesia después de once meses de embarazo, los esposos visitaron la iglesia y el Profeta T.B. Joshua oró por ellos. El hombre de Dios los bendijo también con el Nuevo Agua de La Mañana, que después se ministraron mientras oraban juntos. Justo un mes después de haber estado en La SCOAN, la señora Agbor quedó embarazada.

La pareja se vio bendecida con el nacimiento de una niña después de nueve meses, a Dios sea la gloria. Durante su testimonio del pasado domingo, la señora Agbor relató cómo habían ido peregrinando de un hospital a otro en busca de una solución que nunca llegó hasta que visitaron La SCOAN. Esta nigeriana también refirió a la congregación cómo habían gastado mucho dinero intentando tener un hijo y que no lo habían conseguido, pero que ahora podían dar las gracias a Dios por haberles ayudado a olvidar su pena con la visita a La SCOAN. «Con Dios nunca es tarde. Si tienes fe y crees, verás venir tu milagro».

JESÚS CURA LO INCURABLE

Llevaba muchos años sin poder caminar a resultas de una hernia discal, un proceso responsable del inicio de la espondilosis lumbar. Ninguno de los hospitales que había visitado había podido ofrecerle una solución permanente porque su problema no tenía cura conocida, aparte del uso de un corsé lumbar que aliviaría el dolor de manera temporal. Pero la señora Chukwuemerie tenía dolores y no podía desenvolverse con normalidad, ya que debía utilizar una silla de ruedas para sus desplazamiento. Caminar se había convertido para ella en un «lujo inasequible».

LA SEÑORA CHUKWUEMERIE

El domingo pasado estaba en La SCOAN acompañada por su esposo, admirados de los extraordinarios milagros que Dios ha venido realizando a través de Su Profeta T.B. Joshua. La señora Chukwuemerie recibió su sanidad cuando los evangelistas ministraron el Nuevo Agua de La Mañana, y por primera vez desde hacía mucho tiempo, esta nigeriana se levantó, se quitó el corsé y caminó sin dolor.

El crujido de huesos, un ruido que la acompañaba siempre, ha desaparecido, ya que la mano de Dios ha solucionado el problema desde la raíz. Los esposos testificaron el pasado domingo sobre la grandeza de lo que Dios ha obrado en sus vidas. El señor Chukwuemerie era uno de tantos escépticos que albergaba desconfianza hacia La SCOAN, pero desde que su esposa recibió la sanidad, su concepto sobre la iglesia ha cambiado, de modo que después de dar gracias a Dios por recuperar a su esposa, animó a los escépticos a deshacerse de sus infundadas dudas y a buscar a Dios.

RETRASO NO ES NEGACIÓN

EL CATEDRÁTICO CLEMENT MGBADA

En 2010 había alcanzado el grado de Catedrático, pero por razones que no lograba comprender, seguía siendo Profesor Asociado. Todos sus esfuerzos por lograr una explicación no habían logrado su objetivo. Incluso las personas que se suponía que debían ocuparse de su situación guardaban silencio, lo cual desesperaba a este Catedrático de Historia y Relaciones Internacionales de la Universidad Estatal de Ebonyi, en Nigeria. Psicológicamente se sentía muy afectado por la situación, y esa angustia derivó en hipertensión arterial en 2015.

No tardó mucho en darse cuenta de que la batalla no era humana sino espiritual contra principados y poderes perversos del mundo, y comenzó a orar con Emmanuel TV, sin darle más vueltas a todos los palos que el demonio ponía en las ruedas de sus sueños. Dispuesto a luchar contra la hipertensión y otros desafíos hasta derrotarlos, visitó La SCOAN en diciembre de 2016, espoleado por su fe y decidido a lograr la victoria contra el fracaso y la enfermedad. Allí recibió el Nuevo Agua de La Mañana, volvió a casa y se la ministró mientras oraba.

En enero de 2017 recibió una carta de su universidad en la que se le pedía que presentara de nuevo su caso para ser ascendido. Así lo hizo y en junio de 2017 fue nombrado catedrático. A día de hoy, es Catedrático de Historia y Relaciones Internacionales en la Univerisidad Estatal de Ebonyi, Nigeria. Es más, su presión arterial ha vuelto a valores normales, sin tan siquiera tener que tomar medicación alguna.

El Catedrático Clement Mgbada testificó el pasado domingo sobre las cosas maravillosas que Dios ha hecho por él. «Lo más increíble de todo es que el título de Profesor Asociado ha sido retirado de mi currículo y he sido nombrado Catedrático con efecto retroactivo desde 2010», explicó, y la congregación le dedicó una cerrada ovación. «Hemos de ser pacientes con Dios en cualquier circunstancia, y seguir orando siempre porque no hay nada imposible con Dios si confiamos en Él».

CARTAS DE ASCENSO

EL CATEDRÁTICO CLEMENT MGBADA testificó el pasado domingo sobre las cosas maravillosas que Dios ha hecho por él. «Lo más increíble de todo es que el título de Profesor Asociado ha sido retirado de mi currículo y he sido nombrado Catedrático con efecto retroactivo desde 2010», explicó, y la congregación le dedicó una cerrada ovación. «Hemos de ser pacientes con Dios en cualquier circunstancia, y seguir orando siempre porque no hay nada imposible con Dios si confiamos en Él».

LA RESURRECCIÓN DE NUESTRO AMOR

EL SEÑOR Y LA SEÑORA IPUSU

Desde que era una adolescente, sus relaciones no duraban. Empezaba una con todo su corazón, pero después de un tiempo todo se venía abajo. Perdía el afecto y el interés se desvanecía. Y el problema se agravó al hacerse una mujer. Había salido con su actual esposo muchos años, y tres días antes de la boda, decidió que no quería casarse. Fue necesaria la intervención de su madre y de otros miembros de la familia para hacerla cambiar de idea, y aunque al final accedió a casarse, fue a regañadientes y con desgana. Cuando su unión por fin se consumó, se encontraron inmersos en una especie de drama absurdo. Era como librar una batalla a diario, ya que su esposo, por alguna inexplicable razón, le resultaba irritante. El espíritu perverso que había en la señora Ipusu se estaba asegurando de que no hubiera ni una gota de afecto en su matrimonio. Trataba a su esposo como si fuera un extraño y lo odiaba de un modo indescriptible, y todos los esfuerzos del señor Ipusu por arreglar la situación fueron en vano, ya que ella seguía con su extraño comportamiento.

La señora Ipusu era la que controlaba el matrimonio, y su esposo no tenía poder alguno en él. Tomaba todas las decisiones sin su consentimiento. Era como si para ella no existiera. Llegaba incluso a echarlo de casa para poder tener paz, decía. Así estaban las cosas para el señor Ipusu, un hombre para el que resultaba muy frustrante haber quedado reducido a ser un esclavo emocional de su esposa en su propia casa.

Llegó un momento el que no pudo soportar más el estrés al que su esposa lo sometía y consideró que la mejor opción era buscar algo de paz refugiándose en la bebida. Pasaba días enteros fuera de casa, bebiendo e intentando escapar de los problemas que tenía en su hogar, y cuantos más días estaba lejos, más feliz era su esposa, que solo anhelaba deshacerse de él de una vez por todas. Nunca se había molestado en ocultar que su presencia la irritaba sobremanera.

La situación llegó al límite cuando ella decidió hacer las maletas y abandonar la casa de su esposo, una decisión que emanaba de su incapacidad de asimilar emocionalmente su matrimonio. Encontraba inútil seguir ligada a un hombre por el que no sentía afecto alguno, y aunque su esposo había hecho cuanto estaba a su alcance porque su matrimonio funcionando, la señora Ipusu era un hueso duro de roer. Pero su abandono no le empujó a rendirse. Incluso después de haberla perdido, el señor Ipusu siguió creyendo que Dios restauraría el afecto perdido y la traería de vuelta al hogar.

Contactó con ella y le habló de la idea de visitar La SCOAN, y después de mucho rogar, accedió a acompañarlo a la Arena de La Libertad. La señora Ipusu fue liberada tras un Servicio Dominical en el que el hombre de Dios impuso las manos a la congregación. El espíritu del mal que había en ella habló al ponerse bajo la ardiente unción del Espíritu Santo. «La he destruido. Lo he destruido todo». El hombre de Dios la declaró libre al tiempo que le ponía una mano en la frente, e inmediatamente ella cayó al suelo, un signo de que el poder de Dios le había llegado a través del Profeta T.B. Joshua.

EL SEÑOR Y LA SEÑORA IPUSU

Durante su testimonio el domingo pasado, dio las gracias a Dios por haber restaurado el afecto que se había perdido en su matrimonio. También se arrepintió de cuanto le había hecho a su esposo, y prometió seguir viviendo a la luz de Dios que ahora brilla en su matrimonio. Desde su liberación, el afecto en su matrimonio viene siendo algo maravilloso. La oscuridad que lo retenía ha sido disipada por el poder de la liberación de Jesucristo. Y dejó un mensaje para todos los espectadores del mundo: «En cualquier desafío, busquen a Dios».

«MI PUEBLO PERECE POR FALTA DE CONOCIMIENTO» – LA EXPERIENCIA DE UN DOCTOR

DOCTOR IFEDIORA Y SU FAMILIA

El matrimonio doctor Ifediorah y su esposa estuvo a punto de venirse abajo por la determinación del espíritu maligno que la controlaba a ella y que estaba decidido a llevar hasta sus últimas consecuencias la amenaza de destrucción que ya antes había proferido: «¡Voy a destrozar tu matrimonio!». Esa era la fría voz que ella escuchaba estando sola en casa. A partir del momento en que notó esa presencia empezó a experimentar cosas extrañas en su matrimonio, y entre ellas aparecieron la falta de afecto, la falta de confianza y unas frecuentes e innecesarias peleas. Fueron esos desafíos los que empujaron a la pareja a visitar La SCOAN.

Su esposo, el doctor Ifediorah, doctor en sociología y funcionario de prisiones retirado dijo que aquella experiencia en el matrimonio le había dejado el corazón cargado de lamentaciones. ¡Había sufrido tanto al no saber que La SCOAN estaba en su propio país y podría haberle ayudado a desprenderse de aquellas cargas!

Como funcionario de prisiones y pionero en su campo de investigación, el doctor Ifediorah tenía que viajar por todo el mundo, reunirse con funcionarios gubernamentales y dignatarios. Como orgulloso nigeriano lo hacía luciendo su atuendo tradicional para ser inmediatamente reconocible. Sin embargo, la característica principal que fuera de su país lo identificaba como nigeriano era compartir nacionalidad con el Profeta T.B. Joshua, al que él no conocía.

Un día, estando en Uganda y tras reunirse con un funcionario ugandés que, como siempre, le preguntó por el Profeta T.B. Joshua, al volver a su hotel decidió sintonizar Emmanuel TV por primera vez. Un rato después de estar viendo la maravillosa obra de Dios, los ojos se le llenaron de lágrimas y se preguntó por qué no se habría interesado antes por el hombre de Dios.

Fue viendo Emmanuel TV cuando se dio cuenta de que lo que les ocurría como pareja no era normal. Sus desafíos los llevaron a La SCOAN, donde la señora Ifediorah fue liberada gracias a Nuevo Agua de La Mañana.

EL DOCTOR IFEDIORAH Y SU ESPOSA

Citando las Escrituras, el doctor dijo: «mi pueblo perece porque no tiene conocimiento», y que «nadie es profeta en su propia tierra. Si hubiera venido seis años antes, mi vida habría sido distinta».

Después de la liberación de su esposa, el doctor Ifediorah dijo: «He visto muchos cambios. No ha vuelto a haber peleas ni discusiones innecesarias. ¡La unción ha roto el yugo y somos libres!».

«Desde el domingo pasado hasta hoy, todo ha sido maravilloso», declaró, y a modo de consejo dejó estas palabras: «Si el Señor ha dado al hombre de Dios la gracia de liberarnos de nuestras cargas, no permitan que nadie los confunda. El hombre de Dios ha recibido la unción para dar sanidad y salvar».