LUCHA PARA TOCAR A JESÚS - The Synagogue, Church Of All Nations - SCOAN - Prophet T.B. Joshua (General Overseer)

LUCHA PARA TOCAR A JESÚS

El domingo pasado, la poderosa mano de Dios actuó de inmediato cuando el Profeta T.B. Joshua declaró la guerra a todas las enfermedades en el poderoso nombre de Jesús. Muchos recibieron su sanidad de inmediato, nada más entrar en contacto con el toque ungido del hombre de Dios durante la Oración Masiva. Aflicciones crónicas empleadas por satanás para retener cautivos a los hijos de Dios fueron desmanteladas y aplastadas por el poder del Espíritu Santo. Incapacidad para andar, artritis y todas las formas de enfermedad fueron revertidas. Los testimonios compartidos son demasiados, signo de que el Reino de Dios está ganando la batalla. El coro moderó la ocasión con recuerdos musicales enraizados en las Escrituras. Sus canciones inspiraron sentimientos de victoria, gloria y redención a través de Jesucristo.

 

En su mensaje titulado LUCHA PARA TOCAR A JESÚS, el Profeta T.B. Joshua recordó a los Cristianos lo necesario que es que demostremos nuestra confianza en Dios, ya que solo podemos tener acceso a Sus bendiciones cuando ponemos una demanda en la unción: «Dios es confiable. Si Dios es confiable, debes poner tu confianza en Él. ¿Cómo ponemos nuestra confianza en Él? Ponemos nuestra confianza en Dios al usar nuestra fe para poder una demanda en la unción. La unción es el poder de Dios».

 

Hablando de la mujer con el flujo de sangre, el profeta dijo: «Ella creyó lo suficiente y luchó para tocar a Jesús para su sanidad. No sólo había una gran multitud, sino también obstáculos e impedimentos. Debes luchar para tocar a Jesús para sanarte. “¡Yo creo! Yo lucho para tocarte, Jesús, sáname. Yo lucho para tocarte, Jesús, libérame. Yo lucho para tocarte, Jesús, bendíceme. Permite que Tus serafines me toquen, en el nombre de Jesús». Y añadió que todos aquellos que luchan para tocar a Jesús serán como esa mujer de la que el Señor dijo: «”Alguien me ha tocado, porque percibí poder que salía de mí”. ¿Quién ha tocado a Jesús? ¡Tú!».

 

Sólo es posible mantener ese toque, esa bendición, esa sanidad, esa liberación mientras continúes meditando en la Palabra de Dios en tu corazón. «Aquí estoy, en Tu presencia; aquí estoy para Ti. Úsame, Señor. Haz de mí Tu canal; un canal de luz brillante, un canal de perdón, un canal de santidad, un canal de pureza, de humildad, de fidelidad, de bondad y de dominio propio ¡Oh, Señor Jesús!».

 

El hombre de Dios resumió su mensaje en la siguiente declaración profética: «Te libero para meditar, porque eso es lo que te hará vivir por el resto de tus días. Bajo ningún concepto olvides tu meditación».

El Profeta T.B. Joshua ministrando sanidad en Favour Okere.

Para poner en práctica el mensaje de inmediato, el Profeta T.B. Joshua caminó entre la congregación para desatar el poder de Dios allí mismo, en el poderoso nombre de Jesucristo. Se acercó a una niña de doce años que estaba sentada con un corsé que sujetaba su

La señorita Favour Okere caminando luego de su sanidad.

cuerpecito. Acompañada por sus padres, Favour Okere gritó pidiendo ayuda. Animando su fe para el milagro, el profeta le pidió que orase diciendo: «Lucho para tocarte, oh Señor; ¡sáname, en el nombre de Jesús!» A continuación, a Dios sea la gloria, con tan sólo un toque, la niña se levantó y quitándose el corsé, pudo caminar libremente y sanada. En cuanto se dio cuenta de su sanidad, su semblante cambió y echó a correr, gritando: «¡Gracias, Jesús!».

El poder de Dios continuó manifestándose mientras el Profeta T.B. Joshua seguía caminando entre la congregación. La evidencia del poder de Jesucristo queda demostrada en la abundancia de testimonios que se recogen a continuación.

LA HORA DE LOS TESTIMONIOS

MI COLUMNA FUE ALINEADA POR JESÚS

El señor James y su madre.

James buscaba trabajo, y se presentó en un parque de camas elásticas de Londres para pedir empleo. Después de reunirse con el director, James y un amigo decidieron intentar hacer algunas piruetas en un de las camas, pero la diversión pronto encontró un trágico final, ya que aterrizó mal tras hacer una acrobacia y se hizo un esguince cervical que acabó dislocándole los huesos.

El señor James corriendo.

Fue trasladado al hospital, donde le hicieron varias pruebas, entre ellas una resonancia magnética, para valorar el alcance de la lesión. Al parecer, se había roto las vértebras y necesitaba una operación. Mientras llegaba la fecha, le proporcionaron un corsé, que llevó puesto seis semanas, un periodo en el que permaneció hospitalizado y prácticamente confinado en la cama. Por suerte para James, su madre, una mujer de gran fe, acudió rápidamente al hospital con una bebida que ungió con el Agua de La Mañana y con una Calcomanía de la Unción, que colocó debajo de las sábanas de James, y pidió a su hijo que no dejara de beberse lo que le había llevado hasta que se lo terminara. Él no confiaba demasiado en la estrategia de su madre. Pensaba que, como madre amorosa, había ido al hospital solo a demostrarle su cariño.

El señor James y su madre

Se terminó la bebida y, poco después, los médicos le dijeron que tenían que hacerle algunas pruebas más. Los resultados de esas pruebas demostraron que las vértebras rotas habían comenzado a alinearse. Tres semanas después, James se dio cuenta de que había recibido la sanidad gracias a haberse ministrado el Agua de La Mañana. Se quitó el corsé y comenzó a moverse con entera libertad, sin necesidad de operación o de soporte alguno.

Testificando el domingo pasado en compañía de su madre, dio las gracias a Dios por haber intervenido en un momento en que sus médicos habían sugerido la intervención quirúrgica como única e inevitable salida: «Lo que se ve en Emmanuel TV es real. Tendrás tu propio testimonio. Tú confía en el Señor».

TRES ESCORPIONES Y UN ANILLO

El señor Maxwell y su madre.

«Ve al río y recoge tres escorpiones y un anillo». Eso fue lo que le ordenó una extraña mujer con la que acababa de tener un aventura en sueños. Maxwell obedeció y fue a recoger lo que le había pedido; metió los tres escorpiones en un contenedor de agua que dejó en su habitación y se colocó el anillo en el dedo, convencido de que si hablaba a los escorpiones y al anillo, sus deseos se harían realidad.
Pero de pronto e inesperadamente, Maxwell se encontró mezclado en actividades despreciables como el tráfico y el consumo de drogas, la bebida, el consumo continuo de tabaco, la fornicación, el adulterio y el robo. El espíritu maligno que estaba detrás de todos estos actos demoníacos lo tenía bien agarrado, y le obligaba a hacer todas esas cosas que, en condiciones normales, nunca le habría gustado hacer. Mientras, su extraña relación con aquella mujer a la que veía en sueños continuó y ella era la que le daba instrucciones sobre lo que debía hacer cada día.

Maxwell sabía cómo abordar a la gente para conseguir que confiasen en él, ya que no se daban cuenta de que detrás de ese rostro inocente había un corazón peligroso lleno de intenciones perversas de toda clase. Cuando su madre descubrió que andaba metido en drogas y otras prácticas igualmente reprobables, decidió buscar el rostro de Dios en La SCOAN.

El penúltimo domingo, Maxwell y su madre acudieron a La SCOAN, donde este joven de Ghana tuvo un inolvidable encuentro con el Espíritu Santo. Fue liberado en el poderoso nombre de Jesús, después de haber recibido un mensaje profético de el Profeta T.B. Joshua en el que describía con detalle los objetos diabólicos que mantenía guardados en secreto.

Durante su testimonio del pasado domingo, Maxwell renunció a todos los lazos que le unían a aquel espíritu maligno y que eran la razón que explicaba su oscuro pasado, y pleno de alegría por su nueva vida llena de libertad y liberación, explicó que es ahora una criatura nueva que vive en la luz de Dios. «Corran a Dios para ser liberados. Yo creía que lo que hacía estaba bien pero, después de la liberación, me he dado cuenta de que estaba mal».

UNA REACCIÓN QUÍMICA A LA ORACIÓN

El doctor Anthony y su esposa.

El doctor Anthony y su esposa habían recibido una profecía, años atrás, de labios del Profeta T.B. Joshua en la que se hablaba de riñas en su joven matrimonio. Después de aquella profecía, que la pareja confirmó que era cierta, el hombre de Dios les impuso las manos bendiciendo su matrimonio y poniendo fin a las hostilidades que lo amenazaban. El domingo pasado la pareja estuvo en La SCOAN para testificar acerca de las grandes cosas que Dios ha venido haciendo en sus vidas desde aquel trascendental encuentro con el hombre de Dios.

Económica y profesionalmente han sido bendecidos inmensamente. Cuando estuvieron en La SCOAN por primera vez, vivían de alquiler, y ahora tienen casa propia y alquilan a su vez otras propiedades. Dios también los ha bendecido con varios autos. Más adelante, el doctor recibió una llamada de una agencia de las Naciones Unidas que trabajaba para la prohibición de las armas químicas. Él ya había enviado su solicitud en otras tres ocasiones para entrar a trabajar como parte del cuerpo de especialistas en desarme químico y en producción, pero había sido rechazado, a pesar de contar con un doctorado. Pero gracias al toque ungido que había recibido del hombre de Dios, recuperó la energía necesaria para volver a presentar su candidatura.

El doctor Anthony.

Para gloria de Dios, estuvo entre las treinta y dos personas elegidas entre distintos países del mundo para participar en este programa de formación. También fue el único nigeriano seleccionado para una entrevista telefónica. Antes de esa entrevista, el doctor Anthony ungió su teléfono con el Agua de La Mañana, pidiéndole al Dios del Profeta T.B. Joshua que lo condujera al éxito. Durante la entrevista, todos los panelistas quedaron impresionados con sus respuestas y le dieron una excelente calificación. Dos semanas más tarde, recibió una carta oficial en la que se le notificaba que había sido seleccionado para el programa de formación.

Aquel mismo día, recibió un mensaje de otra de las agencias de las Naciones Unidas, el Instituto de Naciones Unidas para la Formación y la Investigación (UNITAR, por sus siglas en inglés), en concreto del programa del Sistema Globalmente Armonizado para la Clasificación, Etiquetado y Embalado de Químicos. Esta Agencia de Naciones Unidas dirige un programa de formación online sobre la regulación de químicos y para cualquier profesional químico que desee sobresalir en este campo, ha de completar este estudio con buenas calificaciones. El doctor Anthony se llevó la grata sorpresa de ser admitido en esta agencia y de que, además, corrieran con los gastos de su manutención.

Una vez enrolado en el programa, siguió estudiando a la luz de la Palabra de Dios. Siempre que tenía ante sí una batería de exámenes, acudía a La SCOAN para recibir del manantial de unción que fluye siempre durante cada Servicio Dominical. Cuando se publicaron las notas, descubrió que había obtenido la magnífica calificación de un 9,2, por lo que fue felicitado.

Durante su testimonio, dejó salir la avalancha de felicidad y agradecimiento que sentía por Dios. Su esposa dio las gracias al Creador por Su lealtad inquebrantable, y añadió que el flujo de bendiciones ha seguido siendo para ellos un glorioso y continuo flujo. El doctor Anthony dejó para la congregación unas sencillas palabras: «Comprométanse con la Palabra de Dios, porque Dios se halla en Su Palabra».

QUEMADO HASTA QUEDAR IRRECONOCIBLE

El señor Eric y su esposa.

Mientras trabajaba en una central eléctrica, Eric y su supervisor se vieron envueltos en una violenta explosión, a resultas de la cual se provocó un pavoroso incendio. El supervisor logró escapar del lugar, pero Eric quedó atrapado por el fuego y recibió quemaduras tan intensas que quedó irreconocible. Su estado revestía tanta gravedad que fue trasladado rápidamente a la Unidad que Quemados de un hospital en Ghana, y debido a la severidad de las quemaduras y al trauma concomitante, este electricista ghanés entró en coma.

Cuando su esposa llegó a su lado, dudó incluso de que se tratase de su esposo. Corrió a casa en busca del Agua de La Mañana, deteniéndose solo para orar con el Profeta T.B. Joshua a través de Emmanuel TV y ministró el Agua de La Mañana en unas fotos de Eric, pidiéndole al Dios del Profeta T.B. Joshua que interviniera y le salvara la vida.

Luego volvió al hospital y ministró el Agua de La Mañana en su esposo, diciendo: «Dios del Profeta T.B. Joshua, pongo a mi esposo en Tus manos. Te ruego lo cubras con la sangre de Jesús. Creo que Tú serás capaz de salvarlo y liberarlo de esto. Este no es nuestro destino, en el nombre de Jesús». Después de ministrarle el Agua de La Mañana, colocó una Calcomanía de la Unción bajo la almohada.

Visitaba a su esposo a diario y le ministraba el Agua de La Mañana. Poco a poco, su estado comenzó a mejorar y recuperó la consciencia. Un día, los médicos se alarmaron por el estado de sus pulmones, ya que había inhalado fluidos peligrosos durante la explosión, pero ella, sin alterarse por el miedo de los médicos, continuó ministrándole el Agua de La Mañana y, tras unos pocos días, Eric quedó completamente sanado.

Durante su testimonio del pasado domingo, Eric corroboró la narración de su esposa, y afirmó que nada más sentir que le ministraba el Agua de La Mañana, comenzó a respirar con normalidad y recuperó la consciencia. «Dios ha restaurado toda mi piel, que había quedado quemada hasta el punto de resultar irreconocible, y me ha salvado la vida, en el nombre de Jesús», declaró ante Emmanuel TV, no sin darle también las gracias a su esposa por no haberse rendido al miedo y a la autocompasión. Y su consejo fue que siguiéramos confiando en Dios como nuestro libertador y protector en momentos de infortunio.

UNA JOVEN CAMINA EN PRESENCIA DE DIOS

El Profeta T.B. Joshua ministrando sanidad en la joven Omolade.

La señorita Omolade caminando luego de su sanidad

La joven Omolade, de veintiún años de edad, estaba en lista de espera para ser intervenida quirúrgicamente por obstrucción intestinal, quistes en los ovarios y tuberculosis; de hecho, venía con el gotero puesto del hospital. El Profeta T.B. Joshua se acercó a orar por ella, se volvió a los padres y dijo: «Les conozco a ustedes pero no conozco a su hija. Esta joven debería ser ujier o estar en el Departamento de Juventud de la iglesia, pero ella se ha negado a venir y ustedes se han negado a traerla. Estos departamentos están para que sus hijos puedan cobijarse a la sombra protectora de Dios y aprender las cosas de Dios. Esta es la causa de su problema».

Siguiendo la instrucción en justicia, la familia se arrepintió sinceramente y prometió a Dios no volver a apartar jamás a su familia de Su presencia. Una vez se hizo este compromiso, la sanidad llegó de manera instantánea; Omolade salió del auto y caminó libremente, sanada por el Señor.

Padres, instruyan a sus hijos en lo que deben hacer y cuando sean mayores, no se marcharán. Los hijos son un regalo de Dios, y lo que viene de Dios, vuelve a Dios. Deja que el Señor encuentre a tus hijos en Su casa. Si ahora se han alejado de Él, aún no es demasiado tarde. Tal y como Omolade recibió la corrección y volvió a Su presencia, ¡lucha para tocar a Jesús y recibir restauración y reconciliación, en nombre de Jesús!

CÁNCER EN SANGRE DESTRUIDO POR UN RAYO DE DIOS

La señora Victoria Jimmy.

Perder pelo y vomitar sangre había llegado a ser el día a día de la vida de Victoria Jimmy, ya que estaba enferma de cáncer en la sangre. Debido a su estado, llevaba sin trabajo cinco años y como resultado, vivía en la más abyecta pobreza. Con la esperanza de un mañana mejor, Victoria decidió visitar La SCOAN, donde se unió al Profeta T.B. Joshua en el Servicio Dominical en vivo, cuando el hombre de Dios dirigía la oración de la congregación: «Griten: ¡Jesucristo, que se haga la luz!»  Mientras Victoria oraba, vio un espíritu a

l que cortaban la cuerda con que la sujetaba a ella y comenzó a sentir arcadas como si fuera a vomitar.

Clamando por su victoria sobre la enfermedad y la pobreza, volvió a casa y casi

de inmediato comenzó a ver señales de sanidad. ¡Su cuerpo recuperó las fuerzas y volvía a nacerle el pelo! Con una confianza recién descubierta y una fe firme en Dios, buscó trabajo y la llamaron para una entrevista.

La señora Victoria Jimmy.

Como espectadora fiel de Emmanuel TV, saludó a su entrevistador con un «¡Buenos días!», y tras el saludo se llevó la enorme sorpresa de que cuanto debía hacer era firmar el contrato de tres meses y ponerse a trabajar. ¡A Dios sea la Gloria! Dos meses después, su puesto temporal pasó a ser fijo y fue ascendida a Asistente del Agente Inmobiliario. Pero su testimonio no concluye aquí. Un día, el Profeta T.B. Joshua se le apareció en sueños y le dijo que abriera una granja. Ella obedeció en justicia, y ahora tiene más de cincuenta acres de tierra fértil conñame, cebollas y yuca, además de cuarenta vacas productoras de leche.

Su testimonio es una exhortación para todos acerca de que la obediencia es el camino para la sanidad, la bendición y la libertad en Jesucristo.