EL ÉXITO COMIENZA CON DENUEDO - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

EL ÉXITO COMIENZA CON DENUEDO

La atmósfera irradiaba presencia de Dios, y la congregación expresaba su fe en el Señor cantando, bailando y sintiendo hondamente las interpretaciones del coro. Con los testimonios, volcaron su entusiasmo en el espíritu de agradecimiento al Todopoderoso. El Nuevo Agua de La Mañana fue ministrado, y con él la liberación, la sanidad y la salvación alcanzon a muchos, los yugos quedaron deshechos y el reino de la oscuridad quedó desbaratado.

La Evangelista Anne, en su mensaje titulado EL ÉXITO COMIENZA CON DENUEDO, animó a los Cristianos a prepararse para las incertidumbres de la vida plantando bien firmes los pies en el suelo y siendo audaces frente a la adversidad para que la voluntad de Dios llegue a ejecutarse en su vida. Se refirió a la historia de Sadrac, Mesac y Abed-nego, los tres hebreos que dejaron en evidencia al rey Nabucodonosor, que insistía en que se postraran al ídolo de oro.

Con su negativa a hacer lo que el rey de Babilonia les pedía, pusieron a Dios en acción, y esa es la razón de que, aunque fueron arrojados al horno ardiente, no les ocurriera nada. Según la evangelista, tal muestra de arrojo debería ser la seña de identidad de un verdadero Cristiano, y motivo por el cual la actitud de las personas que se llaman a sí mismas Cristianos cuando lo que les domina es el miedo, deberían avergonzarse. «Dios no nos ha dotado con un espíritu temeroso, sino con el espíritu de un rayo de sol».

Lo que creemos y confesamos como cristianos es lo que define nuestra persona ante Dios, explicó. Al igual que los tres hebreos se mantuvieron firmes en su postura contra las órdenes del rey Nabucodonosor, convencidos de que su Dios acudiría a rescatarlos (llegaron incluso a declarar que, aunque su Dios no llegase a rescatarlos, jamás se postrarían ante el ídolo), del verdadero Cristiano se espera que sea audaz hasta el final, aun enfrentado al mayor de los peligros.

Como conclusión, recordó a los Cristianos que el éxito en la carrera de la vida depende de cómo utilicen su corazón: «Nuestro corazón es el puerto de entrada, el punto con el que contactan el Espíritu Santo o satanás, dependiendo de en cuál de ellos depositemos nuestra atención». Precisamente es la razón por la que la confesión de un Cristiano debe ser siempre positiva, sean cuales sean los desafíos que tengan que enfrentar, y añadió que «Muchos claudican ante la presión y la tensión del día a día», cuando deberían saber que «la vida nunca cierra la puerta a una oportunidad» para aquellos que se muestran firmes en Cristo. Para esas personas, ¡EL ÉXITO COMIENZA CON DENUEDO!

TESTIMONIOS

ELEVADO A UN PLANO SUPERIOR

EL DOCTOR IYAKAREMYE

El doctor Iyakaremye llevaba muchos años siendo como una planta cuyo crecimiento se ve impedido por la falta de reconocimiento de sus empleados. Como lector en el departamento de Estudios de Género de la Universidad de Rwanda, todos sus trabajos habían carecido por completo de reconocimiento y del consecuente ascenso, y estaba convencido de que las cosas no eran como deberían ser, y que la razón de base para ello iba más allá de lo que podía percibirse a simple vista. Para poner fin a una trayectoria tan descorazonadora, solo tenía una cosa en mente: visitar La SCOAN en Nigeria.

Durante su visita, recibió el Nuevo Agua de La Mañana, que después toda la familia utilizaría como punto de encuentro. En cuestión de semanas, los gloriosos vientos del cambio comenzaron a soplar en su dirección. «Cuando empecé a ministrarme el Nuevo Agua de La Mañana en oración, apenas habían pasado dos meses cuando fui invitado a formar parte de un comité consultor gubernamental adscrito a la Oficina de Seguimiento y Evaluación de cuestiones de Género, una institución a cargo del seguimiento de la política de perspectiva de géneros en el país, en instituciones públicas, organizaciones de la sociedad civil y en el sector público», explicó a Emmanuel TV.

El aspecto más llamativo de aquel nuevo puesto era que él no lo había solicitado, por lo que su sorpresa fue mayúscula, un acto de Dios en respuesta a haber empleado el Agua de La Mañana para orar. «No sabía cómo podían conocer mi nombre el Presidente y los Ministros que me habían convocado para ocupar ese puesto, de modo que solo puedo atribuirlo a la gloria de Dios. Estaba en la oscuridad y Dios me ha llevado a la luz mediante el Nuevo Agua de La Mañana. Él me encontró y me nombró».

Siendo su primer reconocimiento de importancia en años, este académico ruandés se sentía lleno de gozo al testificar el pasado domingo durante el servicio de la iglesia. Refirió a la congregación que también había sido nombrado consejero de la Universidad de Ruanda, y miembro del Comité de Control de Calidad de esta misma institución, lo que viene a demostrar que aunque la visión puede retrasarse, llega en la hora señalada para ello. Su confianza en Dios y la devoción con que se ministró el Nuevo Agua de La Mañana han hecho que Dios haya aparecido en su vida.

Conmovido e inspirado por las obras caritativas del Profeta T.B. Joshua, se ha embarcado en dos proyectos humanitarios dirigidos a los menos privilegiados: ha corrido con los gastos de seguro médico para más de cien niños de entre los más desfavorecidos. Dios también le ha bendecido con algunas parcelas, vehículos y huertas. Teniendo en cuenta cómo el Señor ha derramado sus favores en su vida, el doctor Iyakaremye dejó el siguiente consejo para los espectadores de todo el mundo: «Hemos sido bendecidos… quienes vivimos esta época hemos sido bendecidos porque tenemos al Profeta T.B. Joshua. Y este Profeta está siendo utilizando por Dios. Él es un verdadero hombre de Dios. Debemos seguir sus instrucciones porque está siendo empleado por Dios».

LOS YUGOS DE LA INCONTINENCIA Y LA IRA DESMANTELADOS

LA SEÑORA ANOKETE

El problema de la señora Anokete empezó después de haber contraído matrimonio siete años atrás, cuando empezó a soñar con un desconocido que iba a hacerle el amor. Era después de ese sueño cuando mojaba la cama con orina. Estos incidentes la hacían sentirse muy desgraciada y rebajaban su autoestima. Siete años llevaba su vida envuelta en vergüenza, y llegó un momento en que su esposo, cansado de su problema, le exigió que encontrase una solución si no quería que su matrimonio se viniera abajo y ella, consciente de que la solución escapaba a su capacidad humana, se disgustó tremendamente al saber que su esposo no estaba dispuesto a seguir a su lado.

El problema era tan serio que su vida se veía condicionada a la posibilidad de que pudiera mojar la cama si se quedaba a dormir en casa de otras personas, y así siguió hasta que tomó la decisión de acudir a La SCOAN. Acudió llena de fe, convencida de que, en cuanto pusiera el pie en La SCOAN, su problema desaparecería para siempre, y así lo relató cuando testificó cómo había quedado libre de su aflicción el penúltimo domingo, durante el Servicio Dominical, cuando los evangelistas ministraban el Nuevo Agua de La Mañana.

Fue en ese momento, cuando se estaba ministrando el Nuevo Agua de La Mañana, cuando el espíritu malvado causante de su problema habló al verse bombardeado por el Espíritu Santo. «¡Quiero destruirla! Se vuelve muy violenta cuando tiene un ataque de ira. Puede decir cualquier cosa. Vengo a través de la familia de su padre… a través de un ídolo de la familia de su padre…». El espíritu fue expulsado en el nombre de Jesús cuando el evangelista le ministró el Nuevo Agua de La Mañana de la cabeza a los pies, y la influencia de la bendición fue tal que la derribó.

Cuando volvió a levantarse del suelo fue como si volviera a empezar una vida completamente nueva, libre ya de aquel espíritu perverso, y sintiendo la presencia del Espíritu Santo a su alrededor, estalló en gritos de «¡Gracias, Jesús, soy libre!»

El pasado domingo testificó, y dio las gracias a Dios por liberarla de aquel espíritu malvado que tan negativamente había influido en su vida durante siete años. «Ahora duermo tranquilamente y me siento mucho mejor después de haber recibido el Nuevo Agua de La Mañana. No he vuelto a mojar la cama desde aquel encuentro», dijo, y quiso dejar un consejo para todos aquellos que padezcan su mismo problema: «Quienes se encuentren en la misma situación en que estaba yo, deben acudir a Dios».

LLEGAR A HÉROE PARTIENDO DESDE CERO

EL SEÑOR BALOGUN

Después de cursar la enseñanza secundaria en su Nigeria natal, tuvo que enfrentarse a numerosos problemas económicos mientras intentaba ser admitido en una institución terciaria. Se presentó a varios exámenes escritos, pero no lograba ser admitido. Frustrado, decidió intentar en el Petroleum Training Institute, en Effurun, en el estado de Delta, y estando ya en él pensó en visitar La SCOAN, porque era consciente de que aún no estaba donde debería estar.

Una vez en La SCOAN tuvo un encuentro con el Profeta T.B. Joshua. Ese mismo día, estaba sentado entre el resto de la congregación cuando el hombre de Dios pasó por delante. Ya lo había rebasado cuando el intenso deseo de su corazón de encontrarse con Dios hizo que el Profeta T.B. Joshua se volviera y le pusiera la mano en la cabeza. Después de ese encuentro, el señor Balogun volvió a su casa con el Agua de La Mañana, donde le aguardaba la mano de Dios dispuesta a obrar en su vida.

De vuelta en su estado, recibió información referida a una beca que proporcionaba el gobierno de Nigeria. Aunque él no reunía las condiciones recogidas en la documentación, dada la brillantez que había mostrado al responder a algunas de las preguntas de química que los examinadores habían hecho, fue incluido en el programa de escolaridad y seleccionado para viajar a Filipinas para su adiestramiento. El señor Balogun no podía dar crédito. Lo que estaba ocurriendo a su alrededor lo tenía anonadado, una realidad que solo Dios podía haber desencadenado.

Estando en Filipinas, el favor de Dios continuó ofreciéndole nuevas oportunidades. Se topó con una competición en la que se buscaba el mejor ensayo original y él, aunque llegaba cuarenta y cinco minutos tarde, maravilló a todos con su dialéctica. Pero es que el señor Balogun tenía una estrategia secreta: siempre que tenía que presentarse a algún examen, se ministraba el Agua de La Mañana.

Después de dejar una excelente impresión acerca de sus capacidades académicas, pasó a iniciar sus estudios universitarios y a graduarse en Ingeniería Naval siendo el número uno de su promoción, algo que él atribuye a su conexión con La SCOAN y Emmanuel TV, medios ambos conocidos por aportar bendiciones extraordinarias.

El domingo pasado dio las gracias a Dios en el Servicio Dominical y reflexionó sobre las transformaciones que Dios ha obrado en su vida. «Era un joven que ni siquiera podía pagarse la educación, pero después de ir a La SCOAN, salí con un billete de primera. Como cualquier joven que busca el mejor modo de enfrentarse a sus desafíos, hay muchos sitios a los que acudimos en busca de una solución, pero yo elegí acudir a Jesús y Él cambió mi vida». Estas fueron sus palabras, y la congregación las celebró con una cerrada ovación..

LIBERTADA DE LAS GARRAS DE UN ESPOSO ESPIRITUAL

SEÑORITA MARY KINBERLY

Teniendo solo dieciséis años, Mary Kinberly fue obligada a casarse con un hombre cuarenta y tres años mayor que ella. En cuanto esa unión fue consumada en contra de su voluntad, las cosas comenzaron a desmoronarse en su vida. Casi a diario tenía unos sueños muy extraños, en los que se veía comiendo y manteniendo relaciones sexuales con un desconocido. Al igual que crecía la frecuencia con que se repetían de esos sueños, su deseo de sexo en la vida real se volvía incontrolable.

Su matrimonio era solo, en el mejor de los casos, la unión de dos extraños compañeros de cama. Las peleas eran casi diarias, ya que Mary se sentía tremendamente insatisfecha, pero seguía adelante con esa unión porque en realidad había perdido el control sobre sí misma. No obstante, el matrimonio terminó viniéndose abajo, lo que la empujó a buscarse un futuro mejor en otro país, y emigró a Bélgica, pero su viaje a Europa terminó siendo otro capítulo frustrante en su triste historia.

Vivir en Bélgica le acarreó otra clase de problemas, ya que se vio atacada por una batería de distintos problemas de salud que los médicos solo podían diagnosticar, pero para los que no encontraban un tratamiento. Lo único que le sugerían era que se sometiera a una intervención quirúrgica. Fue esa peregrinación de consulta en consulta lo que la empujó a la depresión, y se quedó perdida en mitad de su dilema, ya que era incapaz de identificar la fuente de su problema.

Dentro de ella había una fuerza que hacía empeorar más las cosas, una fuerza que la empujaba a mantener relaciones con hombre casados. Además comenzó a habituarse a salir por las noches y a frecuentar clubes nocturnos. Pero inmersa en lo que otros dirían que era una vida divertida, ella no encontraba la paz mental que necesitaba, ya que siempre se sentía enferma y preocupada. Aunque era consciente de que el camino que llevaba era malo, no podía detenerse porque una fuerza mayor operaba en su interior. Sus miedos se acentuaron cuando se dio cuenta de que sus intestinos tendían a salirse de su cuerpo cada vez que iba al baño, y la única solución al caso, según los médicos, era la cirugía. Fue entonces cuando decidió buscar a Dios en La SCOAN.

Mary visitó La SCOAN y estaba en el auditorio en un Servicio Dominical cuando el hombre de Dios estaba repartiendo la Tarjeta de Creyente a la congregación. En cuanto la recibió, se sintió caer bajo la influencia del poder de Dios y el espíritu perverso que se ocultaba en su interior y tras todos sus problemas comenzó a manifestarse. El espíritu habló impelido por el fuego del Espíritu Santo: «¡Dejadme! ¡Estoy cansado! Soy su esposo espiritual. Soy yo el que la enferma. No puede casarse. Solo tiene hijos. No quiero que se case».

Sin que el hombre de Dios hubiera tenido que decir una sola palabra, la Tarjeta de Creyente imbuida del poder de Dios expulsó de su vida al espíritu en el nombre de Jesús.

Mary es ahora un alma libre en Cristo. Todas sus enfermedades han pasado a la historia y ha desandado el camino que la llevaba por un sendero impío. Durante su testimonio del último domingo, dio las gracias a Dios por haberla rescatado de todos aquellos problemas que el espíritu maligno le había causado. También expresó su gozo por la libertad ilimitada que le había llegado mediante el poder de Dios en La SCOAN.

«En cuanto recibí la Tarjeta de Creyente, el Espíritu de Dios descendió sobre mí y fui liberada en nombre de Jesús». Como consejo para todos los espectadores dijo que acudieran a Dios porque Él es la solución final.

«DIOS PUSO A RODAR MI SILLA DE RUEDAS»

EL SEÑOR ROGER MAKANGA

Roger Makanga llevaba dos años sin poder trabajar, dos años en los que este congoleño había padecido dolores tremendos que prácticamente le impedían hacer algo por sus propios medios. Había ido de hospital en hospital, pero no lograban hallar solución a sus problemas. Hubo un tiempo en el que incluso buscó ayuda en herboristas, pero sin resultados. Roger tuvo que llegar a vender sus pertenencias para poder hacer frente a las facturas médicas, pero a pesar de todo el dinero gastado, el problema persistía.

En bancarrota y confinado en una silla de ruedas, psicológicamente comenzó a verse también afectado y en un intento de escapar a la realidad empezó a beber. Inmerso como estaba en su situación, un buen samaritano le habló de Emmanuel TV, y una vez hubo visto el canal ungido, se dio cuenta de que había luz al final del túnel gracias a Jesús. Pero su esperanza se transformó en desafío cuando pensó en el coste de visitar La SCOAN, ya que había vendido cuanto tenía.

El mismo buen samaritano sufragaría el coste de su viaje a Nigeria después de que Roger hubiera rezado con el Profeta T.B. Joshua en Emmanuel TV solicitando ayuda divina. Y recibió unas cuantas donaciones más de otras personas. Al llegar a La SCOAN en una silla de ruedas y con los pies hinchados, le ofrecieron el Nuevo Agua de La Mañana para que se la ministrara, pero como él esperaba una oración directa, rompió a llorar. Apenas un día después de haberse ministrado el Nuevo Agua de La Mañana comenzó a experimentar cambios en el cuerpo. Dos días después, podía subir la piernas. Tres, y podía caminar sin ayuda. Fue un momento maravilloso para él, que acompañó con gritos de «¡Puedo caminar! ¡Puedo caminar!». ¡Todos los dolores y demás síntomas habían desaparecido!

Testificando el domingo pasado, el señor Makanga se mostró muy feliz y lleno de alabanzas a Dios por su sanidad milagrosa, y a los espectadores del mundo entero los instó a acudir a Dios, ya que Él es el Sanador último.espíritus malignos.